El grave problema de la UIA y la UTIER – Castrodad Popular Diciendo Verdades

{La Importancia de esta Columna es que Castrodad es de los Populares Fanáticos. De los que son Populares como si fuera una religión. Decxir Verdades como las que Escribe es un Comienzo de los Populares a Decirle a AGP/Chavistas Desgobernando la Realidad. Porque AGP y sus Amigos del Alma estan en un Trance de Contentura Nadando en los Millones que No Se Dan Cuenta de lo Que Pasa.}

El grave problema de la UIA y la UTIER

“No quieren o no se dan cuenta que ellos, tanto como los ricos del Cartel del Petróleo representan una amenaza para el pueblo trabajador”
Paro21

EL VOCERO / Agustín Santiago
Por José Castrodad, Ph.D

El pasado sábado, la comunidad donde resido amaneció sin agua y con un bajón del amperaje que impedía usar los utensilios eléctricos. Sin razón o con ella, la comidilla comenzó a señalar a la UIA y a la UTIER como causantes de la situación. Hubo virtualmente unanimidad en la opinión, que además acusaba al liderato sindical de pendenciero, violento, irresponsable y peligroso.

Si pensamos que esta sea la opinión en todo el país, la UIA y la UTIER tienen un grave problema. Y es que la historia se ha dedicado a pasarle la factura. Ese liderato reclama representar a la humilde clase trabajadora, pero sus acciones lo ponen en duda. La gente los ha visto abiertamente y por años, crear trifulcas y situaciones que perjudican a otros trabajadores como fue la interrupción del tráfico vehicular en el Túnel de Minillas. Dieron a entender que no piensan en los otros trabajadores que pierden el día de trabajo por sus actuaciones de protesta. Y luego dicen que no van en contra del pueblo sino en contra del gobierno.

También dicen que, en el fondo, su lucha es entre los ricos y los trabajadores, entre los corruptos y los honestos y en su discurso traen el bien merecido reconocimiento que les debemos a los celadores de línea que arriesgan sus vidas en medio de los huracanes, lluvias y ventiscas. Sin embargo, no hablan de los muchos que se dedican a lo poco debido al uso abusivo del tan costoso concepto de taller cerrado. De ahí, que constantemente oímos decir con mofa que en la AEE se necesitan 10 trabajadores para cambiar una bombilla.

No quieren o no se dan cuenta que ellos, tanto como los ricos del Cartel del Petróleo representan una amenaza para el pueblo trabajador. El Cartel amenaza con no suplir el petróleo si no le pagan y los unionados con paralizar la agencia y el país, si no le dan lo que quieren. Ninguno piensa en el país, en realidad.

No es que nos oponemos a que los trabajadores ganen el máximo posible. Soy de los que cree que el trabajador debe ganar conforme a su esfuerzo. De la misma manera, reconozco que ni el inversionista ni el empresario deben ser tan confiscatorios con los ingresos por solo poseer los bonos, las acciones o los medios de producción.

Los datos económicos del último Censo Puerto Rico indican que el 18.4 por ciento de los hogares de la isla, un total de 242.000 unidades, ingresa entre 15,000 y 25,000 dólares al año. De esos el 29.2 vive con menos de 10,000 dólares anuales, en un territorio donde cerca de la mitad de la población se sitúa bajo el nivel federal de pobreza.

Si fuera sincera su lucha sindical por la equidad y la justicia salarial su mensaje debiera ser menos egoísta y más universal. No los vemos apoyar – mas allá de las palabras – a los maestros y enfermeras y, en particular, a los policías, que arriesgan sus vidas cada día frente al ataque feroz de la criminalidad. Hasta la fecha no he visto a ningún líder de la UTIER y la UIA tirándose a la calle en apoyo a la policía sino, todo lo contrario, acusándolos de abusadores. ¿Qué causa de repercusiones sociales se les ha visto abrazar?

Esa situación no nos corresponde a nosotros. Cada cual con su propia causa, dirán algunos. En ese caso, no reclamen lucha por la igualdad y revélese como es: para nosotros el mejor pedazo del bizcocho, como lo harían los del Cartel.

Peor aun, en su discurso por la justicia salarial no se reconocen como los privilegiados entre todos  los empleados públicos.

La socióloga Alice Colón,  del Centro de Investigaciones Sociales, detalló que la gente, en particular los y las desempleadas, han tenido que incurrir en reducciones a sus estilos de vida familiar para poder subsistir. En algunos casos, las reducciones no parecerían tan dramáticas, como no prender el acondicionador de aire, no salir a comer fuera. Otras son más significativas como vender la vivienda, empezar a depender del gobierno –coger ‘cupones’ de alimentos, Reforma, Plan 8–, sacar a los hijos de los colegios donde tenían la red de vínculos sociales, actividades extra curriculares, no poder darles regalos y demás. Esto implica un cambio importante en la ubicación social y los desvincula de la calidad de vida y de sus pares, dice la académica.

Por aquí, es que debe concurrir el nuevo discurso de la UIA y la UTIER.

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/