Un segundo transportista tuvo que pagar una multa de $200 (horizontal-x3)
Carmen Yulín Cruz criticó la actitud de los taxistas durante una conferencia de prensa en el ayuntamiento de la ciudad de Nueva York. (GFR Media)

NUEVA YORK  — Los dos taxistas neoyorquinos que dieron problemas en mayo a la alcaldesa de San Juan debido a que ésta les pidió que la llevaran hasta el distrito del Bronx no salieron inmunes del encuentro con ella.

Uno de ellos, Mohamed Mansouri, perdió su licencia de taxista tras no presentarse a la audiencia que la Comisión de Taxis y Limusinas de Nueva York fijó en junio para debatir el incidente, señaló un portavoz de la institución. Mansouri llevó a la funcionaria puertorriqueña Carmen Yulín Cruz al Bronx pero protestó durante todo el trayecto.

El otro taxista, José Guerrero, y a quien Cruz le hizo el alto primero, se negó a llevarla a ese distrito. Guerrero, quien no contaba con ofensas previas, accedió a pagar una multa de $200 por el incidente, dijo Allan Fromberg, el portavoz de la Comisión, a la AP.

Los taxistas de Nueva York están obligados a llevar a pasajeros a cualquier dirección en la ciudad, además del aeropuerto de Newark en Nueva Jersey y los condados de Westchester y Nassau.

Cruz, quien se hospedó en un hotel del Bronx durante su visita a Nueva York, criticó la actitud de los taxistas durante una conferencia de prensa en el ayuntamiento de la ciudad y dijo que apuntó el número de registro de ambos para denunciarlos.

La comisionada de taxis y limusinas Meera Joshi dijo el viernes en una declaración enviada a los medios que agradece la asistencia de la alcaldesa Cruz en “ayudarnos a que estos taxistas rindieran cuentas”.

La funcionaria viajó a Nueva York para reunirse con el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, y participar en una actividad cultural dedicada a mejorar entornos urbanos.