Criminalidad en Puerto Rico

NR – La mejor forma de reducir la criminalidad es apoderando a la ciudadanía a ayudar a combatirla. Por ejemplo, si se establece una compensación mínima de $40-50 Mil, civil y criminal, a los que sean responsables o convictos de apropiación ilegal, esto llevaría a los propietarios a instalar sistemas de seguridad para ajusticiar a los delincuentes. Algunos no las pagarían, pero muchos sí, ya que es dinero de drogas; y otros tendrían sentencias sobre sus costilla el resto de su vida.

Yo tengo una finca agrícola en Carite (Cayey-Guayama) para Abuelos Enseñar a Nietos a Trabajar, pero los Fourtracks la invaden a todas horas para fechorías. La Policía de Cayey no va porque dicen es Guayama, y la de Guayama porque es Cayey.   Si la Ley me concediera el poder confiscar los equipos que invaden y destruyen y contaminan los terrenos propiedad del Proyecto, y si salieran culpables y/o responsables se le impusiera una compensación o multa mínima de 40 Mil, CON UNA INVERSIÓN EN CÁMARAS Y PERSONAL DE $10 Mil produciría UN MILLON el primer año, porque muchos de los invasores están en drogas.

Otra idea es invitar a los guardias privados a colaborar con la Policía en la lucha contra el crimen. Hay diez o veinte veces más que los Policías Estatales y Municipales. Se les daría conferencias, se les llevaría al tiro al blanco, se les entregarían credenciales, y la entidad privada que los emplea le compraría un radio-teléfono para que se comunique con el cuartel más cercano. De esta forma se multiplicaría la fuerza policíaca.

La forma más efectiva es promover la participación ciudadana en forma concreta y real. Por eso el Nebraska Doctrine fue tan efectiva.

El problema es los Legisladores no se han encomendado a estudiar el asunto con la seriedad que se merece. Los exhortamos a hacerlo.

Luis Rodríguez Colón
Luis Rodríguez Colón 7:18am Jun 19
Estando en el poder el PPD a mi me asaltaron dos veces y me robaron un carro. Los populares hablan de criminalidad como si en su gobierno no había criminalidad. Estoy seguro que aquí debe haber unos cuantos que fueron víctimas de la criminalidad en administraciones populares,cuentenlo.
Buenos días: Nuestro partido y su gente están indudablemente enderezando la patria raptada por los colonialistas pipuletes del no se puede. Sin embargo, la realidad de la criminalidad es alarmante. Buscar el génesis del asuto no es fácil. Indudablemente la droga en la cultura de la narcocolonia es una variable fundamental. La droga se vende por que hay usuarios. Concepto elemental de mercadeo. Ayer entre un grupo de foristas pensamos en hacer obligatorio las pruebas de dopaje de pelo a todo aquel ciudadano que quiera recibir cualquier tipo de servicio del estado...si no hay demanda se termina la oferta. Dios nos de sabiduría para terminar esta tragedia...
Jose A. Rivera 7:35am Jun 28
Buenos días: Nuestro partido y su gente están indudablemente enderezando la patria raptada por los colonialistas pipuletes del no se puede. Sin embargo, la realidad de la criminalidad es alarmante. Buscar el génesis del asuto no es fácil. Indudablemente la droga en la cultura de la narcocolonia es una variable fundamental. La droga se vende por que hay usuarios. Concepto elemental de mercadeo. Ayer entre un grupo de foristas pensamos en hacer obligatorio las pruebas de dopaje de pelo a todo aquel ciudadano que quiera recibir cualquier tipo de servicio del estado…si no hay demanda se termina la oferta. Dios nos de sabiduría para terminar esta tragedia…
LOS PERIODISTAS Y LOS POPULARES ATACAN A NUESTRO GOBIERNO PNP POR LA CRIMINALIDAD.ESTA CRIMINALIDAD TIENE UN COMIENZO CULTURAL PATROCINADO POR LA COLONIA DESDE EL 1949.SI ANALIZAMOS CUANTOS AÑOS EL PPD HA ESTADO EN EL PODER TENDRIAMOS 65% (40 AÑOS DE ADM PPD) DE CAUSA POPULAR  DE LA CRIMINALIDAD VERSUS UN 35% (22 AÑOS DE ADM PNP).DE QUE HABLAN ENTONCES?
William H.Zegri 8:02am Jun 28
LOS PERIODISTAS Y LOS POPULARES ATACAN A NUESTRO GOBIERNO PNP POR LACRIMINALIDAD.ESTA CRIMINALIDAD TIENE UN COMIENZO CULTURAL PATROCINADO POR LA COLONIA DESDE EL 1949.SI ANALIZAMOS CUANTOS AÑOS EL PPD HA ESTADO EN EL PODER TENDRIAMOS 65% (40 AÑOS DE ADM PPD) DE CAUSA POPULAR DE LA CRIMINALIDAD VERSUS UN 35% (22 AÑOS DE ADM PNP).DE QUE HABLAN ENTONCES?
Roberto Iglesias 9:02pm Jun 27
SE PUEDE BAJAR LA CRIMINALIDAD EN PR?
Claro que si, lo unico que tenemos que hacer es lo que hacian Sila y Anibal, darle
instrucciones al Jefe de la POLICIA que deje a los NARCO TRAFICANTES operar y
cuando puedan les brinden apoyo. Olvidarnos de los PUNTOS DE DROGA y permitir
que nuestra juventud siga endrogandose hasta caer al piso. Podemos bajar
la criminalidad si nos UNIMOS a los NARCOS y le hacemos la vida mas facil y permitimos que los jueces no impongan penas severas a los que son puestos preso.
Hagamos una marcha pidiendo que seamos TOLERANTES CON LOS NARCOS y que
la policia solo intervenga en algunas peleitas tontas en las playas y caserios.
Digamosle SI a las DROGAS. SI A LAS DROGAS Y A LOS NARCOS como anibal y
Sila.
Qué propondrías para detener el auge de la criminalidad? Sondeos  Aumentar el número de policías 5% Incrementar el patrullaje 24% Implantar la pena de muerte 42% Medidas concretas contra la pobreza 29%  Ya es hora de enmendar la constitucion, A limitar el derecho a fianza basado en el delito y el crminal de profesion y aceptar la pena de muerte como castigo a los crimenes como la masacre de pajaros.
Enrique Veglio 12:25am Jun 28
Qué propondrías para detener el auge de la criminalidad?
Sondeos 

Aumentar el número de policías
5%
Incrementar el patrullaje
24%
Implantar la pena de muerte
42%
Medidas concretas contra la pobreza
29%

Ya es hora de enmendar la constitucion, A limitar el derecho a fianza basado en el delito y el crminal de profesion y aceptar la pena de muerte como castigo a los crimenes como la masacre de pajaros.

La logica que se le da a esto es que la colonia es la que a creado y promueve las condiciones para estos numeros aterrantes de criminalidad. Si se analiza todas las medidas o estandares de calidad de vida el ELA esta primero en lo negativo.Al resolver el status y traer un nuevo modelo economico ya sea en la estadidad o la independencia se comenzaron a ver la luz al final del tunel. Nunca a existido una colonia que este en mejor condicion que la metropoli...
Rafael Giraud 4:49pm Jun 21
La logica que se le da a esto es que la colonia es la que a creado y promueve las condiciones para estos numeros aterrantes de criminalidad. Si se analiza todas las medidas o estandares de calidad de vida el ELA esta primero en lo negativo.Al resolver el status y traer un nuevo modelo economico ya sea en la estadidad o la independencia se comenzaron a ver la luz al final del tunel. Nunca a existido una colonia que este en mejor condicion que la metropoli…
Buenos días: Nuestro partido y su gente están indudablemente enderezando la patria raptada por los colonialistas pipuletes del no se puede. Sin embargo, la realidad de la criminalidad es alarmante. Buscar el génesis del asuto no es fácil. Indudablemente la droga en la cultura de la narcocolonia es una variable fundamental. La droga se vende por que hay usuarios. Concepto elemental de mercadeo. Ayer entre un grupo de foristas pensamos en hacer obligatorio las pruebas de dopaje de pelo a todo aquel ciudadano que quiera recibir cualquier tipo de servicio del estado...si no hay demanda se termina la oferta. Dios nos de sabiduría para terminar esta tragedia...
Jose A. Rivera 7:35am Jun 28
Buenos días: Nuestro partido y su gente están indudablemente enderezando la patria raptada por los colonialistas pipuletes del no se puede. Sin embargo, la realidad de lacriminalidad es alarmante. Buscar el génesis del asuto no es fácil. Indudablemente la droga en la cultura de la narcocolonia es una variable fundamental. La droga se vende por que hay usuarios. Concepto elemental de mercadeo. Ayer entre un grupo de foristas pensamos en hacer obligatorio las pruebas de dopaje de pelo a todo aquel ciudadano que quiera recibir cualquier tipo de servicio del estado…si no hay demanda se termina la oferta. Dios nos de sabiduría para terminar esta tragedia…
Mientras en el ELA la criminalidad es cada vez peor, en los Estados la criminalidad lleva BAJANDO VEINTE AÑOS  ...
Raul Soto 3:20pm Jun 21
Mientras en el ELA la criminalidad es cada vez peor, en los Estados la criminalidad lleva BAJANDO VEINTE AÑOS …
Theories on why US crime is falling 

www.bbc.co.uk

For more than a decade, crime in the US has been falling, with a sharp drop in the last two years, despite the recession. Why?

Parece que el naive no sabe nada de la historia de los tratos de su partido con los presos, incluyendo sacarlos antes de tiempo, y el frosting del bizcocho, el nuevo codigo penal............
Mariadelos Soto 2:24pm Jun 19
Parece que el naive no sabe nada de la historia de los tratos de su partido con los presos, incluyendo sacarlos antes de tiempo, y el frosting del bizcocho, el nuevo codigo penal…………
Yo estoy a favor de los toques de queda. Vivo en un condado donde hay toque de queda para menores de 16 años, y ha producido una dramático reducción en la criminalidad, combinado con la ordenanza que prohibe vender bebidas alcoholicas después de las 2 de la mañana. Hace 10 años este condado tenía una alta incidencia criminal. El año pasado hubo cero asesinatos.
Rafael Serra 5:56pm May 23
Yo estoy a favor de los toques de queda. Vivo en un condado donde hay toque de queda para menores de 16 años, y ha producido una dramático reducción en lacriminalidad, combinado con la ordenanza que prohibe vender bebidas alcoholicas después de las 2 de la mañana. Hace 10 años este condado tenía una alta incidencia criminal. El año pasado hubo cero asesinatos.

 

Descendió criminalidad en EE.UU. en 2010: FBI

Tiempo de lectura: 1′ 17” | No. de palabras: 193 – WASHINGTON, AFP – 11:21 | LUNES 23/05/11

La criminalidad continuó bajando en Estados Unidos en 2010 con una disminución de 5,5% del número de asesinatos, violaciones, agresiones y robos agravados, según las estadísticas preliminares de la policía federal estadounidense (FBI) publicadas el lunes.

En relación con 2009, los asesinatos disminuyeron 4,4%, las violaciones 4,2%, los robos agravados 9,5% y delitos de golpes y heridas 3,6%.

Ya en 2009, la criminalidad había retrocedido un 5,3% según las cifras definitivas del FBI, que sumaban más de 1,3 millones de crímenes violentos cometidos en el país.

Geográficamente, en 2010 el descenso de los crímenes fue más fuerte en el sur (-7,5%) , seguido del centro-oeste (-5,9%) , el oeste (-5,8%) y el noreste en una menor medida (-0,4%) .

El número de asesinatos cayó mucho (-25,2%) en los pequeños poblados de menos de 10.000 habitantes. Sin embargo, en las ciudades importantes, con una población de entre 250.000 y 500.000 habitantes, los asesinatos aumentaron un 3%.

La reducción de la criminalidad se acompaña también de una disminución de los robos de bienes (robos con infracción, robos de coches) que han disminuido 2,8% en relación con 2009, cuando ya retrocedían un 4,6%.

 

Opinión | jueves 23 de junio 2011logo laprensa 

Criminalidad y corrupción institucionalizada

La reunión de alto nivel sobre la violencia en Centroamérica, que se ha realizado esta semana en Guatemala con participación de los presidentes de México, Colombia y Centroamérica, de la secretaria de Estado de Estados Unidos de Norteamérica y representantes de España y la Unión Europea, confirmó la gravedad del problema del crimen organizado en esta región de las Américas.

La situación de la criminalidad y la inseguridad pública tiene, como se sabe, dos dimensiones. Una es la del crimen organizado, en el cual se incluye entre otros grandes negocios ilícitos la producción y tráfico de drogas prohibidas, que generan un elevado índice de criminalidad y constituyen la principal preocupación de los políticos gobernantes, tanto por su responsabilidad de mantener la seguridad y estabilidad de los países que gobiernan, como por el temor a ser sustituidos en la posesión del poder por los capos mafiosos que son cada más vez más ricos, poderosos e influyentes.

La otra dimensión de la criminalidad es la que sufre la gente común en las ciudades y zonas rurales, donde los asaltos, robos, homicidios y crímenes de toda clase castigan cruelmente a la población, a diario, a cualquier hora y en el lugar que sea, convirtiendo en burla la aseveración de las autoridades policiales de que Nicaragua es el país más seguro de Centroamérica.

En el marco de la reunión de esta semana en Guatemala se volvió a difundir la ya conocida información de Naciones Unidas, de que Centroamérica es actualmente la zona más violenta del mundo, pues ocurren unas 33 muertes causadas por acciones criminales por cada cien mil habitantes, mientras que el promedio mundial es de ocho por cien mil. Pero es preciso aclarar que no todos los países centroamericanos tienen ese alto índice de criminalidad, el cual es mucho más alto en los estados que integran el triángulo del norte, o sea Guatemala, El Salvador y Honduras, mientras que en Costa Rica el porcentaje es de 11 homicidios por cada cien mil personas, en Nicaragua 13 y en Panamá 19.

 

Como siempre ocurre en las reuniones intergubernamentales sobre la violencia y el crimen organizado, lo que más se discute en ellas es el financiamiento de la lucha contra la criminalidad. Para algunos gobernantes, lo principal es obtener cuantiosos recursos económicos para supuestamente destinarlos a la lucha contra el crimen, pero en realidad malgastan buena parte de ellos o los desvían hacia otros destinos.

En la reunión de Guatemala se ha cifrado en unos 6,500 millones de dólares, la cantidad necesaria para financiar una lucha efectiva contra la violencia en Centroamérica. No obstante el Banco Mundial y el Banco Interamericano prometieron aportar únicamente 1,500 millones de dólares, en tanto que Estados Unidos, que es el socio rico en esta empresa internacional de seguridad, solo aseguró 40 millones de dólares adicionales a los 260 millones que ya está aportando, para sumar 300 millones anuales.

Sin duda que es muy importante y necesario que los gobernantes se preocupen por mejorar las estrategias y reforzar la lucha contra el crimen organizado, particularmente el narcotráfico que es el que genera la violencia más extendida, sangrienta y cruel. Pero resulta muy difícil entender cómo podrían combatir de verdad el crimen organizado, gobernantes que ellos mismos practican en el poder una especie de crimen organizado de carácter político. Gobernantes que violan la Constitución y las leyes, atropellan el Estado de Derecho y las garantías de los ciudadanos y pervierten la administración de justicia, con el fin de reelegirse o de mantenerse de cualquier manera en el poder. Y ni siquiera hacen eso con la intención de resolver los problemas de la gente, sino para amasar grandes fortunas al amparo del Gobierno y de cierta cooperación económica internacional que en vez de ayudar a los pueblos, ayuda a sostenerse a los regímenes autoritarios y alimenta su corrupción.

Como ha dicho a LA PRENSA el especialista en seguridad pública del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP), Roberto Orozco, lo primero que hay que hacer es depurar las instituciones del Estado “para que no hayan jueces que emitan sentencias de libertad a favor de narcotraficantes, que no haya corrupción…” Pero depurar la administración de justicia y sanear el Estado en general es imposible bajo el actual Gobierno, que es un generador de corrupción ante todo en y desde el poder judicial.

El alumbrado público no reduce por si sólo los indices de criminalidad

diumenge 31 de juliol de 2005.
El equipo de la Universidad de Southampton que realizó este estudio sobre 100.000 crímenes concluye que el alumbrado público tiene poco o nulo efecto sobre la reduccion de la criminalidad, pero da cierta confianza a las personas que temen ser agredidas. Parece pues que hay un efecto psicologico pero no real.

The team from the University of Southampton who carried out this research concluded that, as deployed on a broad scale, better street lighting has had little or no effect on crime. In their words, “the dominant overall conclusion was of no significant change” On the other hand, they did find that the improved street lighting was warmly welcomed by the public, and that it provided a measure of reassurance to some people – particularly women ­ who were fearful in their use of public space.

THE INFLUENCE OF STREET LIGHTING ON CRIME AND FEAR OF CRIME

Stephen Atkins, Sohail Husain and Angele Storey

Foreword

This report, on street lighting, crime and fear, breaks fresh ground. Earlier work has been limited to short-term investigations of small areas, or even individual blackspots. The research presented here, which was carried out in the London Borough of Wandsworth, deals with the criminological impact of some 3,500 brighter street lights. The timeframe for before and after comparison was a full twelve months in each case, while the total database comprised over 100,000 crimes reported to the police.

The team from the University of Southampton who carried out this research concluded that, as deployed on a broad scale, better street lighting has had little or no effect on crime. In their words, “the dominant overall conclusion was of no significant change”. On the other hand, they did find that the improved street lighting was warmly welcomed by the public, and that it provided a measure of reassurance to some people – particularly women ­ who were fearful in their use of public space.

This report is perhaps slightly more technical than is usual in this series of Crime Prevention Unit Papers. To complement it, a readily accessible overview both of this and other relevant work has been prepared. That assessment, The Effect of Better Street Lighting on Crime and Fear: a Review, is being published at the same time as this report, as Crime Prevention Unit Paper 29.

I M BURNS

Deputy Under Secretary of State Home Office, Police Department August 1991

Conclusions

The main aim of this study was to test whether the area-wide improvement of streetlighting reduces reported crimes after dark. The very wide extent of the study, covering some 3500 new street lights introduced over a period of nearly three years, was unprecedented in the UK. The change in street lighting standard was considerable; typically a four-fold increase in the intensity of lighting was achieved, with more lighting columns and white light sources being introduced throughout.

The main database for the study consisted of over 100,000 reported crimes, although analysis was principally focused on some 9500 allegations in the most relevant locations and time periods. The area studied, an inner London Borough, has a highcrime rate in a national context and thus represented a fair test for environmental crime prevention measures. In short, if street lighting does affect crime, this study should have detected it. The principal conclusion is that no evidence could be found to support the hypothesis that improved street lighting reduces reported crime. Although some areas and some crime types did show reductions in night-time crime relative to the day-light control, the dominant overall pattern, from which this study draws its authority, was of no significant change. Some further work, investigating possible contemporary influences of policing initiatives and neighbourhood watch schemes together with street lighting, provided no additional explanation of the crime pattern.

The secondary aim of the study was to assess the response to improved street lightingin terms of the attitudes, opinions and behaviour of residents in a re-lit area. Here there was clear evidence that perceived safety of women when walking alone after dark had been improved in the treated area. Perceptions of safety in the home, or in the street during daylight hours, were not affected. There were no strong influences either on worry about certain types of crime or their perceived likelihood.

There was no evidence to suggest any significant changes in un-reported crime; in travel, particularly trips out after dark; on harassments or incivilities, when comparing the treated area with an adjacent control area. However, the reaction of residents to the re-lighting scheme was overwhelmingly favourable; it is without doubt a popular measure.

As stated in the introduction, the results of any research on this subject must be assessed within the context of the methodology used. The main finding on reported crime does not contradict other research which has sometimes found that street lighting has, in the short run and in small areas, apparently reduced crimes and incivilities. It does, however, suggest very firmly that as an area-wide long-term treatment, street lighting is unlikely to reduce crime to any great extent. The findings on fear of crime are generally supportive of existing knowledge. It is clear that a very much larger social survey would be necessary to trace with any statistical confidence more subtle changes in social and attitudinal effects arising from re-lighting.

THE EFFECT OF BETTER STREET LIGHTING ON CRIME AND FEAR: A REVIEW

Malcolm Ramsay with the assistance of Rosemary Newton

CRIME PREVENTION UNIT PAPER NO. 29 LONDON: HOME OFFICE Editor: Gloria Laycock Home Office Crime Prevention Unit

Foreword

This review examines the impact of improvements to street lighting on both crime and the public’s sense of fear. It draws on the latest research findings, including those from a substantial study carried out by a team from the University of Southampton, who monitored the effect of large-scale lighting improvements in Wandsworth. Their work is being published at the same time as this, as Crime Prevention Unit Paper 28.

This report suggests, on the basis of the available research evidence, that lightingimprovements are in general more likely to have a positive impact on the public¹sfear of crime than on the incidence of crime itself. Exceptionally, in localised blackspots, where lighting is particularly inadequate crime and incivility may be reduced in addition to pedestrians’ sense of security being improved.

The report also documents the Home Office¹s expenditure on lighting improvements – geared primarily to reducing people’s fear of crime in crucialsettings – through the Safer Cities programme. In total, over the two financial years ending March 1991, some £818,500 was spent, spread across 15 urban areas, and representing 12 per cent by value of all schemes approved.

I M BURNS Deputy Under Secretary of State Home Office, Police Department August 1991

7: Summary and conclusion

Executive summary

Good street lighting contributes to the quality of urban life. That is not in doubt. What this review concludes is that improvements to street lighting can help to reduce the public¹s fear of crime, but that they make less of a difference to the prevailing level of crime than many people would expect. The main points are listed below:

- The public has considerable – but not boundless ­ faith in street lighting as a means of crime prevention.
- Offenders are not necessarily much influenced by lighting conditions. When deciding whether to commit a crime they are likely to take into account a variety of considerations, rather than any single factor, such as lighting.
- Better lighting by itself has very little effect on crime. There are some limited local blackspots where improved lighting may have a modest impact on crimeand perhaps a slightly larger one on incivilities. Also, in conjunction with other measures, better lighting may help to improve an area. Indirectly, this may conceivably assist in reducing crime – although such an outcome is not guaranteed. There is no scope for reducing crime on any broad basis simply by investing in better street lighting. The sophisticated evaluation of the major re-lighting scheme in the London Borough of Wandsworth confirms that particular point (Atkins, Husain and Storey, 1991). Even where localised lighting improvements have been followed by a reduction in crime, any such effect may taper off after the first few months, as appears to have happened in Hastings (see Appendix D).
- Better street lighting helps to reduce the public¹s fear of crime. The extent to which this is likely to happen remains uncertain. Measuring fear is not straightforward. Different methods result in different answers. It seems easier to notch up attitudinal changes than to enable significantly more people toŒreclaim the night¹ in terms of their behaviour. However, an increase in pedestrian traffic after dark has sometimes been demonstrated, at least on a localised basis. The Hammersmith and Fulham walkway project is an obvious example (Painter, 1989b). There are also indications, for instance in Cleveland, that, following re-lighting, women¹s attitudes are more likely to change – in a positive direction- than those of men, who are comparatively less prone to feelings of insecurity in the first place, or at least are less likely to admit them to an interviewer (Vamplew, 1990).
- The Home Office itself channels considerable amounts of public money into lighting, under the Safer Cities programme. Some £818,500 has been spent on lighting schemes, in 15 locations, in just two years. This represents approximately 12 per cent of all expenditure under the Safer Cities programme, through to March 1991. For the most part, fear reduction has been the mainaim, as opposed to the prevention of crime. Given the findings presented here, this would seem a justifiable emphasis. Fear reduction is a vital issue that needs to be targeted as a distinct objective, alongside crime prevention: as is indeedspecified in the objectives of the Safer Cities programme. Lastly, given the programmers commitment to economic enterprise and community life, there is little doubt that better lighting can sometimes play a worthwhile role in pursuit of these broader aims.

The conclusions in their wider context

The conclusions reached in this review would not come as much of a surprise to anyone familiar with the relevant research in the United States. An authoritative overview has been carried out for the US Department of Justice by James Tien and others (1979). It was based on analysis of over 100 projects. Special attention was paid to 15 evaluations of a relatively thorough nature. In terms of the impact on crime of those 15 projects, Tien and his colleagues noted that, for Part 1 offences (principally robbery, assault, burglary, auto theft and larceny), more projects report increases, or no change, than decreases in crime. Tien and his co-authors were critical of the lack of methodological rigour of the studies which they assessed. In particular, they called for additional research to be based on ratios. That is precisely the approach used by the University of Southampton team in their Wandsworth study, which draws on comparisons between the proportion of daytime and night-time crime, before and after re-lighting, in each of 39 separate small areas (Atkins, Husain and Storey, 1991). Tien and his colleagues also argued that there was a need for fresh thought to be given to the measurement of fear. They observed that the terms fear brings out different feelings in different persons. Arguably the need both for further basic and evaluative research, as is asserted in the report of the independent working group set up by the Home Office and chaired by Michael Grade (Home Office, 1989), still holds true.

Towards the end of their report to the Department of Justice, Tien and his co-authors posed­ and answered – the ultimate question about street lighting and public policy on crime. It is worth quoting them in full.

A final question is: for the purpose of guiding immediate policy decisions, what can be assumed about street lighting and crime? The answer is that, although it does not seem to impact the level of crime and may in fact displace crime, street lighting can be assumed to affect the fear of crime. Similar assessments have also been made more recently by other American researchers (for instance, Lurigio and Rosenbaum, 1986). Here too, in another country, those conclusions still remain valid.

SEGURIDAD | Por el aumento de Policía y Guardia Civil

La tasa de criminalidad baja un 14 % en Madrid desde 2003, según Rubalcaba

Efe | Madrid – Actualizado martes 24/05/2011 19:18 horas

La tasa de criminalidad en la Comunidad ha descendido 14 puntos con respecto a 2003, lo que sitúa a la región, en materia de seguridad, por encima de la media europea, sobre todo por el aumento de las plantilla de la Guardia Civil y la Policía Municipal -un 51% en los últimos 7 años- y por una mayor coordinación.

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha ofrecido hoy en el pleno del Senado estos datos en respuesta a una pregunta de la socialista Ruth Porta, quien efectuaba su última asistencia al pleno, ya que tras las elecciones regionales deja de ser senadora por designación autonómica y ahora pasará a la política municipal de la capital como ‘número 2’ del Grupo Municipal Socialista que lidera Jaime Lissavetzky.

“Ha sido un objetivo prioritario del Gobierno el mejorar la seguridad en el conjunto de España y eso, naturalmente, implica que también lo hemos hecho en la Comunidad de Madrid”, ha recalcado Rubalcaba.

El ministro ha explicado que la mejora se ha conseguido, esencialmente, a través de dos políticas: Primero mejorar los recursos materiales y humanos de los que dispone tanto la policía como la guardia civil; y segundo, mejorar la coordinación, tanto en lo que se refiere a los dos cuerpos estatales como a su relación con las distintas policías locales.

Ha destacado que desde 2003, el último año de los Gobiernos de Aznar, ha aumentando la plantilla de la Guardia Civil y de la Policía Nacional “en un 51 por ciento, al pasar de los 13.406 policías y guardias civiles que había en 2003 a los 20.185 que hay ahora“.

Así mismo, ha señalado que con los Gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero se ha llevado a cabo “una tarea de coordinación con las policías locales”.

Con varias de ellas se han firmado convenios “muy importantes”, según Rubalcaba, entre ellas con la Policía Municipal de Madrid y con la propia Comunidad de Madrid, “con la que tenemos un acuerdo en materia de seguridad“, ha subrayado.

Y ha añadido: “Ambas administraciones, junto con las locales correspondientes, hemos entendido que la seguridad, más allá de las competencias constitucionales, constituyen por su importancia para la vida y la libertad de los ciudadanos una tarea compartida”.

El resultado, ha indicado el ministro del Interior, es que se ha mejorado “sustancialmente” la tasa de criminalidad, que “en este momento es 14 puntos más baja que la que había en 2003, que fue el año en el que hubo una tasa más alta”, lo que sitúa a Madrid “por debajo de la media europea, como señaló muy bien el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón”.

En esta línea, ha valorado la “mayor eficacia” policial y el incremento de la seguridad ciudadana. “Hemos duplicado el número de delitos esclarecidos y el número de detenciones ligadas a esos delitos”, ha asegurado.

Para seguir esta línea, Rubalcaba ha señalado, no obstante, que “hay que seguir mejorando la coordinación” de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y de estos con las policías locales.

“Hay muchos convenios por firmar, incorporar a muchas policías locales a este trabajo colectivo que es la seguridad”, ha agregado.

Tras manifestar la “satisfacción” del Gobierno de la nación por estos resultados, ha dicho: “Es una satisfacción que legítimamente podemos compartir con el resto de las administraciones autonómicas y locales con las que hemos venido trabajando en estos años”.

Por último, Rubalcaba ha agradecido a Porta que haya tenido la “delicadeza” de hacer su última intervención dirigiéndole una pregunta y le ha deseado “lo mejor en su vida municipal”, al igual que ha hecho el presidente del Senado, Javier Rojo.

Aquí, maravillada con la tronco de prensa que tenemos en PR.  Si al que le hubiesen cogido la plantación de marihuana fuera a un PNP, ya hubiésemos visto miles y millones de fotos o visuales de tv con la persona esposada llegando al tribunal Federal, ah, pero cómo fue un populete, todavía no he visto ni una sóla foto del acusado esposado llegando al tribunal.  GRACIAS A DIOS QUE TENEMOS UNA PRENSA JUSTA Y OBJETIVA!  Sí, ajá!
Irene Bermudez 11:59am Jun 30
Aquí, maravillada con la tronco de prensa que tenemos en PR. Si al que le hubiesen cogido la plantación de marihuana fuera a un PNP, ya hubiésemos visto miles y millones de fotos o visuales de tv con la persona esposada llegando al tribunal Federal, ah, pero cómo fue un populete, todavía no he visto ni una sóla foto del acusado esposado llegando al tribunal. GRACIAS A DIOS QUE TENEMOS UNA PRENSA JUSTA Y OBJETIVA! Sí, ajá!

 

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

One Response to Criminalidad en Puerto Rico

  1. Pingback: Legalizar las drogas? | Estado51PRUSA.com

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/