¡Marranazo al representante Charlie Hernández!

NR – El Gobernador Luis Fortuño es respetado, admirado y preferido por miles de electores independientes, populares e independentistas, lo que se debe estudiar detenidamente. Por eso los directivos de AGP intentaron crear un grupo de PNP’s con AGP, pero nunca lograron credibilidad ni apoyo electoral. Los unicos aliados al PPD son los Neo-Comunistas, anarquistas, eco-terroristas, terroristas y Anti-Todo.

¡Marranazo al representante Charlie Hernández!

27 de abril de 2012 – OpiniónPolíticaPuerto Rico – 

La demagogia del representante Charlie Hernández es algo serio.

EL VOCERO / Archivo / Luis Alberto López

Su argumentación, sin evidencia científica alguna, en contra del aumento de penas en el caso de la agresión sexual contra mujeres, vertido en la Cámara de Representante el pasado lunes 23 de abril, rompió el barómetro del machismo. El señor Hernández argumentó que en el caso de agresiones sexuales no se debe duplicar la pena de 25 años máxima, tan siquiera a 50 años, para acercarlo a la pena máxima de 99 años por asesinato en primer grado como era antes, porque los violadores matarían a sus víctimas.

Le recuerdo que la violación aparejaba una sentencia máxima de 99 años al amparo del Código Penal del 1974 hasta el 1 de mayo de 2005, cuando entró en vigor el Código del ‘Toallazo al Criminal’. De acuerdo con su lógica para no aumentar la pena en los casos de violación, la tasa de 20,645 asesinatos en Puerto Rico entre el 1974 a 2005 hubiese aumentado por los mismos 13,420 casos de violación informados a la Policía en ese periodo de tiempo; ello sin contar con los casos de agresión sexual conyugal que no aparecen como delitos Tipo I.

¿El representante Charlie Hernández (PPD) tiene el dato científico entre el 1974 y el 2005 de cuántas mujeres fueron violadas y asesinadas en unos mismos hechos, ya que corrían la misma suerte en cuanto a su sentencia de 99 años? ¿De los 20,645 asesinatos perpetrados entre el 1974 al 2005, cuántos fueron casos de violaciones y asesinatos perpetrados a la vez? ¿Dónde están los estudios científicos de entrevistas a asesinos-violadores en que admitan que mataron a sus víctimas a la vez que las violaron, como usted afirmó porque de todas formas iban a cumplir la misma sentencia? Y de ser así, ¿se merecen o no la sentencia máxima de 99 años o va a decir que la mujer lo provocó, y por ende, se le debe otorgar el atenuante a la hora de sentencia, según el Artículo 71 del Código Penal vigente? De las violaciones-asesinatos que usted alega se perpetran, ¿cuántos casos se esclarecen y se procesan? ¿Qué sentencias fueron dictadas? ¿Cuántas transacciones bajaron el delito y la pena?

Lo único que dijo el representante del PPD que pudiese tener algo de peso es que los victimarios saben que no los van a “atrapar”. A eso añadiríamos, si los “atrapan”, lograr su convicción es cuesta arriba y que se dicte una sentencia severa para separarlos de la sociedad es más difícil aún. Solamente, les recuerdo el caso de Carolyn Sánchez Ortiz, de 29 años de edad, quien fue asesinada a tubazo limpio por su exparejo. El Código Penal del 2004 leniente le permitió al Tribunal determinar una convicción por asesinato atenuado en contra del femicida Leslie Javier Álvarez, con una sentencia de 8 años. Representante Hernández, ¿qué le pareció su aportación a que se nos pueda matar a tubazo limpio y ello acarree una pena de un máximo de 8 años? La desvaloración de la vida y la dignidad de una mujer, ¿es o no una invitación a que nos maten a tubazo limpio? El disuasivo consiste en que en la medida que estás guardado y separado de la sociedad no vas ni a violar, ni a matar a una persona en la ‘libre comunidad’.

Una mirada analítica de las estadísticas de los casos de violación informados a las Policía expone un cuadro contundente. En el 1977, cuando se inauguraron los servicios del Centro de Ayuda a Víctimas de Violación (CAVV) por la voz activista del CAVV, se aumentó la cifra de casos reportados a la Policía a 792, de 647 casos informados el año anterior (1976). Una vez se enterró el activismo del CAVV, y se redujeron las sentencias en los casos de agresión sexual de un máximo de 99 años a 25 años máximo en el 2005, ya en el 2010 se informaron escasamente 39 casos, mientras que en el 2011 se informaron 45 casos de violación a la Policía. Interesante el que la tendencia de disminución en casos de violación informados a la Policía había bajado a 199 casos en el 2004, pero una vez entró en vigor el Código en el 2005, la picada fue mayor a escasamente 45 casos en el 2011.

Un dato que se destaca en dirección de buscar servicios que no impliquen informar a la Policía de Puerto Rico para el procesamiento criminal pertinente, es la cifra de casos activos de violencia sexual informados a los hospitales en sus salas de emergencia. En el Informe del CAVV y el Departamento de Salud, que cubre entre 2000 al 2006, se destaca que sí hubo un aumento de víctimas de agresión sexual que fueron a buscar servicios médicos registrándose 1,055 casos (P32). Del total de éstos casos que acudieron a las salas de emergencia entre el 2005 al 2006, un 42.4% son casos de violación; o sea 443 casos (P33). No obstante, a la Policía de Puerto Rico, solamente se le informaron 169 casos de violación en el 2005, y 118 casos de violación en el 2006. Ello quiere decir que solamente un 38% de víctimas de violación que acudió a las salas de emergencia en el 2005 informan a la Policía de Puerto Rico; y en el 2006 dicho porciento de casos informados a la Policía bajó a un 27%.

Por lo tanto, ¿las víctimas sobrevivientes entienden que no vale la pena exponerse en contra de las amenazas de muerte que posiblemente sí sufrieron al momento de someterlas a la violación, para asumir el riguroso trámite de justicia criminal, si luego sus victimarios van a salir a la calle en un pestañear de ojo y podrían cumplir su promesa de matarlas por “haberlo metido preso”? Aparte de que no se están manteniendo las agresiones sexuales conyugales como parte de dichas estadísticas de violación, puede que lo que haya ocurrido sea que  proporcionalmente a la inversa de la rebaja en casos informados, ha aumentado la desilusión y falta de confianza en las autoridades de orden público para incoar el trámite de justicia criminal.

En fin, hay que cuestionarse si la disminución en las sentencias para el delito de violación tuvo un efecto directo para que las víctimas optaran por no informar a la Policía. Señor representante Hernández, provea los estudios científicos que demuestren que equiparar la sentencia para violación a asesinato en primer grado, como fue entre el 1974 al 2005, produjeron más asesinatos de mujeres. Al momento, todo parece señalar que las mujeres no informan a la Policía, si no se les protege encerrando por un tiempo largo a sus violadores tras barrotes.

Comentarios: angueira.azote@gmail.com 

***************

Vea El Club PPD del Billón en http://www.facebook.com/alertaprogresista

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/