Degradación y status: RAFAEL COX ALOMAR

{No se puede se puede establecer un Plan Viable y Razonable para Salir del Charratazo causado por AGP sin Primero Resolver el Problema del Status. AGP ha actuado en forma Desleal y Traicionera con el Congreso, Casa Blanca y Obama que necesitan URGENTEMENTE Resolver el Problema Colonial de Puerto Rico.  USA pierde Trillones Comercialmente y su Prestigio y Moral Mundial requiere Eliminar el tener una Colonia Sin El Consentimiento de los Gobernados.}

7 de febrero de 2014

Degradación y status

RAFAEL COX ALOMAR

La hora de coger el toro por los cuernos llegó. La ya consumada degradación del crédito de Puerto Rico y la firma del presidente Barack Obama, este pasado 17 de enero, de un presupuesto federal que incluye una propuesta procesal para atender el tema de nuestro status político, crean las condiciones propicias para poner todas las cartas sobre la mesa, hablar con la verdad y finalmente encaminar a Puerto Rico por el camino de la transformación política y económica.

Y algunos dirán: ¿para qué hablar de status ahora? ¿Por qué desviar nuestra atención de la crisis fiscal con un tema tan divisivo y de tan difícil solución? Y otros, inclusive en mi propio partido, repetirán el mantra inmovilista de que “el status no está en issue”. Se equivocan. Lo uno va con lo otro.

La degradación del crédito de Puerto Rico a nivel especulativo muy bien podría llegar a tener un efecto potencialmente devastador en el mercado de bonos municipales de Estados Unidos, valorado en cerca de $4,300,000,000,000 y del cual dependen los 50 estados y más de 19,000 ciudades norteamericanas para el financiamiento de sus respectivas obras de infraestructura, servicios esenciales y pago de sus obligaciones. Esta delicada crisis muy bien podría ser el detonante que finalmente empuje a Washington a desenredar toda esa madeja confusa e incierta que desde 1898 ha venido urdiendo en Puerto Rico.

Si una cosa hemos aprendido es que los imperios sólo actúan al calor de las crisis.

Sin los estragos que causó el Tercer Reich en suelo británico, Gandhi difícilmente hubiera logrado la independencia de la India; sin el estallido de Argelia, no hubiera habido quinta república francesa y De Gaulle no hubiera sentido la urgencia de poner en marcha la descolonización del África francófona; sin la explosión revolucionaria en la manigua cubana, no hubiera habido Carta Autonómica para Puerto Rico en 1897 y, claro, sin Guerra Fría difícilmente hubiera surgido el Estado Libre Asociado de 1952.

Estamos, pues, ante uno de esos momentos críticos de transformación histórica.

Lo que queda por definir es qué estrategia seguir para convertir la crisis actual en una oportunidad única para Puerto Rico.

Nuestra posición como puertorriqueños, independientemente de banderías partidistas, debe de ser una estratégicamente visionaria, que esté a la altura de la historia.

Es momento de acoger la propuesta del presidente Obama, partiendo de que debe ser la asamblea de status (compuesta equitativamente de delegados de todas las fuerzas políticas) el cuerpo que negocie a nombre del pueblo de Puerto Rico las fórmulas a ser presentadas al País. Fórmulas que deberán ser, no sólo constitucionalmente viables a los ojos de Justicia federal, sino además no coloniales y no territoriales. Si nos conformamos sólo con el cedazo constitucional de Justicia, ciertamente se colará en la papeleta el ELA territorial, el cual, aunque indigno, es constitucionalmente viable.

Más aún tenemos que exigirle como pueblo a Washington que tanto el Tesoro federal como la Reserva federal se incorporen a la mesa de diálogo porque mientras se definen las fórmulas, hay que configurar cuanto antes un paquete viable de rescate económico (“bailout”) para la isla (acompañado, como es razonable, de condiciones de repago a ser negociadas entre las partes), que a corto plazo garantice la liquidez inmediata del Banco Gubernamental de Fomento y a un mismo tiempo asegure la estabilidad macrofinanciera de la isla, e indirectamente del mercado de bonos municipales de Estados Unidos.

Y mientras, ir delineando de forma realista y seria las condiciones económicas que presupondrían para Puerto Rico la estadidad, la independencia y el Estado Libre Asociado soberano. Que las consecuencias económicas de cada fórmula de status, por vez primera en nuestra historia, queden ahí, a la vista de todos, para que el pueblo pueda entonces ejercer de forma libre e informada su derecho a la libre determinación.

Ahí, en el análisis final, el reto histórico de nuestra clase política. Cortar de raíz el nudo gordiano de la retórica hueca y coger el toro por los cuernos. El País no espera más.

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/