Podría estar por terminarse la democracia…

image.png

4 de enero de 2019

Podría estar por terminarse la democracia..

El sociólogo Allan Wolfe nos señala que “a pesar de todos los éxitos en las sociedades modernas, hay un sentimiento, desesperado en algunos casos, de que no todo está bien, que algo ha ido terriblemente mal. Nosotros, los ciudadanos de la democracia liberal, entendemos y atesoramos nuestras libertades, pero estamos confundidos en cuanto a reconocer las obligaciones que hacen la libertad posible”.

“La democracia es el peor de los sistemas a excepción de todos los demás”. Sir Winston Churchill

“El mejor argumento contra la democracia es una conversación de cinco minutos con el votante promedio. “Sir Winston Churchill

          Estas citas lo que señalan es que la democracia es un sistema que tiene grandes virtudes, pero al mismo tiempo tiene grandes debilidades. Por consiguiente, es necesario protegerlo si queremos seguir disfrutando de un sistema de gobierno liberal con garantía de los derechos a la vida, a la libertad, a la propiedad y a la felicidad.

          Por las pasadas cinco o seis décadas en Puerto Rico hemos abusado de las ventajas y virtudes de la democracia liberal. Vivimos al presente una seria problemática política, económica y social como nunca en la historia reciente habíamos experimentado. Tenemos una de las tasas más altas de homicidios, de consumo de bebidas alcohólicas, de drogas ilícitas, de SIDA, de divorcios, de madres adolescentes, de violencia doméstica, de maltrato de menores, de viejos, así como de animales. Un alto por ciento de nuestra población lleva varias generaciones sin trabajar, dependiendo de las ayudas del Estado con el solo objetivo de lo inmediato (baile botella y baraja) sin preocupación por el futuro. Todo esto con la consabida erosión en la autoestima, la dignidad y en la visión del trabajo como medio de superación.  En resumidas cuentas, tenemos un serio problema de insalubridad mental.

          Por irresponsabilidad de algunos de nuestros gobernantes nos hemos convertido en uno de los países más endeudados del mundo atravesando por la peor quiebra jamás experimentada en nuestra historia. A esto se le añadió la enorme devastación causada por el huracán más violento también en nuestra historia, María empeoró la crisis económica y social a niveles nunca experimentados. Todo esto ha hecho que grandes sectores de nuestro pueblo sientan gran desesperanza y hayan perdido fe en los partidos políticos y en las instituciones de gobierno democrático para revertir esta situación. Las decisiones y acciones que se tomen bajo las presentes circunstancias habrán de tener serias repercusiones para esta y futuras generaciones de nuestros conciudadanos.

          Recientemente leímos un artículo publicado por la prestigiosa revista Foreign Affairs escrito por dos profesores Yascha Mounk y Roberto Stefan Foa, titulado “The End of the Democratic Century”. Este articulo estimula al lector a pensar profundamente sobre lo que tenemos y el peligro que corremos al no protegerlo. Señala el mismo que la democracia floreció entre muchos países debido al atractivo del deseo universal por disfrutar de los derechos individuales, colectivos y por el atractivo de la cualidad de autodeterminación productos de la democracia liberal. Pero, además, los ciudadanos de todas partes del mundo se sintieron atraídos no solamente por estos valores y virtudes sino porque también la democracia proveía un modelo económico y geopolítico exitoso. Esto en gran medida logró, en la segunda mitad del siglo 20, convertir a los ciudadanos de antiguos regímenes autoritarios en verdadero creyentes en la democracia.

Nos señala además el artículo que mientras las economías de los regímenes democráticos dominaban las economías mundiales de forma apabullante y propiciaban el desarrollo económico y social en muchos países, la democracia liberal ganaba adeptos. Sin embargo, por primera vez en muchos años la proporción del producto bruto global (GDP) de las economías democráticas ha descendido, mientras que las de economías de regímenes autoritarios como Singapur, China y Arabia Saudita ha aumentado, comenzando a notarse un descenso en los estándares de vida de regímenes democráticos por lo que un número considerable de ciudadanos ha comenzado a adjudicarle menos importancia a vivir en democracias para tener y mejorar una buena calidad de vida. Mientras dos terceras partes de los norteamericanos de más de 65 años señalan que es absolutamente importante vivir en la democracia, menos de una tercera parte de los de 35 años o menos está de acuerdo con esto. Una creciente minoría se ha manifestado receptivos a las alternativas autoritarias al punto de que en países como Francia, Alemania e Italia se han triplicado los que favorecen gobiernos autoritarios militares. Recientemente tenemos el caso de Brazil donde casi la mitad de su población favorece un régimen autoritario militar.

          Ante estas circunstancias estamos viendo como un gran número de nuestros conciudadanos preocupados por nuestra crítica situación económica, fiscal, social y los acontecimientos que señalan gran desconfianza en la capacidad de nuestras instituciones para revertir décadas de deterioro, comienzan a manifestar su deseo por la alternativa de un régimen autoritario fuerte que nos lleve a forjar un pueblo progresista a la altura de los mejores.

          Estas circunstancias que vivimos son aprovechadas por los movimientos populistas de la izquierda que han emergido en la isla con gran fuerza y con sus propuestas de socialismo del siglo 21. Antonio Gramsci  quien fuera unfilósofomarxistapolítico y periodista Italiano del siglo pasado y uno de los fundadores del Partido Comunista Italiano,  en aquel entonces señaló con mucho acierto: “Toda revolución ha sido precedida por un intenso trabajo de penetración cultural ,es decir, de permeación de nuevas ideas. Hoy un siglo después Pablo Iglesias el líder de Podemos citándolo señala:  el poder de las clases dominantes no se obtiene solo por la fuerza, sino también con el control del sistema educativo, la religión y los medios. Entendió Gramsci que la cultura es el campo de batalla principal de la lucha política.”

          Estemos alertas a esta estrategia, analicemos y veamos como nuestro sistema de educación por medio de algunos maestros izquierdistas, antiamericanos le envenenan las mentes a los estudiantes con ideas nacionalistas, antiamericanas y socialistas desde los grados primarios hasta la Universidad. Veamos como las uniones de maestros se oponen a todo cambio que erradique las deficiencias que permiten que maestros ineficientes, sin vocación impidan que muchos de nuestros estudiantes adquieran los conocimientos que les permitan desarrollar criterio propio para que puedan separar la paja del grano y constituirse en ciudadanos inteligentes con la capacidad de obtener   toda la información relevante necesaria y mediante el análisis intelectual de esta lleguen a sus propias conclusiones. Es decir, el pensamiento crítico.

          Analicemos como la jerarquía de la iglesia católica y muchos de los sacerdotes -aprovechando la autoridad moral que gran parte del pueblo le concede a los que visten la sotana- predican desde el pulpito y por otros medios la lucha de clases demonizando a los que tienen dinero -aunque lo hayan obtenido legítimamente – y santificando la pobreza  justificando el quitarle al que tiene para dárselo al pobre y así implantar un régimen socialista que en todos los casos empobrece al país y lo que verdaderamente hace es coartar la libertad individual, eliminar la propiedad privada y distribuir la pobreza. Aquí ha surgido enemos ahora una coalición ecuménica creada con el propósito de vendernos una asamblea constituyente amañada que nos conduzca a la libre asociación/independencia.

          Estemos pendientes a como grandes sectores de la prensa transmiten y enfatizan constantemente las noticias que les convienen a sus intereses independentistas antiamericanos y socialistas y omiten o relegan a un plano imperceptible aquellas noticias positivas para nuestro sistema de democracia liberal y el sistema económico capitalista y la unión permanente con los Estados Unidos.

            La actual situación en Puerto Rico es un caldo de cultivo para las aspiraciones de los populistas de la izquierda que interesan asumir el poder para acabar con las instituciones democráticas y llevarnos hacia un régimen autoritario socialista del siglo 21. Estos populistas le quieren vender al pueblo la ilusión de que, con su agenda de sueños, propuestas utópicas, lenguajes grandilocuente que apela a la sensibilidad, a la transparencia gubernamental, a igualdad social y a un mejor futuro, habrán de transformar la isla en un paraíso terrenal de progreso e igualdad.

          Ahí tenemos a la líder principal del PPD y del movimiento populista de izquierda, la alcaldesa Carmen Yulin Cruz. Ella ha sido clara en que lo que desea es asumir el poder para mediante una asamblea constituyente amañada solicitarle al Congreso la libere asociación /independencia. No quepa la menor duda de que si el Congreso recibe una petición de libre asociación/independencia para Puerto Rico la habrá de considerar y posiblemente acceda a ella con un proceso de transición. Ahora bien, no creamos que esa independencia será con ciudadanía americana y con las ayudas federales como te la quieren pintar. Eso es MENTIRA. Con la libre asociación seriamos un país independiente al que el congreso según le otorgó por ley la ciudadanía americana (ley Jones de 1917) …por otra ley se la puede quitar. Pregúntense ustedes por qué los Estados Unidos querría tener ciudadanos americanos en un país que no quiere ser parte de los Estados Unidos. Si no queremos ser parte de ellos pues que se busquen las ayudas donde sea. Eso que te dicen que seriamos una república asociada con ciudadanía americana y ayudas federales es una MENTIRA es una estrategia populista para pescar tu voto y llevarte a una república socialista al estilo Cuba y Venezuela. Esa es la estrategia de los populares de Yulin y la mayor parte de los separatistas. Yulin es una socialista comunista simpatizante de Chávez y Maduro.

          Los que luchamos por la estadidad tenemos que defender con intensidad y por todos los medios, la democracia liberal en la que está basada la nación de la que somos ciudadanos. La democracia liberal con su sistema de derechos humanos y civiles es el único modelo (aun con sus defectos) que tiene la capacidad para revertir la situación de crisis económica, fiscal y social que por décadas hemos padecido y movernos hacia el progreso. Pero eso solamente se podrá lograr si descartamos el actual estatus territorial colonial y alcanzamos la igualdad mediante la estadidad. No podemos dejar que populistas vendiendo sueños románticos y utopías nos hagan movernos en dirección hacia un caudillo que nos imponga un régimen autoritario como medio de corregir una situación irresponsable de indisciplina social, fiscal y económica, aunque la desesperanza momentáneamente nos consuma.

Podría estar por terminarse la democracia…

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/