AGP: Presidente pero no el líder

Es el presidente pero no el líder

27 de agosto de 2012 – OpiniónPolíticaPuerto Rico – 

“Las personas prefieren seguir a un individuo a quien saben donde está parado”

EL VOCERO/Archivo

La democracia representativa –aun con sus defectos– es el mejor sistema de gobierno que existe. Pero para ser efectivo, es necesario que quienes mediante el voto elijen a los que regirán su destino, estén debidamente informados respecto a las opciones que se le presentan para asumir el liderato del País. Para esto es necesario conocer las características y destrezas que los expertos consideran esenciales en los líderes.

Estas son:
• Tener una clara visión respecto a las metas y objetivos a corto y largo plazo en cuanto hacia donde se quiere dirigir al país o a la organización.
• Transmitir claramente y con valentía esa visión a otros para conseguir comprometerlos con ella y lograr que los sigan. Los inspiran.
• Lograr la confianza de los subordinados por la consistencia de sus planteamientos. Sus acciones son consistentes con lo que dicen.

Los seguidores del verdadero líder siempre tienen claro donde este está situado y hacia donde se dirige, sin ambigüedades ni titubeos. Las personas prefieren seguir a un individuo a quien saben donde está parado aunque no necesariamente estén de acuerdo con la posición que este asume, que a personas que siempre dicen estar de acuerdo con todo y todos.

Los líderes conocen bien sus debilidades, fortalezas y están siempre en disposición de mejorar.
Valorizan el conocimiento y la excelencia. No le temen a rodearse de personas capaces y talentosas.

Toman decisiones. La percepción de indecisión afecta severamente la habilidad para liderar el equipo.

No culpan a otros cuando algo sale mal… admiten los errores, toman acción correctiva, y siguen adelante.

Se dejan sentir dentro de la organización y hacen sentir a los miembros comprometidos y motivados con los fines y objetivos de esta.

Tienen carisma.

Cuando los países desarrollados y exitosos se encuentran en situaciones difíciles buscan de entre su acervo de personas inteligentes, capacitadas, maduras con probada experiencia y liderato a quien los dirija.

El Partido Popular Democrático hizo todo lo contrario. Para enfrentar una situación difícil en el País, seleccionaron como candidato a la gobernación a Alejandro García Padilla, un joven prácticamente desconocido e inmaduro, a quien con la limitada experiencia de haber dirigido una pequeña agencia de gobierno por dos años se le entregó la presidencia del PPD y la candidatura a la Gobernación.

A pesar de todos los obstáculos que este candidato ha puesto, no ha podido evitar que –según se ha expuesto ante los medios– se hayan evidenciado las serias fisuras en su personalidad y carácter… las que pretendía mantener ocultas.

La inmadurez, ambivalencia, hipocresía, ineptitud y la predisposición a mentir de este candidato se han manifestado diariamente convirtiéndose ya en rutina. La lista va desde mentir en la radicación de sus planillas contributivas, esconder información respecto al pago de sus viajes en supuestas gestiones oficiales a Dubái y Venezuela; la compra de regalos eróticos para su esposa en un antro en Seattle. Estas fisuras se evidenciaron en forma aún más dramática en las pasadas semanas cuando: manifestó desconocer la Constitución de Puerto Rico al insistir que el derecho al trabajo bien remunerado formaba parte de esta, cosa que no es cierta; vergonzosamente fue desmentido por el presidente Obama al adjudicarse un apoyo inexistente por parte de este a su candidatura a la Gobernación; viajó a Orlando para hacer campaña por el Presidente habiendo manifestado reiteradamente que él no cree en el voto presidencial.

Además de las fisuras en su personalidad, Alejandro ha evidenciando gran falta de liderato, siendo incapaz de controlar la cruenta batalla y división ideológica que se desata dentro de su propio partido entre los soberanistas (independentistas) y los que no lo son. Fue incapaz de ejercer liderato alguno permaneciendo callado y oculto –como el vela güira, oportunista que es– en un asunto de gran importancia para el País –el referéndum para enmendar la Constitución.

Tuvo el verdadero líder del PPD, Aníbal Acevedo Vilá, que dar cara y ocupar el vacío de liderato en el partido, capitaneando la defensa del ‘No’ defendido por la mayoría de sus líderes, quienes en abierto desafío, oposición y reto a Alejandro hicieron campaña para votar en contra de las enmiendas. Al triunfar la posición del ‘No’, tuvo la desfachatez de pretender adjudicarse la victoria habiendo sido derrotada su posición a favor del ‘Sí’.

Juzgue usted amigo lector si a esta persona incapaz de controlar y liderar a su partido se le puede otorgar un cheque en blanco para gobernarnos en los tiempos difíciles que se avecinan. ¡Claro que NO! Alejandro será presidente de su partido, pero no es su líder.

http://www.noalacolonia.com/2012/08/el-pueblo-en-negacion.html

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/