Comentarios sobre el Libro POR UNA NUEVA LECTURA AL CONCEPTO DE SOBERANÍA – Por Mario Ramos Méndez

Comentarios sobre el Libro POR UNA NUEVA LECTURA AL CONCEPTO DE SOBERANÍA – Por Mario Ramos Méndez

Como todo en el Caribe, parte de la esencia de nuestro entorno caribeño es que todos nuestros encuentros son fortuitos, tal vez la geografía incide en ello pues por el tamaño de nuestras islas cada uno queda cerca del otro; y así fue un encuentro más, hace unas semanas, con el amigo Faisel Iglesias; hermano cubano y puertorriqueño, pues como dijo la poetisa Lola Rodríguez de Tió, “Cuba y Puerto Rico son de un pájaro las dos alas, reciben flores y balas sobre el mismo corazón.”

La sorpresa fue doble, pues con el encuentro del amigo escritor, autor de las novelas el OLOR DE LA TIERRA y QUE BUENO BAILA USTED, esta última sobre la vida del inmortal de la música cubana, el gran Benny Moré, se daba el encuentro con su recién publicado libro: POR UNA NUEVA LECTURA AL CONCEPTO DE SOBERANÍA. Libro de fácil lectura, pero de enjundia histórica donde el pensamiento de José Martí se pasea por cada página y es actualizado a los tiempos de ahora cuando la soberanía misma no es el concepto absoluto que se predicaba en el siglo 19.

El libro de Faisel es en colaboración con dos caribeños más: el profesor puertorriqueño Héctor Ríos Maury y el cubano Orlando Freire Santana. Son tres visiones que se entrecruzan y se complementan, a su vez, sobre este importante concepto que ha evolucionado a través de los años, desde que en latinoamérica comenzó su entera discusión y aplicación desde las guerras de independencia a principios del siglo antepasado.

El libro comienza con un periplo, a manera introductoria, donde analiza los dos sistemas de Derecho en las Américas: el Common Law y el de codificación o Derecho Civil, que de manera pacífica y armoniosa, tanto teórica como en su aplicabilidad, llevan más de un siglo coexistiendo en Puerto Rico. En el caso cubano propiamente, Ignacio Agramonte, según constata Faisel, se inspiró en la Constitución de los Estados Unidos de América, carta que en su bicentenario en 1987 el Papa Juan Pablo II calificó de “documento providencial”, para el cabal “sometimiento del mando militar al poder civil… y que el soberano fuese el ciudadano.” Esta postura de Agramonte no fue algo nuevo, pues como afirma el historiador George Athan Billias, la influencia del constitucionalismo de los Estados Unidos alrededor del mundo comenzó con las mismas guerras de independencia en latinoamérica y se ha extendido por el mundo entero durante todo este tiempo hasta llegar a Kosovo.

Citando a Martí, nos ilustra como el bardo y pensador cubano, pequeño en estatura, pero latinoamericano inmortal ante la historia y hasta mayor que el mismo Simón Bolívar, en palabras de Enrique Krauze, veía en la Constitución de los Estados Unidos un modelo jurídico a seguir, donde el respeto a la diversidad, al derecho de las minorías y a la soberanía de la región son respetados por virtud y mandato de dicha carta fundamental. El historiador Rafael Rojas, compatriota de Faisel, nos ha dicho en su excelente libro MOTIVOS DE ANTEO: patria y nación en la historia de Cuba, que en el siglo 19 la independencia y la anexión eran la soberanía política idónea para poder anclar la nación cultural. No nos debe de extrañar que ese modelo de gobierno, donde los estados de los Estados Unidos, por virtud de su Enmienda Décima de su Constitución, tienen una soberanía sin igual en cualquier sistema político en el mundo, haya sido el modelo que el actual líder de la Generalitat, Artur Mas, en su reciente visita a los Estados Unidos, haya dicho que es el ideal para Cataluña. Según el político catalán: “Esto quiere decir unos Estados diferentes, como los norteamericanos con poderes y autonomía real, compartiendo una gran federación política”. Esto nos recuerda aquellas lapidarias palabras del Libertador de América, Simón Bolívar, cuando refiriéndose a los Estados Unidos dijo: “… ese pueblo es único en la historia del género humano, un modelo singular de virtudes políticas e ilustración moral, no obstante que la libertad ha sido su cuna, se ha criado en libertad y se alimenta de libertad.”

El ELA es Peor de lo Peor

El ELA es Peor de lo Peor

Sobre la Revolución cubana, el autor nos ilustra cómo al Pueblo cubano le fue ultrajada su libertad ciudadana por un sistema que aniquila toda expresión artística, cultural e intelectual a menos que esté a favor de sus intereses políticos e ideológicos. El autor cita a Martí para ilustrarnos como éste, desde el siglo 19, había visto los peligros que acarrea para el ciudadano el sistema socialista: “Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados.”

Con fuerte influencia de su autor de cabecera, como lo es José Martí, el autor se pronuncia en términos de que EL SOBERANO ES EL HOMBRE. O sea, para Faisel “[l]a soberanía también es la superioridad no superada en cualquier orden inmaterial. En política, el soberano es el ser superior que tiene el poder de decisión, de imponer leyes sin recibirlas de otro, de donde emana y se ejerce el poder, por tanto, no está sujeto a las leyes escritas, sino que las crea.” Algo distinto a la realidad política de Puerto Rico que por virtud del Artículo 9 de la Ley de Relaciones Federales toda legislación aprobada por el Congreso de los Estados Unidos tiene entera aplicabilidad en  nuestro entorno  a menos que sea localmente inaplicable o expresamente dicho.

Bebiendo de tratadistas franceses como Rousseau, nos dice el autor que “el soberano es el Pueblo, que emerge del pacto social, y como cuerpo decreta la voluntad general manifestada en la ley. El sufragio universal se convierte en un derecho fundamental y la condición ciudadana es igual para todos con independencia de cualquier otra consideración, salvo las limitaciones de edad o juicio.” O sea, lo que nos plantea Faisel es que lo iguales derechos en su entera aplicabilidad y extensión son derivados de la igualdad en ciudadanía. De la inclusividad en igualdad de condiciones sin exclusión ni diferendo o clasificación sospechosa alguna. Como dijo Earl Warren, Juez Presidente del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, en su disidente del caso PÉREZ v. BROWNELL, caso lamentable donde se le despoja de la ciudadanía americana a una persona que evadió el servicio militar en 1944: Citizenship is man’s basic right for it is nothing less than the right to have rights. Remove this priceless possession and there remains a stateless person, disgraced and degraded in the eyes of his countrymen. Años más tarde, en Afroyim v Rusk, esta anómala doctrina fue corregida.

Para Faisel, “el principio de soberanía popular ha quedado vinculado históricamente al sufragio, al imperio de la ley (que no es la justicia, equidad, sino la voluntad de los que gobiernan) a un entendimiento de la democracia donde la participación del ciudadano no puede quedar reducida a elegir a sus gobernantes a cada cierto número de años, sino a condicionar las decisiones de estos.”

Por otro lado, el autor siente dolor en su espíritu al ver que aquellos que predican la integración latinoamericana son los primeros en coartar el derecho de aquellos que desean ejercer el libre tránsito y el derecho a vivir una vida mejor sea ésta allende los mares de su patria. Sobre esto menciona el caso de los cubanos que no recibieron el elemental derecho de ser escuchados y el gobierno de Rafael Correa en Ecuador decidió devolverlos a Cuba como si se tratara de un artículo de correos, violándoles sus más elementales derechos humanos.

Faisel Iglesias sostiene que la América del Norte, donde vive el 62% de los puertorriqueños, es también nuestra. La integración política sería respeto hacia el ciudadano y la culminación en derechos y deberes de su ciudadanía americana: “Solo en la otra América, la verdaderamente “nuestra”, la realmente “integrada”, donde el soberano es el ciudadano y el estado un mero instrumento a su servicio, un floridano disfruta la plenitud en Oregón y viceversa, y todos tenemos garantizados nuestros derechos humanos, que es como decir la dignidad”. Sobre esto, debemos añadir, también se han manifestado el mejicano Carlos Fuentes en su seminal libro El Espejo Enterrado, sugiriendo que existe una hispanidad norteamericana, y Felipe Fernández Armesto en Our America, demostrando con evidencia irrefutable que los Estados Unidos también es una nación hispana desde la época colonial.

Lejos en el pasado está la costumbre de reafirmar y defender la soberanía desde las dictaduras; sean de derecha o de izquierda. En el Caribe, abundan los ejemplos; Trujillo, Batista, los Duvalier y los hermanos Castro, entre muchos. Sobre el dictador dominicano, debemos recordar aquella famosa frase “Dios y Trujillo”. Título de una tesis elaborada por Joaquín Balaguer sobre la historia de la República Dominicana pronunciada como discurso de ingreso el 14 de noviembre de 1954, día de su investidura como miembro de número de la Academia Dominicana de la Historia, planteando que la soberanía se defendía y reafirmaba gracias a la figura del caudillo.

La tesis que nos plantea Faisel Iglesias, por el contrario, es que desde la soberanía del ciudadano se puede reafirmar y defender la soberanía del Estado. El ciudadano como gestor de cambios y creador y defensor de las instituciones de gobierno puede hacer los cambios necesarios que garanticen la sana convivencia y reafirmar sus derechos desde un sistema enteramente democrático donde el voto sea un derecho fundamental en todo el sentido de la palabra. Como un todo armonioso que garantiza que, no solo el ciudadano es el protagonista principal de la historia y del quehacer político, sino que su dignidad como ser humano debe ser un axioma inviolable. Muchas gracias.

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/