Que se vaya, que se vaya…El Quebrao 2014

Que se vaya, que se vaya…

Agridulce despedida de año
shutterstock_239915185

Tomada de Shutterstock
Por Editorial, EL VOCERO4:01 am

La mayoría de los puertorriqueños despedirá el 2014 esta noche con un sonoro abucheo. Se lo merece. Ha sido uno de los más funestos de nuestra historia.

Degradación de nuestro crédito a chatarra, desplome del valor de nuestras casas, pérdida de más de 40,000 empleos, cierre de importantes talleres de trabajo, emigración masiva de nuestra gente, paralización en la construcción, desplome en las ventas de autos, crisis en energía eléctrica, más y más impuestos…todo en un solo año. Resultado: otros 12 meses de caídas ininterrumpidas de la economía.

De entre las pocas noticias positivas del 2014, merecen destacarse la reducción en el número de asesinatos—gracias en parte a los esfuerzos conjuntos de autoridades estatales y federales—y la marcada baja en el precio del petróleo en las últimas semanas del año que, aunque totalmente fuera de nuestro control, ha representado un bienvenido alivio al bolsillo.

Con eterno optimismo, esta noche, todos haremos votos porque el 2015 sea mejor. Los expertos dicen que no lo será. De hecho, crudita o no crudita, los retos fiscales que el gobierno enfrentará el año natural que empieza mañana lo pondrán al borde de la insolvencia. Cientos de millones en préstamos y obligaciones que están por vencer, menos fondos para la cubierta de salud del gobierno que obligará a eliminar beneficiarios o reducir beneficios, una restructuración de energía eléctrica que se seguirá aplazando y la gran incógnita de una reforma contributiva que nos están vendiendo como un bálsamo pero que probablemente acabe siendo un veneno.

Ojalá nos equivoquemos, pero si la historia de los pasados 24 meses es un indicio, la administración optará por lo único que aparentemente sabe hacer: imponer más y más altas contribuciones en un esfuerzo de aumentar recaudos que le permitan seguir gastando. Seguramente volverá a fracasar, pero ni modo. Es evidente que no viene inclinada a escuchar consejos y menos si vienen del sector privado.

Pero como la esperanza nunca se pierde, El Vocero continuará en el 2015 comprometido con su misión de fiscalizar, tanto al gobierno como al sector privado, y de reportar imparcial y objetivamente en aras de un Puerto Rico mejor.

Si algo debemos aprender de esta crisis es el efecto pernicioso de la indiferencia con la que acostumbramos a desentendernos de los problemas, conformándonos con la ilusión de que alguien vendrá a resolverlos. La responsabilidad de echar adelante a Puerto Rico es tanto individual como colectiva. El hecho de que el gobierno no acierte a resolver nuestros problemas no nos exime de nuestra responsabilidad, y en todo caso debe redoblar nuestro empeño, de hacer lo que esté a nuestro alcance para lograrlo nosotros mismos.

En ese ánimo, bienvenido sea el 2015.

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/