El plebiscito más importante de nuestra historia

El plebiscito más importante de nuestra historia

8 de octubre de 2012 – OpiniónPolíticaPuerto Rico – 

“Tanto la rama ejecutiva como la legislativa federal están muy atentas a los resultados del próximo plebiscito y muy dispuestas a actuar sobre ellos”. Parte 27 de ‘La Nueva Escuelita Estadista’

Ninguna elección, plebiscito o referéndum en la historia de Puerto Rico ha sido tan importante y trascendental como el del próximo 6 de noviembre cuando los puertorriqueños decidiremos cual será nuestro destino. Hay personas, sin embargo, que dominados por el cinismo lo denigran insistiendo que el gobierno federal no  hará caso de sus resultados. Se equivocan.

El martes pasado, el Congressional Research Service (CRS) publicó un documento titulado ‘Puerto Rico’s Political Status and the 2012 Plebiscite’ en el que se intenta preparar de antemano a los congresistas para atender los resultados del plebiscito. Por su lado, los miembros del Task Force del presidente sobre el status de Puerto Rico siguen trabajando para asegurar que el plebiscito sea definitivo. El miércoles pasado una Comisión de LULAC de Puerto Rico fue invitada a Casa Blanca para discutir como deberían ser interpretados los posibles resultados del plebiscito. En la reunión –a la que yo asistí como miembro y asesor de LULAC– se discutió todo lo relativo al plebiscito y se nos comunicó la intención del Task Force de adelantar el asunto del status pase lo que pase.

Lo unico que heredo Albi de don Luis A. Ferre fue su apellido.

Los electores de Puerto Rico deben quedar prevenidos: tanto la Rama Ejecutiva como la Legislativa federal están muy atentas a los resultados del próximo plebiscito y muy dispuestas a actuar sobre ellos. Esta vez no aplicarán la política del ‘benign neglect’ para dejar para después el asunto. Su deseo expresado de múltiples maneras es que los puertorriqueños nos expresemos claramente escogiendo un status no territorial definitivo porque el status de Puerto Rico es ya un ‘issue’ nacional americano gracias a la importancia del voto de los puertorriqueños del continente en las elecciones presidenciales del 2012.

Por eso, si escogemos de manera clara y definitiva (si gana el ‘NO’ y, en la segunda parte alguna de las tres opciones con más del 50%) en Wa-shington están comprometidos a iniciar promover legislación para la implantación de la alternativa ganadora ya sea la Estadidad, la Independencia o la Soberanía en asociación (ELA Soberano). Por su lado, Mitt Romney se ha comprometido en la campaña a impulsar la Estadidad para Puerto Rico si esa opción gana el plebiscito. Si escogemos de manera clara y contundente, nos pondríamos en camino de ser un estado o una república en el 2016, o poco después, acabando este calvario colonial de cinco siglos.

Pero, en el caso que los puertorriqueños, como producto de la mentalidad colonial o la confusión que han generado algunos, votáramos de forma que gane el ‘SÍ’ al territorio, o, que ganando el ‘NO’, ninguna fórmula no territorial obtenga una mayoría de 50%, entonces se nos hizo claro que se activaría la recomendación número 7 del informe del Task Force que lee: “Si los esfuerzos en la Isla no ofrecen un resultado claro a corto plazo, el presidente debe apoyar y el Congreso debe aprobar legislación que entre en vigor automáticamente y especifique anticipadamente para el pueblo puertorriqueño un conjunto de opciones aceptables de status que Estados Unidos está comprometido políticamente a llevar a cabo en su totalidad. Esta legislación debe conllevar el compromiso de Estados Unidos de cumplir con la decisión de Puerto Rico (siempre que sea una de las opciones de status especificadas en la legislación) y debe especificar la manera en que se tomaría dicha decisión. El Grupo de Trabajo recomienda que, para fines del 2012, el poder ejecutivo desarrolle, redacte y colabore con el Congreso para poner en vigor la medida propuesta”.

Puertorriqueños: El proceso no se va a detener. La condición colonial está condenada a perecer. El líder independentista Rubén Berríos siempre ha dicho que Puerto Rico dejaría de ser colonia el día que a los americanos les conviniera que dejáramos de serlo. Tiene razón. Ese día ha llegado. Estamos convocados el 6 de noviembre a ratificar el fin del coloniaje. A la condición territorial le ha llegado su fecha de expiración y como cualquier medicina vieja, o lata de habichuelas mohosa, debemos echarla al basurero de la historia.

En su lugar debemos y habremos de construir un nuevo Puerto Rico de progreso y solidaridad para todos. Un Puerto Rico en que estemos orgullosos de ser puertorriqueños con nuestra cultura e idioma y de ser tan americanos como cualquier otro del continente. Entonces sentiremos la satisfacción profunda de haber tomado la decisión que traerá bienestar y seguridad a nosotros y nuestra descendencia. Y con fervor patriótico buscaremos contribuir con todo nuestro esfuerzo a la gloria de la Nación americana de la que al fin seremos parte de manera definitiva como su estado 51.

Comentarios a: GarrigaPico@yahoo.com

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/