RAZONES POR LAS QUE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES APROBARÁ LA REFORMA MIGRATORIA

RAZONES POR LAS QUE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES APROBARÁ LA REFORMA MIGRATORIA

Se dice que la Cámara de Representantes será el lugar de la batalla legal más tensa y polémica para lograr que se apruebe la reforma migratoria. Con el Senado inclinado a favor de un plan integral que arregle el deficiente sistema migratorio nacional, el cual también prevé legalizar a millones de indocumentados, el único obstáculo para que celebremos quienes apoyamos la aprobación de la reforma es la voluntad política de los legisladores Republicanos en la Cámara Baja. Los que no están de acuerdo con la reforma confían en que ésta muera en aquí. Muchos tememos que así sea, o que se apruebe en ella un proyecto de ley que no sea conveniente para mucha gente. Sin embargo, la organización America’s Voice ensaya cuatro puntos por los que sí podemos confiar en que la reforma migratoria será aprobada en la Cámara de Representantes. La nota en nuestra sección de Inmigración.

Aquí les presentamos 4 razones por las que la Cámara de Representantes aprobará la reforma migratoria

Con la desobstrucción por parte del Senado de un importante obstáculo de procedimiento sobre la reforma migratoria y buenas perspectivas para un vigoroso voto bipartidista en favor de la aprobación final, la atención se está moviendo hacia la Cámara de Representantes. Mientras que la creencia popular entre los comentaristas es que la Cámara Baja frustrará la reforma migratoria, asumir eso subestima enormemente factores claves. Presentamos aquí cuatro razones por las que los no enterados en el tema deberían estar preparados para sorprenderse este año:

1. PAUL RYAN CAMBIÓ DE POSICIÓN.

El representante Paul Ryan (R-WI), quien juega un subestimado papel en el debate migratorio en la Cámara Baja, ha elogiado el trabajo bipartidista de esa Cámara en el tema migratorio y dijo que la enmienda Corker-Hoeven en el Senado hace más probable la promulgación de un proyecto ‘similar’. Ryan representa a un grupo de Republicanos conservadores en la Cámara Baja que mantienen verdaderas opiniones conservadoras en inmigración: Sam Johnson (R-TX), John Carter (R-NY) y otros. Con la vasta mayoría de Demócratas a bordo, este grupo de Republicanos y sus líderes en la Cámara Baja determinarán si el sentido común en la reforma migratoria vive o muere este año.

2. LOS VOTANTES REPUBLICANOS APOYAN LA REFORMA SI LE EXPLICAN BIEN.

La creencia popular dice que los votantes Republicanos de base son hostiles a la reforma migratoria. Sin embargo, como una serie de encuestas demuestra, cuando se les da una completa y exacta descripción de la legislación sobre la reforma migratoria, los votantes republicanos (como todos los estadounidenses) respaldan fuertemente una reforma como la del Senado. Si los legisladores Republicanos adoptan una postura pro reforma migratoria y la explican con precisión, los Republicanos pueden conectarse con los votantes latinos y miembros de su base al mismo tiempo.

3. EL LEGADO DE JOHN BOEHNER.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner (R-OH), dijo inmediatamente después de las elecciones de 2012 que la clave para rehabilitar la imagen del Partido Republicano frente a los latinos es la inmigración. Boehner tendrá la oportunidad de poner sus palabras en acción y avanzar la reforma que la mayoría de la Cámara Baja quiere ver que suceda.

4. LOS VOTANTES LATINOS PUEDEN ‘RECONCILIARSE’ CON EL PARTIDO REPUBLICANO.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner (R-OH), dijo inmediatamente después de las elecciones de 2012 que la clave para rehabilitar la imagen del Partido Republicano frente a los latinos es la inmigración. Boehner tendrá la oportunidad de poner sus palabras en acción y avanzar la reforma que la mayoría de la Cámara Baja quiere ver que suceda.

http://www.elmundonewspaper.com/index.php?option=com_content&view=article&id=3666:razones-por-las-que-la-camara-de-representantes-aprobara-la-reforma-migratoria-&catid=154:inmigracion&Itemid=590

******************

30 de junio de 2013
 Editorial ENDI

IMPERATIVO MORAL LA REFORMA MIGRATORIA

La reforma migratoria no es sólo una urgencia económica y de unidad familiar para 11 millones de indocumentados en Estados Unidos, Puerto Rico y demás territorios, sino que es una oportunidad para la sociedad estadounidense de transformarse en un ámbito más abierto e inclusivo, que ponga la xenofobia entre los lastres a dejar atrás.

Cumpliendo con un deber de justicia histórica, el Senado federal acaba de aprobar su versión de la reforma con el voto de demócratas y republicanos. La realidad política y el deber moral deben conducir ahora a la mayoría republicana en la Cámara federal a hacer lo propio con un proyecto de tal trascendencia social para miles de personas que ya forman parte de la economía y la vida social y cultural estadounidense y que no pueden seguir siendo tratados como ciudadanos de segunda categoría.

El Congreso, sobre todo su lado más conservador, que sabe que estamos ante un hecho histórico sin precedentes, asimismo reconoce no menos el beneficio económico y político de la nueva ley. Los estudios envían la misma información para todos: los ingresos en las arcas públicas aumentarán y se estimulará el consumo y el crecimiento. Parece un hecho que  la nueva ley brindará cimientos más firmes al presupuesto federal y a las prestaciones sociales.

El presidente Barack Obama aseguró que el flujo de inversión, tecnología y empresas que traerá consigo la nueva ley dará a la economía un impulso del 5%. Las mismas estadísticas apuntan, igualmente, a lo decisivo del voto latino en los comicios pasados y en cualquier elección futura.

La ley, como principal conquista, permitirá, en un mecanismo que se prolongará por 13  años, que millones de personas, hoy sin documentos en Estados Unidos,  puedan solicitar, primero, la residencia permanente y, luego, la ciudadanía estadounidense. El Estado crea, con ello, la parte jurídica fundamental de apertura; luego, todo ciudadano podrá y deberá exigir sus derechos y ejercer sus deberes ciudadanos en plenitud.

Los empleadores deberán verificar estrictamente el estatus legal de sus empleados y acompañar y facilitar los procesos que conduzcan con éxito a culminarlo. La ley provee para el establecimiento de programas para trabajadores de distinto tipo de cualificación y deberá ampliar los programas existentes.

La propuesta asigna igualmente unos $46,000 millones para reforzar la seguridad en la frontera con México, que es el tema más espinoso al momento. En un mundo tan inseguro como el nuestro, es desproporcionado colocar sobre esta ley unas expectativas y condiciones de seguridad que no se exigen a ninguna otra situación de igual o mayor relevancia y riesgo. Por otro lado, nada hay más seguro para un país nacido de la rica confluencia de culturas, que el que las diversas comunidades se sientan en él igualmente respetadas en sus leyes.

Resuenan las palabras del líder de la mayoría en el Senado, Harry Reid, que retoma, a su vez, las de Obama y las de tantos otros líderes: “Hay 11 millones de razones para aprobar una reforma migratoria que arregla el actual sistema roto; 11 millones de historias descorazonadoras y de sufrimiento que deberían motivar al Congreso a actuar”.

Tras su aprobación en el Senado, incluso contando con 14 votos republicanos, resta  esperar un debate justo en la Cámara de Representantes. La comunidad internacional, y sobre todo Latinoamérica, espera que ese debate no sea utilizado para castigar el proyecto de reforma con enmiendas absurdas que neutralicen sus méritos, sino para mostrar que Estados Unidos es una nación que no quiere ir por el mundo anunciando la inclusión y la paz, y, a la vez, albergando enormes deudas e incoherencias en su propio seno.

Democrat predicts House will pass Senate immigration bill

  • inShare2
  • Share this
  • Email
  • Print

Related Topics

Jirasol Hernandez (L-R), 4, Naelli Martinez, 11, and Sasha Carmen, 4, try to stay out of the heat at a 24-hour vigil calling on Congress to pass immigration reform in Los Angeles, June 27, 2013. REUTERS-Lucy Nicholson
Samuel Aldaraca holds a U.S. flag and a sign outside the Arizona's State Capital after U.S. District Judge Susan Bolton blocked the most controversial sections of Arizona's new Senate Bill 1070 immigration law in Phoenix July 28, 2010. REUTERS-Joshua Lott

By John Whitesides

WASHINGTON | Sun Jun 30, 2013 1:56pm EDT

(Reuters) – The Republican-controlled House of Representatives will bow to political pressure and pass the immigration bill approved by the Democratic-led Senate by the end of the year, Democratic Senator Charles Schumer predicted on Sunday.

Schumer, a member of the bipartisan Senate group that crafted the immigration measure, said House Republicans who are now vowing they will not pass the Senate measure will ultimately be convinced by political concerns about the party’s future.

“I believe that by the end of this year, the House will pass the Senate bill. I know that’s not what they think now. And they’ll say, ‘Oh no, that’s not what’s going to happen.’ But I think it will,” Schumer told the “Fox News Sunday” program.

Senior House Republicans rejected Schumer’s prediction. Republican Speaker John Boehner has said the House will write its own immigration bill rather than bringing up the Senate bill passed on Thursday, which is supported by Democratic President Barack Obama.

Fourteen Senate Republicans joined Senate Democrats in backing a Senate bill that features a path to citizenship for millions of illegal immigrants already in the United States, an approach vehemently opposed by many conservative House Republicans who view it as rewarding law-breakers.Reuters

Some Republican leaders worry that rejecting the Senate bill could further alienate Hispanics, a fast-growing bloc of voters who overwhelmingly supported Obama’s re-election in 2012, and could handicap the party in future presidential elections.

Schumer said House Republicans eventually will allow a vote on the Senate bill to get the issue off their backs and ease the pressure from immigration reform supporters including religious, civil rights and business groups.

“Within several months, Speaker Boehner will find two choices: no bill or let a bill pass with a majority of Democratic votes and some Chamber of Commerce-type Republicans. And he’ll find that the better choice,” the New York senator said.

House Republicans sarcastically shrugged off Schumer’s prediction.

“I was moved almost to the point of tears by Senator Schumer’s concern for the future prospects of the Republican Party. But we’re going to not take his advice,” said Republican Representative Trey Gowdy of South Carolina, who heads the immigration subcommittee of the House Judiciary Committee.

“The Senate bill is not going to pass in the House, and it’s not going to pass for myriad reasons,” Gowdy said.

“I’m more interested in getting it right than doing it on Senator Schumer’s schedule,” he added.

FUTURE IMPLICATIONS

Boehner has said an immigration bill will be put to a vote only if a majority of House Republicans back it. Boehner supports a piecemeal approach using smaller, targeted bills rather than the sweeping Senate legislation.

Republican Senator John McCain of Arizona, another member of the bipartisan group behind the Senate bill, said it would not be easy to convince the House to pass broad immigration reform but held out hope.

“I really hesitate to tell Speaker Boehner exactly how he should do this. But I think Republicans realize the implications (for) the future of the Republican Party in America if we don’t get this issue behind us,” McCain said on “Fox News Sunday.”

“I believe that the coalition that we’ve assembled of support ranging from evangelicals, to the Catholic church, business, labor, farm workers, growers … I frankly have never seen such widespread support. And I am hopeful that we can convince our House colleagues,” McCain said.

Representative Nancy Pelosi of California, the top Democrat in the House, said she was optimistic the political realities of immigration would force House Republicans to come around.

“It’s certainly right for the Republicans if they ever want to win a presidential race,” Pelosi said on NBC’s “Meet the Press” program.

A proposal being talked about in the House as an alternative to the Senate bill would offer possible citizenship in the future after illegal immigrants spend a decade working through a legalized status that gives them work permits.

Representative Robert Goodlatte of Virginia, chairman of the House Judiciary Committee, said it was possible the House could pass a measure that did not include a pathway to citizenship but focused on a “pathway to legalization” for undocumented immigrants. On ABC’s “This Week” program, Goodlatte also made clear the House would not pass the Senate bill.

“When you use the word pathway to ‘legalization’ as opposed to pathway to ‘citizenship,’ I’d say, ‘Yes,'” he said when asked about the chances for an immigration bill getting through the House.

“Not a special pathway to citizenship where people who are here unlawfully get something that people who have worked for decades to immigrate lawfully do not have,” Goodlatte added.

(Additional reporting by Will Dunham and Deborah Charles; Editing by Will Dunham)

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/