Pedro Pierluisi (horizontal-x3)
La reunión sobre el status será con los presidentes de los partidos Independentista Puertorriqueño y Popular Democrático (PPD). (AP)

WASHINGTON–  El presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Pierluisi, nombró al abogado Héctor Ramos como su enlace para una posible reunión exploratoria sobre el status con los presidentes de los partidos Independentista Puertorriqueño (PIP) y Popular Democrático (PPD).

Ramos le notificó al presidente ejecutivo del PIP, exsenador Fernando Martín, su nombramiento. Previamente, el presidente del PIP, exsenador Rubén Berríos Martínez, había designado a Martín.

Todavía falta el presidente del PPD, David Bernier, quien había advertido que cualquier decisión sobre el próximo proceso de consulta en torno al futuro político de Puerto Rico debe esperar a la determinación del Tribunal Supremo de EE.UU. en el caso Puerto Rico versus Sánchez Valle, que debe conocerse a más tardar en junio.Modelo-Papeleta-Plebiscito

Bernier quiere además que cualquier proceso de diálogo incluya a los demás aspirantes a Gobernador.

Berríos aceptó la propuesta de Bernier, y dijo que puede extenderse a grupos políticos como el Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH), Pro Ela, ALAS y el Colegio de Abogados, pero le exhortó a nombrar un delegado que permita comenzar a ordenar el posible diálogo de representantes de la clase política puertorriqueña.

El caso Sánchez Valle tiene como controversia legal si el gobierno de Puerto Rico tiene “soberanía” propia, como los estados y las tribus indias, para efectos de la cláusula constitucional federal de doble exposición en casos criminales.

Pero, el caso tiene el potencial de que incluya alguna opinión sobre la naturaleza del llamado Estado Libre Asociado, después de que el Procurador General de EE.UU. acentuara que Puerto Rico, pese al proceso de 1950 a 1952, nunca ha dejado de ser un territorio subordinado plenamente a los poderes del Congreso estadounidense.

“Lo menos que espera nuestro pueblo es que hagamos algo porque se nos está cayendo la casa encima económicamente y políticamente es humillante”, afirmó Berríos Martínez , cuando hizo su convocatoria original, y advirtió que en todo momento ha asumido “la buena fe de los que dicen que hay que acabar con el colonialismo en Puerto Rico”.