Esto es lo que pienso de su #YoNoMeQuito – Por Karla Figueroa

Esto es lo que pienso de su #YoNoMeQuito

Screen Shot 2016-08-27 at 9.16.14 PM

Por una de esas coincidencias que me activan la colitis (que me tiene harta, pero flaca), la campaña #YoNoMeQuito comenzó alrededor de un mes luego de que yo me mudara de mi hermosa joya caribeña.

Las palabras no me dan para explicar lo atacada y ofendida que me sentí por esta iniciativa. Esto ya que siento que está creada de la manera más pasiva-agresiva posible. Es como insultar a alguien con una poesía. Es como esa canción de Silvio que en vez de desearte la muerte, te dice: “Ojalá se te acabe la mirada constante… Ojalá pase algo que te borre de pronto”.

Sin embargo, al momento en que comenzó, preferí no escribir porque considero que como mismo yo siempre he tenido el derecho de expresarme, ustedes también lo tienen.

Ahora bien, el martes en la noche —mientras navegaba por las redes sociales en vez de estar lavando la paila de trastes que me tira guiñás desde el fregadero— me encontré con que ahora no solo yo tengo que recibir ataques porque “me quité” al montarme en un avión para Los Ángeles. No, no… Ahora tengo que ver a los míos bailar al ritmo del conformismo en el concierto #YoNoMeQuito.

Y sí, leyeron bien, “bailando al ritmo del conformismo”, porque cuando usted ataca al que decidió irse, le está diciendo que se tenía que conformar con lo que hay. Con una sonrisa en la cara y “La Borinqueña” sonando, usted está diciendo que tenemos que soportar como si no existieran más opciones; está diciendo que (como los árboles) debemos echar raíces y no movernos nunca sin importar que las condiciones no sean buenas.

EN MI CASO, quedarme hubiera sido conformarme y no intentar lograr las metas que me he planteado (porque no las puedo lograr en un lugar que, ahora mismo, no tiene recursos). Quedarme sería ver como la vida —que es solo una y es bien corta— se me desvanece entre los dedos esperando que “algo mejore”.

Si usted se cree que mis compañeros en las diáspora y yo nos quitamos, tome un momento y reevalúe su opinión.

Déjeme decirle una cosa, ese #YoNoMeQuito lo puedo usar yo. Porque yo no me quito es que tuve que hacer maletas llorando. Dejé de dormir en el aire acondicionado de la casa de mi papás (porque el sueldo no me daba para vivir sola), abandoné a todos mis amigos, me despegué de mi familia y me privé de ver a mis sobrinos crecer, para pasar a dormir casi dos meses en el sofá de mi primo y casi tres en el sofá de un pana (que conocí aquí y que había visto como cinco veces en mi vida antes de llegar a su casa con las maletas en la mano).

Yo nunca en mi vida (ni cuando enterré a mi hermano) he llorado más de lo que he llorado en estos siete meses. Ahora, si me preguntan si lo volvería a hacer, la respuesta es una: “Sin pensarlo dos veces”.

Yo le voy a explicar una cosa, los que nos fuimos no nos quitamos… Al contrario, estamos pasando un trabajo cabrón para sobrevivir. Aquí no venimos a estar de los más felices porque entramos al Jardín del Edén cuando nos bajamos del avión.

En la diáspora estamos pasando el mismo trabajo que usted. ¿La diferencia? Aquí por lo menos estoy segura de que mi esfuerzo traerá resultados (como lo he visto en siete meses). En Puerto Rico no veo el resultado, porque tan pronto hago algo bien me añaden un tax, me cobran la deuda, me bajan el sueldo (que de por sí no me da para nada) o el carro cae en un hoyo y se me va el dinero en arreglarlo.

A lo mejor usted, mi coquetón lector, no sabe esto. Pero la iniciativa #YoNoMeQuito no fue creada por un grupo de personas de clase media baja (como la mayoría) que de verdad se ven afectadas por la crisis del país pero, aun así, se quieren quedar.

#YoNoMeQuito fue creado por un grupo de personas adineradas que están aterradas de que gente como usted y yo apostemos a otros lugares. ¿Por qué puntualizo esto? Porque vivir la crisis con el bolsillo lleno es bien fácil… Con la cuenta de banco virá es bien nítido quedarse. Es genial crear una iniciativa que te infla el pecho y te recuerda a Tito Trinidad gritando “puñeta” después de ganarle a Oscar De La Hoya. Es hermoso (e increíblemente inteligente) aprovecharse del amor patrio. Pero recuerde una cosa, con la bandera y los coquís no se puede pagar renta.

Ah, pero la cosa no se queda ahí. Ahora (y el motivo de mi columna) vamos a cogerlos de pendejos y usar la euforia que crea el #YoNoMeQuito (acompañado de la felicidad que trajo la medalla de Mónica Puig) para hacerles un concierto en el que parte del dinero va para entidades que ayudan diferentes causas sociales. ¿Qué usted cree que se va a hacer con el resto del dinero? ¿Usted se cree que el #YoNoMeQuito no le está generando dinero a alguien? Coño, usted sabe más que eso…

A mí usted no puede decir que me quité, cuando yo viví 4 años en Ohio y regresé a Puerto Rico porque quería aportar a mi tierra. Sin embargo, me encontré con una isla en el que no importa cuánto me esfuerce, el sueldo no me da para vivir como debería poder hacerlo cualquier adulto que trabajar más de 40 horas a la semana.

Yo lo respeto a usted por quedarse. Yo no lo juzgo. Mi familia está allá buscándosela todos los días. A mí me encantaría estar allí con los míos. Pero si usted quiere decirme que me quité porque decidí no aceptar un trabajo de 10 dólares la hora, usted se está llamando engaño.

Así las cosas, la próxima vez que usted se enganche su camisa de #YoNoMeQuito piense en todo lo que significa. Piense en que este slogan no es sinónimo de apostar a Puerto Rico, es equivalente a aceptar que la cosa está bien jodía y que, aun así, usted se va a parar ahí a sufrir como un mártir.

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/