El despilfarro de Yulín

El despilfarro de Yulín

La indignación que se veía por algunos en la pasada campaña política se ha esfumado

10/20/16 Sala de prensa Coliseo Roberto Clemente San Juan, PR. La alcaldesa de San Juan Carmen Yulin da expresiones sobre la contratacion de la hermana de Anaudi en el Colegio Universitario de San Juan. (Eric Rojas / EL VOCERO)

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, ha vuelto a hacer de las suyas. Utiliza empleados, fondos y propiedad del municipio para darle escolta y seguridad a Oscar López. Según ha salido a la luz pública en los pasados días, cuatro agentes de la policía municipal prestan vigilancia continua a la casa del susodicho exconvicto y hasta le dan escolta cuando tiene que moverse en carro de un lugar a otro. Como si eso fuera poco, cuatro agentes de la policía municipal prestan vigilancia a la casa con turnos abusivos de doce horas. Esto incluye a una patrulla estacionada frente a la casa en Santurce. No sabemos todavía a cuánto asciende el gasto de fondos públicos; agentes, pago de horas a sobre tiempo, si algunas; uso de propiedad pública, gasto de gasolina y hasta depreciación de la propiedad mueble del municipio como lo es el automóvil. Todo para propósitos únicamente políticos sin ningún fin público.

Es una burla a la gente humilde de San Juan que en estos tiempos aciagos, con una crisis económica que ha tenido repercusiones devastadoras donde las instituciones de gobierno estatal y municipal se están cayendo en cantos, venga esta señora a despilfarrar dinero para fines estrictamente públicos para un fin enteramente privado como es la seguridad de este individuo, que ya ha sido declarado por ella, y otros como ella, como el nuevo canon moral a seguir. Mientras las calles y avenidas de San Juan están deterioradas, llenas de hoyos y con falta de mantenimiento, y la criminalidad sigue acechando como un flagelo, desde la cúpula municipal se dan instrucciones para que se desvíen fondos públicos para este tipo de fechoría que en nada abona a una mejor gobernanza ni a una mejor calidad de vida para la gente que vive en la capital de Puerto Rico.

Yulín

Yulín – coordina demostraciones y huelgas  diversas y de la UPi con sus peones pelús: Terrorista Urbana? Toda una vida dedicada a hacer piquetes y demostraciones Anti-Americanas y Anti-Libre Empresa – Vaga y Mala Administradora

Es inaudito y sorprendente que ninguno de los legisladores de San Juan por el PNP haya hecho pronunciamiento alguno sobre este asunto. Tal parece que, como en la novela de José de Diego y Padró, todos están “En Babia”. En un momento como el que vivimos, no meramente por la cercanía del plebiscito –donde ninguno de ellos habla ni, mucho menos, sabe hablar de la estadidad- sino porque el gobierno estatal, que incluye las tres ramas de gobierno, y los gobiernos municipales están maximizando hasta el último centavo en el uso de los fondos públicos, es decepcionante que no surjan voces que denuncien este atropello al erario municipal que se nutre de las contribuciones de todo tipo que hacen los que viven en San Juan y hunde más en la ignominia la imagen de vendedores de hierros viejos que tiene la clase política en Puerto Rico.

La indignación que se veía por algunos en la pasada campaña política se ha esfumado. La fiscalización al gobierno municipal de San Juan no existe por ningún lado. Parece como si a los legisladores sanjuaneros se los hubiera tragado la tierra. Mientras el gobernador está con las manos llenas en una lucha titánica para enderezar a Puerto Rico, algunos de ellos están haciendo monerías en programas de televisión que se transmiten al medio día, donde se evidencia cómo los tiempos han cambiado; el político de hoy tratando de sustituir al comediante en el arte de hacer reír, cuando en realidad está ejecutando el arte de hacer el ridículo. Es el político como el nuevo “bufón de la Corte”. Mario Ramos MéndezEsa pasividad, que deviene en dejadez y luego se convierte en subcultura, es algo que hoy caracteriza al liderato del PNP. Y eso es algo a lo que Carmen Yulín, con evidente astucia, le saca provecho.

MARIO RAMOS MÉNDEZ – Historiador

Transparencia y responsabilidad con la UPR

El Vocero se reitera en que aquí todos tienen que aportar  –  24 de febrero del 2017  – >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

02/22/17. San Juan,PR. Ambiente en el recinto de Rio Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR-RP), donde se celebra la Asamblea General Estudiantil, para discutir acciones a tomar de cara a los recortes presupuestarios que exigen la Junta de Control Fiscal Federal. (Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO)

El proceso mediante el cual la Universidad de Puerto Rico (UPR) identifica en ahorros presupuestarios sobre $197.4 millones, debe trascender lo coyuntural y convertirse en un ejercicio diario, permanente, de responsabilidad fiscal y de destierro de la enraizada cultura burocrática que la hace más vulnerable a los vaivenes políticos y a la crisis fiscal.

Es solo acorralada por las circunstancias, como las exigencias que hace la Junta Federal de Control Fiscal, que nuestra principal institución educativa -un ente acostumbrado a resolver sus ineficiencias tragándose el dinero del fondo general- emprende esta ardua tarea de mirarse a sí misma y de identificar oportunidades que le permitan aportar su parte en la misión de la rehabilitación fiscal del País.

Pero la realidad es que, como lo revela un segundo borrador de plan fiscal dado a conocer este miércoles, la UPR sumó casi $50 millones a la propuesta inicial de unos $150 millones de ahorros que había proyectado en un primer documento de trabajo. De esta manera, la Universidad puede crecerse en su compromiso y su responsabilidad social. Y puede empezar a sacudirse los lastres que la aprisionan. Y eso está bien.

Lo que no está bien, y esto es para la Junta de Control Fiscal, es pretender que la Universidad se lance de la noche a la mañana a recortes impensados y castrantes, que la lleven a un estado de incumplimiento académico y de inviabilidad. Todo esto sufriría la UPR, de prosperar un recorte de $300 millones, como pretende el organismo creado por el Congreso para que, con poderes delegados por encima de los funcionarios electos, determine el curso de las finanzas gubernamentales de Puerto Rico.

Igual que debe hacerlo con el plan fiscal que a más tardar el martes próximo debe entregarle el gobierno central, la Junta de Control debe actuar con transparencia y con sensibilidad en la valoración de la propuesta de ajuste fiscal de la Universidad de Puerto Rico.

Con transparencia, porque si la junta reclama un determinado ajuste a una instrumentalidad pública, está llamada a explicar los cálculos y los números que le han llevado a reclamar tal cantidad. Y no lo ha hecho. Ejemplo de ello no es solo el caso de los $300 millones que reclama a la UPR, sino también el de la exigencia hecha a la administración del gobernador Ricardo Rosselló de presentar un recorte billonario en el renglón de salud.

Pierde de vista la Junta de Control, o quizás no está en su marco conceptual, que de lo que se está hablando no es de piezas de un rompecabezas, o numeritos en un cuadrante; es de seres humanos, de pacientes, de asuntos de vida o muerte, de calidad de vida, de estudiantes con el derecho a formarse y ser parte de la solución de los grandes problemas, no rehenes de quienes los han creado y profundizado en medio de una recesión que sobrepasa el decenio. Por tanto, la junta tiene que saber que si bien hay que hacer los ajustes necesarios, los mismos tienen que ser graduales, para que el remedio no termine provocándole al País una más aguda enfermedad.

El Vocero se reitera en que aquí todos tienen que aportar. En la UPR, el estudiantado, el profesorado y la fuerza laboral no deben interrumpir los trabajos, porque con ello debilitan la institución que dicen defender.

El liderazgo universitario no debe rehuir, ni con pasividad ni con renuncias, su responsabilidad en esta hora crucial.

La Junta de Control Fiscal no puede pretender legitimidad obligando a desestabilizar servicios mediante la imposición de una austeridad draconiana. Además, no puede pretender legitimidad sin haber hecho nada para trascender el papel de gendarme fiscal, sin ocuparse en Washington de ninguna gestión conocida que derive en desarrollo económico para Puerto Rico.

Si no hay ese desarrollo, no surgen las fuentes de recaudo para el fisco aunque se haga una comprensiva reforma que amplíe la base contributiva. Tampoco alcanzaríamos la sustentabilidad.

Hay que enseñar con el ejemplo, con lo que se hace, no con lo que se dice. Aplica también con la transparencia: nadie puede exigirla sin practicarla.

EDITORIAL, EL VOCERO

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/