No, No

NO

24 de agosto de 2012 – OpiniónPolíticaPuerto Rico – 

“Ambas propuestas fueron rechazadas por los electores”

El pasado domingo (19 de agosto), se celebró un referéndum para consultarle al Pueblo sobre dos posibles enmiendas a la Constitución de Puerto Rico: (1) incorporar ciertas excepciones al derecho a la fianza y (2) reducir el tamaño de la Asamblea Legislativa.

Ambas propuestas fueron rechazadas por los electores. En el caso de la enmienda relacionada con la fianza, el ‘No’ prevaleció por margen de 55% a 45%. La enmienda para reducir el tamaño de la Legislatura fue rechazada en votación de 54% a 46%.

Desde que se anunciaron esos resultados, los partidarios del ‘No’ en ambas consultas han estado esgrimiendo diversas explicaciones para los mismos. No obstante esas explicaciones, cuando examinamos los datos disponibles vemos que sería más correcto concluir que los resultados del referéndum no se deben a las razones que sugieren quienes se opusieron a ambas enmiendas.

El interés de los puertorriqueños por proteger la Constitución: De acuerdo a la Comisión Estatal de Elecciones, había 2,306,410 electores inscritos y hábiles para votar en el referéndum. De ese total, solamente votaron 815,001 electores, lo cual representa el 35.34% del universo de personas capacitadas para ejercer el derecho al voto. Esos números no apoyan la teoría de que al Pueblo le preocupa o le interesa proteger la Constitución, los derechos o la representatividad en la Rama Legislativa del gobierno. Por el contrario, esto significa que a la inmensa mayoría de los electores, o sea, casi al 65% de las personas que podían votar, no le importó lo que sucedería con la Constitución como consecuencia del referéndum. De haberles importado, mayor hubiese sido la participación.

La importancia de la evidencia científica como base para la toma de decisiones por los electores: Muchas personas sostienen que el problema con los que favorecían la enmienda a la Constitución con relación a la fianza es que nunca pudieron proveer estadísticas que demostraran que esa enmienda reduciría el crimen y que, en su lugar, basaron sus argumentos en evidencia anecdótica y en percepciones. De acuerdo a esa visión, el Pueblo basa sus decisiones en datos científicos y no se deja engañar por argumentos carentes de fundamento que no se puedan corroborar de forma rigurosa. Si eso fuera así, Puerto Rico no tendría el estatus político que tiene. Después de todo, hasta ahora nadie ha podido proveer estadísticas que demuestren que el actual estatus político de la Isla ha sido bueno para nuestra economía. Aún así, muchas personas perciben que el estatus actual ha beneficiado nuestra economía, y votan a favor del mismo, aunque esa percepción carece de evidencia científica que la sustente.

El impacto de los nuevos partidos políticos en el referéndum: Es razonable argumentar que, desde la perspectiva ideológica, los tres nuevos partidos políticos que se inscribieron recientemente (Partido Puertorriqueños por Puerto Rico, Movimiento de Unión Soberana y el Partido del Pueblo Trabajador) son más afines con el Partido Popular Democrático (PPD) que con el Partido Nuevo Progresista (PNP). Eso significa que es mucho más probable que esos partidos le resten votos al PPD que al PNP. En el referéndum, el PNP apoyó abiertamente el ‘Sí’ en ambas consultas. Los resultados reflejaron, sin embargo, que el PNP solo pudo prevalecer en 9 (fianza) y 14 (reforma legislativa) municipios. Cuando examinamos esos resultados y los comparamos con los resultados de las pasadas elecciones, en las cuales el candidato a gobernador por el PNP prevaleció en 72 (de 78) municipios, no es razonable concluir que esa reducción en los votos obtenidos por las propuestas respaldadas por el liderato del PNP se deba a los nuevos partidos políticos. Ese contraste se hace más marcado cuando notamos que incluso en municipios que son bastiones tradicionales del PNP como, por ejemplo, Aguadilla, Bayamón, Guaynabo, San Juan y Yauco, ganó el ‘No’ en ambas consultas.

A base de todo lo anterior, lo más razonable parece ser que los resultados del referéndum, en lugar de tener que ver con las preguntas planteadas, reflejan un problema en el PNP. Ante esa realidad, la pregunta obligada “se cae de la mata”. Si el PNP no ganó el referéndum de la fianza aun con la ola de asesinatos que se vive en Puerto Rico, y si no ganó el referéndum para reducir el tamaño de Legislatura aun con la antipatía generalizada que siente el Pueblo ante esa rama de gobierno, ¿es razonable pensar que el PNP va a poder ganar unas elecciones generales y un plebiscito dentro de alrededor de 70 días si se mantienen las cosas como están? La respuesta a esa pregunta es bien sencilla: ¡NO!

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/