La Pava consolidá

La Pava consolidá

23 de mayo de 2012 – OpiniónPolítica – 

“Los que apuesten a la total ineptitud de Agapito, no cuentan con la obsesión compulsiva que tiene este país por la mediocridad colonial”.

EL VOCERO/ Archivo

Nueva encuesta corta de Stanford Klapper. La derrota está cantada. En los últimos 14 meses, en Puerto Rico se han publicado 9 encuestas de tres firmas y medios completamente distintos en sus líneas editoriales. Los números podrán variar en algo, dependiendo de la fecha de la medición y de la naturaleza, pero nadie puede negar: (1) que en ninguna de las 9 encuestas ni el PNP ni Fortuño salen al frente del Partido Popular; y (2) que en todas en las que se mide la intención plebiscitaria, la Estadidad y el anticolonialismo están al frente o competitivos.
Según los números de afiliación, el PNP está bien jodío. El Partido Popular recupera adeptos hasta llegar a un 37%, que es aproximadamente un 85% del 42% de sus votos obtenidos bajo la insignia de la Pava en las generales del 2008. O sea, está consolidado. El PNP, por su parte, continúa rezagado en su base de afiliados y un 35% de su electorado está borrado de las pantallas de radar. Cuatro de cada 10 están ‘encabritaos’ con los de su estirpe.

El etiquetaje partidista es un parámetro vital, para medir la energía interna de los partidos y la dinámica de agregado o pérdida de votos de un periodo a otro. La encuesta corta que publicó esta semana EL VOCERO, demuestra que el anticolonialismo y la Estadidad están más fuertes que el PNP con un 41%, y si tomamos los resultados de las ocho encuestas publicadas anteriormente por los demás medios, los políticos de la Palma están más atrás que su partido y ahí es donde está la escritura. Yep. El equipo Fortuño tiene una estrategia chueca con un defecto estructural catastrófico. Las prioridades del elector están ancladas en la ideología que vuela viable; mientras que las prioridades del partido estancado están centradas en los candidatos rastreros. Ese es mi análisis de todas las encuestas en lo que llamo mi ‘Poll the Polls’.

Al igual que en la encuesta anterior de Stanford Klapper, publicada en el mes de febrero, los partidos siguen estadísticamente pareados en la fuerza de sus bases de afiliados, pero el PPD solidifica la base más rápido y eficaz que el disgustado PNP. El 35% de los electores PNP que están dispuestos a identificarse con la Palma, están todavía bien por abajo del 53% de los votos obtenidos bajo su insignia y el 54% de los votos íntegros que recibió en las elecciones del 2008. El PIP, por su parte, refleja un 2% de los votos, levemente mejor al 1.8% de los votos íntegros que recibió en las elecciones del 2008, con un aliciente mayor: su candidato a gobernador, Juan Dalmau, debiera correr mejor que su partido, según levante la campaña.

La ‘nivelación’ y el delicado ‘equilibrio’ de fuerzas que demuestra esta encuesta a 6 meses de la decisión, es música a los oídos del retador Partido Popular. Contrario a la sabiduría convencional, el PNP ya no tiene un corazón del rollo mucho mayor que el de la Pava. Eso quiere decir que no tienen ‘flautista de Hamelín’ y que la Palma y sus candidatos van en dirección contraria a la Estadidad: con resta de electores se quedarán cortos de la reválida. Claro está, los tres sectores están inexorablemente atados, ya que la Estadidad no prosperará sin una campaña centrada en la descolonización y los políticos del PNP no levantarán cabeza si la Estadidad y la descolonización no los cargan con efecto tirabuzón.

El Partido Popular parece haber ganado terreno en los municipios de la zona metropolitana. Malas noticias pa’ los caciques de la Palma de nombres Santini, O’Neill, Rivera y Vega Borges. Sin duda alguna, el desmadre de las primarias del PNP, las trampas del alcalde Héctor O’Neill y el robo de las del Distrito 6, tienen que haber repercutido negativamente en las lealtades partidistas del PNP en un municipio y zonas aledañas que, hasta entonces, se ufanaban de ser capitales de la Palma. Los estrategas de Fortuño también tienen dificultades en convencer electores de la clase pobre, e inclusive de las clases más adineradas donde está la mayor fuente de donativos verdes. Las mujeres tienden a identificarse mucho más con el PPD y la Pava goza de mayores simpatías entre los electores mayores de 50 años, que históricamente son los más inclinados a votar el día de las elecciones.

Aunque el PNP parece haber detenido la sangría de afiliados que se registró a principios de este año, ni el Partido ni Fortuño saben como consolidar su base estadista. Lo que parece indicar un descontento de fondo de los electores con partido y candidato y el desatino de una estrategia suicida anclada en el candidato y la quincalla usual. No obstante, el hecho de que los dos partidos estén más o menos nivelados en base, plantea la posibilidad de que esta elección todavía pueda ser rescatable para el PNP, en un momento de una crisis histórica en que los electores de todo el mundo están emitiendo voto castigo en contra de los gobiernos incumbentes que han tenido que manejar la crisis de solvencia y la gran recesión de principios de siglo 21.

Peor aún, el ELA Soberano en libre asociación está pareado a la Estadidad y la retranca del ELA viene para arriba con el ‘No’. Los populares votan por la soberanía porque lleva la etiqueta del ELA; otro error garrafal de los genios del PNP. Irónicamente, ahora más que nunca, el PNP depende de los estadistas ‘desafiliados’ para que lo salven de la derrota.

¿Es inevitable esta ‘derrota’ anunciada? ¿Es salvable la campaña del PNP? Sí lo es. Si saben como armar una campaña exitosa para una histórica remontada. Lo primero que tienen que cambiar son sus prioridades y enmendar la consulta. La relección y candidaturas son secundarias y dependen de una victoria contundente de la Estadidad y del ‘No’ descolonizador. Solo esa variable tiene potencial. Los que apuesten a la total ineptitud de Agapito, no cuentan con la obsesión compulsiva que tiene este país por la mediocridad colonial.

El PNP tiene dos opciones: o cambia de candidato y su equipo de la ‘gangaquedisparaalrevés’ para que el PNP pueda competir con una ‘cara nueva’ en otra elección ‘trililí’ colonial, o se ponen las pilas, se enrollan las mangas, rediseñan su estrategia y dejan de seguir jugando en la trampa insuperable de los jueguitos de quién administra peor la cochambra colonial. Si ese es el paradigma, el Pueblo volverá a votar por el más inepto y a repetir mediocridad del no cambio en el círculo colonial…

************************

La integridad ni se vende, ni se compra

28 de junio de 2012 – OpiniónPolítica, – 

Desde que EL VOCERO esta semana sacó la historia de los pillos de agua del comité de Yulín, un gran sector de la prensa le ha caído a palos a los compañeros de EL VOCERO, y al propio VOCERO, porque aparantemente tocamos una fibra neurálgica.

En Puerto Rico no se pueden tocar vacas sagradas del coloniaje. Yulín es una vaca sagrada de esa Prensa que es la guardia pretoriana de todo lo que es coloniaje en Puerto Rico, y ese es su derecho. Lo que no tienen derecho es hacer canallas. Lo que no tienen derecho es a cuestionar la credibilidad o la integridad de los que pensamos distinto y decir que es que nos compraron.

Los que han seguido mi carrera, durante los pasados treinta y cinco años, saben que Luis Dávila Colón desde que nació es estadista, y que he estado con esta boqueta y con esta pluma hablando con la posición americana, la posición editorial que siempre he tenido. Y lo mismo pasa en EL VOCERO, desde que se fundó por Gaspar Roca. EL VOCERO de Puerto Rico ha sido un periódico anticolonialista de línea editorial estadista. Eso no quiere decir que los 250 compañeros que laboran en EL VOCERO sean estadistas o que compartan la línea editorial de los dueños del periódico. Son dos cosas distintas.

De hecho, le sorprenderá a muchos saber que en EL VOCERO de Puerto Rico la vasta mayoría no es estadista, lo que demuestra la liberalidad, la flexibilidad y el humanisno de sus dueños, porque los seres humanos, los profesionales se evalúan a base de su ejecutoria, no a base de lo que piensen o lo que hacen.

Ayer salió a trascender de que existe un contrato de un millón de dólares y Jorge Santini, y ciertamente hay contrato de publicidad como hay contratos de publicidad con todos los medios de comunicación cada vez que el gobierno o un gobierno lo pone. Lo que no sabe la gente es que ese contrato es un contrato que esta hecho por una deuda que había en patente de EL VOCERO con el gobierno municipal de San Juan, y obviamente hacen un acuerdo. No que le estén pagando la conciencia a nadie.

Las conciencias no se compran, la integridad profesional no se compra. Aquí nadie cuestionó en los años 2001 y 2002 cuando el gobierno de Sila Calderón y del Partido Popular le dieron a El Nuevo Día, una emsión de bonos de 135 millones de dólares, que en la historia jamás se había dado. Ni cuestionaron, cuando prohibieron lo del cemento importado. Eso no quiere decir que compraron la conciencia de los Ferré Rangel…

Las líneas editoriales no tienen nada que ver con lo que usted compra o con lo que le pueden comprar. Las líneas editoriales tienen que ver con la filosofía y las prioridades de los dueños de los periódicos, los dueños de los medios y de aquellos que dirigen. Tampoco reflejan necesariamente la opinión de los periodistas que trabajan allí, ni la integridad.

Entonces de momento aquí todo el mundo histérico porque EL VOCERO fiscaliza al Partido Popular. Muy bien, y el Nuevo Día fiscaliza al PNP. Que bueno, que bueno que hay un balance, que hay dos medios, uno supergigante y otro más pequeño con líneas editoriales opuestas, donde todo el mundo puede evaluar lo que está pasando.

¡Qué maravilloso! Malo es cuando hay monopolio.

Lo que importa para los que trabajan en EL VOCERO, saben lo qué es: el taller de trabajo. Los 250 padres de familia, eso va sobretodo y ante todo mantener el taller el trabajo. Y para aquellos que trabajamos en la línea editorial, mantener el balance de por lo menos que haya un recurso editorial que refleje, que coincida con lo que es la otra mitad del país que se censura y se veda. Me refiero tanto a estadistas como independentistas del PIP, que son la mayoría del País cuando usted lo suma y que quedan excluidos.

Mi opinión no tiene precio, pero tiene mucho valor, y lo mismo que digo de mi opinión lo puedo decir de EL VOCERO, la opinión de EL VOCERO no tiene precio, no hay quien la compre. Pero aparentemente tiene mucho valor, porque estamos alterando algunos espíritus. Algo bueno tienen que estar haciendo los reporteros de EL VOCERO, cuando de momento han desatado esta ira.

Yo estoy acostumbrado a esto… a ser el ‘Bad Boy’ del periodismo en Puerto Rico, a que me digan tusa… eso va con el territorio de ser un estadista, abogado y a la misma vez miembro de la prensa en Puerto Rico, me quieran o no me han tenido que chupar.

Mis compañeros de EL VOCERO no están acostumbrados a esto, no tienen culpa de esto. Ustedes pueden insultar a sus dueños, a su presidente, a éste servidor, pero no toquen, no se atrevan cuestionar la decencia, la integridad y el profesionalismo de nuestros reporteros.

Con eso lo he dicho todo.

Foto: ( aburrido? entra al chat  chateame.net  )

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/