Regresa: “Toallazo al criminal” – Por Katherine Angueira Navarro

Regresa: “Toallazo al criminal”

Nuevamente el Partido Popular Democrático (PPD) arrastra al país por la cuneta del “ay bendito” hacia el asesino, violador, padre incestuoso, y secuestradores que violentan la dignidad del ser humano.
BeFunky_balanza-justicia1.jpg

Por Katherine Angueira Navarro

Nuevamente el Partido Popular Democrático (PPD) arrastra al país por la cuneta del “ay bendito” hacia el asesino, violador, padre incestuoso, y secuestradores que violentan la dignidad del ser humano. Mientras resaltan el derecho de los convictos de delitos de violencia contra la persona a re-hacer sus vidas, poco les interesa cómo se le violentó el derecho a la vida, a la integridad física y emocional de sus víctimas.

El entierro para la eternidad que asesinos sentencian a quienes mataron, aparenta no moverles un ápice en su conciencia, pues los invisibilizan. Los(as) “paladines de la injusticia” reproducen el desdén hacia las víctimas, al devaluar la severidad de la penalidad a quienes le pisotean la dignidad, cosifican, y aterrorizan mediante la tentativa de asesinato o la tortura sexual. A la delegación irresponsible del PPD que se ausentó durante nuestra comparecencia a la vista pública en la Cámara de Representantes durante el trámite legislativo del Código Penal de 2012, les comparto un breve extracto:

“A mayor lenidad en las sentencias, mayor nivel de violencia existe en Puerto Rico. Existe una relación inversa entre la cantidad de presos bajo la custodia del Estado, los convictos confinados y la tasa de asesinatos en Puerto Rico. A mayor convictos confinados, menor la tasa de asesinatos. Mientras que a menor número de convictos confinados, mayor la tasa de asesinatos. A mayor convictos fuera de la cárcel, mayor violencia en la calles. Es un hecho irrefutable que el dato empírico así lo corrobora.

En 1994 la cifra total de asesinatos en Puerto Rico se elevó a 995, superados en el 2011 por 1,136 asesinatos. No obstante en 1999 bajó la cifra total de asesinatos a 593. Desde el 1999, dicha cifra baja de asesinatos, al día de hoy no se ha logrado superar. (Estadísticas de Policía de Puerto Rico, 1940-2011). Del 1993-1994 existían bajo la custodia del Estado 28,354 de los cuales en promedio hubo 10,617 confinados-as, incluyendo convictos y sumariados. (Estadísticas, Departamento de Corrección y Rehabilitación, 1980 a 2011). Escasamente un 37% de las personas bajo la custodia del Estado estaban encarcelados-as.

En contraste, en 1998-1999 hubo 34,401 personas bajo la custodia del Estado, y 16,003 personas encarceladas. Es decir, en 1998-1999, el 47% de las personas bajo la custodia del Estado estaban encarceladas. En la medida que la población penal aumentó por 5,386 confinados-as bajó el total de asesinatos de 995 a 593; o sea bajó a un 60% del total de la cifra más alta de asesinatos desde 1994. Por otra parte, dicho dato contrasta con el 2011 cuando existían bajo la custodia del Estado un total de 22,227 personas de los cuales, hubo 11,284 confinados(as); fecha en que casi se duplica la cifra de asesinatos desde su momento más bajo en 1999. Cuando en el 2011 se bajó nuevamente la cifra de confinados por un promedio de 4,719 entre convictos y sumariados, se duplicó (1.9x) el total de asesinatos desde su momento más bajo del año 1999 de 593 de asesinatos a 1,136 asesinatos. (Ibid).

Quizás el dato que nos arroja alguna luz en torno a la inefectividad” … “para lograr convicciones y sentencias carcelarias altas a los causantes de dichos asesinatos, es la cifra baja de confinados con sentencias máximas de 99 años. Entre el 2000 al 2011 se han perpetrado un total de 9,918 asesinatos. Según el estudio del Perfil de la Población Correccional más reciente (2008) habían 795 personas con sentencias de 99 años. Es decir, que para el 2008, solamente un 7.14% de los 10,550 confinados estaban sentenciados con penas de 99 años. Estos 795 personas con sentencias de 99 años, equivale a solo un 8% del total de asesinatos ocurridos entre el 2000 a 2011; ello sin saber la relación que guardan esos 795 sentenciados a 99 años con los asesinatos perpetrados entre el 2000 al 2011.

Nuestra advertencia en el 2004 de que”… “la Ley 149 de 18 de junio de 2004 tendría el efecto de vaciar las cárceles y aumentaría la violencia en Puerto Rico ha quedado confirmado con datos empíricos.” (Angueira, K., febrero 2012, p. 2-3). Por su parte, la representante J. González recientemente informó que “luego de aprobado el Código Penal de 2012, comenzó a reducir la criminalidad.” … “A nivel isla los delitos tipo 1 se habían reducido en un 6%” en el primer año de su vigencia y “9.1%” en el segundo año. “Las estadísticas oficiales demuestran la efectividad del Código Penal de 2012.” ¡Con nuestras vidas no se juega!

Katherine Angueira Navarro

Psicóloga Social-Comunitaria

Dentro o fuera, así de simple – PPD Buscando lo Imposible: Un ELA Real

Lea sobre los Plebiscitos en Puerto Rico

Columna de José A. Delgado en ENI y Comentarios de Jeffrey Farrow

Otros Escritos

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/