Abandono total en el cementerio en Río Piedras -VÍDEO

{En 10 meses de desgobierno todo en San Juan es un desastre, y las oficinas paralizadas dedicados los Populares/Chavistas a perseguir a los Pro-USA’s, y los Pro-USA’s a defenderse. La “Alcaldesa” cuando llega llega a las 2:00 pm y se va a las 4:00 pm dedicada a hacer lo unico que sabe, preparar huelagas y piquetes en contra de los USA y la Libre Empresa.}

Abandono total en el cementerio en Río Piedras -VÍDEO

Por Istra Pacheco10/24/2013 |
En el cementerio, el área conocida como el osario está en total abandono y, supuestamente, contiene asbesto. (mariel.mejia
@gfrmedia.com ) 

Alma Arroyo vive una traumática experiencia al ver que los restos de su padre estaban en un edificio en completo abandono.

Alma Arroyo todavía no sale de su asombro con lo que encontró en el cementerio municipal que está ubicado en Río Piedras.

Resulta que luego de vivir por más de 35 años en Estados Unidos, regresó a Puerto Rico. En ese reencuentro con sus raíces tenía una asignatura pendiente: visitar la tumba de su padre, quien murió en el 1970, cuando ella era apenas una niña.

Lo que jamás imaginó era que los restos de Francisco Arroyo Pérez estarían en un edificio completamente deteriorado, con la maleza comiéndoselo, tablas llenas de comején, sucio e “indigno” en el que no se podía entrar… presuntamente.

Yulín

Yulín – dijo que coordino la huelga de la UPi: Terrorista Urbana? Toda una vista a hacer piquetes y demostraciones Anti-Americanas y Anti-Libre Empresa

Del tingo al tango

Alma acudió por primera vez al cementerio el 11 de septiembre para solicitar los restos de su padre. Ese día el nombre no aparecía en los libros.

Luego de mucha insistencia, una empleada lo encontró y le dio a su hermana una tarjetita con un número que correspondía al lugar donde se encontraban los restos su papá.

Entonces otro empleado le mencionó que “él tiene que estar ahí”.

Ese “ahí” se refería a un área con tres estructuras de cemento que deben estar rodeadas por una verja. Sin embargo, partes de esa verja estaban rotas o en el piso. El lugar, conocido como el osario, estaba todo vandalizado y en el abandono, con tablas de madera podridas. Al frente de uno de los edificios se podían divisar varias fosas con las tapas despegadas, entre la maleza.

Alma asegura que se desmoronó al ver el deterioro.

Ese mismo día la enviaron a la Oficina de Récord de Cementerios que ubica en los predios de la Plaza de Recreo de Río Piedras, porque es allí donde se hace el trámite de reclamar los restos de los seres queridos. Allí le dijeron que tenía que ir a la Junta de Calidad Ambiental (JCA) para que pidiera permiso de entrada porque el osario donde permanecían los restos de su papá estaba contaminado con asbesto.

Pero cuando acudió a la JCA le informaron que los osarios no se habían registrado como afectados por asbesto y que si los empleados municipales sospechaban eso tenían que notificarlo de inmediato, lo que no ocurrió.

Tratando de buscar una solución también acudió a la Oficina de Ayuda al Ciudadano de San Juan, donde la atendió Edgar Padilla, director de Empresas Municipales, quien no sabía sobre la situación y hasta le agradeció que le hubiera informado lo que estaba pasando. A través de esa dependencia consiguió una cita con el administrador del cementerio, Luis Marín, para las 10:00 de la mañana, varios días después. A las 11:00 de la mañana, todavía no la habían atendido, cuando de repente apareció Marín proclamando orgulloso que había encontrado los restos.

“ Supuestamente mi papá estaba en ese sitio, pero allí no podía entrar nadie porque tenía y que asbesto, me habían dicho antes”, aseguró Alma.

“Marín me dijo ‘estoy contento porque lo encontré, ¿y usted?’. Yo le dije que cómo yo sabía y cómo, si supuestamente el edificio tenía asbesto, él se metió y tan rápido lo encontró”.

Mientras Marín estaba en el área clausurada, supuestamente tratando de localizar los restos, el compañero de Alma, José Rivera, lo observaba a distancia y lo vio únicamente con botas de goma. No tenía ningún traje especial ni mascarilla que lo protegiera del alegado asbesto.

“Ahora ¿qué yo voy a entender? Que aunque sea mi papá siempre me va a quedar la duda de si verdaderamente es él o es otra persona”, expresó.

Además de eso, Alma tiene que reunir, junto con los dos hermanos que le quedan vivos, los $250 que cobra el municipio por gastos de exhumación y así poder trasladar los restos a otro cementerio donde pueda honrar su memoria.

“Yo no entiendo por qué me dijeron que eso tenía asbesto… Allí no hay un perro enterrado, allí hay personas. Sabrá Dios cuánta gente no sabe que los restos de sus familiares están allí en esas mismas condiciones”, lamentó.

Trabajando en eso

En el 2010 Primera Hora visitó el osario y se documentó el estado deplorable en que se encontraban los nichos. En ese entonces, se pudo observar hasta una calavera en el piso.

Para este reportaje, Marín dijo a Primera Hora que no estaba autorizado a hablar sobre ningún caso en particular y aseguró que el Municipio, por primera vez en muchos años, ya contrató una empresa -cuyo nombre no pudo dar- para que hiciera un estudio de qué es lo que está afectando al edificio y determinara si es asbesto o no. Refirió las preguntas a Padilla, de Empresas Municipales, pero mensajes dejados en su oficina el 14 de octubre nunca fueron devueltos.

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/