Lucha de clases en el supermercado – Por Hugo Rodríguez Díaz

{No sólo los Pro-USA que son el 97% de los PR’s sienten el descalabro económico que ha causado AGP y los Chavistas que lo controlan. También a los Independentistas. Lo que nos recuerda lo que le dijo José de Diego a Leopoldo Figueroa Carreras en el 1912-14, “Si nos dan la Estadidad, esa esa es la Mejor forma de Independencia”.

Lucha de clases en el supermercado

La indignación se palpa. Se siente en las miradas de la gente, en los resoplidos que se escuchan, en algún comentario dicho muy bajo.
PAN

Por Hugo Rodríguez Díaz

Las manifestaciones son muchas. Se habla de los que juegan dominó desde media mañana y de las que consumen la cartelera completa de telenovelas. Curadas de las fórmulas clichosas del género, no derraman una lágrima ante los amores difíciles de los protagonistas, pero aun así no se despegan del televisor.

Quizás la expresión más común sucede en el supermercado. Casi todos la hemos presenciado. El carrito de compras de un vecino de fila va repleto. El hombre que hace el turno es joven. Su postura y constitución física acusan salud. Hace rato lleva en brazos a una niña pequeña y no muestra signos de fatiga por el peso. Al contrario, los bíceps se definen en la manga de la camisa, apretada al estilo de los policías. No parece impaciente mientras espera que una mujer que le precede vacíe su compra en la correa giratoria que la lleva hasta la cajera.

Cuando la fémina paga, vemos la colorida tarjeta de asistencia nutricional. Le da trabajo sacarla de la cartera, pues las uñas largas y decoradas dificultan sus movimientos. Cuando termina la transacción la niña del forzudo cambia de brazos. Quien la carga ahora es la señora, al tiempo que el hombre descarga el carrito. La cuenta del atleta es también cortesía de “los cupones”. El hombre porta su propia tarjeta.

En la caja de al lado un señor de camisa azul, limpia, pero algo descolorida presenta los artículos para ser cobrados. A los sesenta y tantos, sus ojos siguen con ansiedad la pantalla que va sumando el monto de la cuenta. Es, con toda probabilidad, un maestro retirado, de esos que aprendieron a ganar el sustento con el trabajo y que de tanto enseñar a los hijos de otros no tuvo tiempo de hacer los cálculos de que si no trabajaba sus necesidades serían cubiertas por el Estado.

La indignación se palpa. Se siente en las miradas de la gente, en los resoplidos que se escuchan, en algún comentario dicho muy bajo. La pareja que lleva dos carros de compra se aleja, ajena a los cuchicheos. No bajan la cabeza; para ellos es normal que el estado los mantenga. La nueva lucha de clases se da en la fila de pagar los víveres.Hugo Rodríguez Díaz

El asunto es más complicado. Los que gobiernan no son capaces de crear un país que le ofrezca empleo a la gente. Tampoco inculcan el valor del trabajo. El sistema económico de una colonia no puede ofrecer más. Mantiene las tensiones sociales a niveles que no exploten, mediante un denigrante sistema de dádivas que no ayuda a la gente a progresar. Por su parte, los que proponen la estadidad no ofrecen trabajo y desarrollo económico. Su prédica es que si en el E.L.A recibes diez pesos de cupones, en la estadidad recibirás veinte.

Mientras pienso que el estatus sí tiene que ver con la vida diaria de la gente, veo al maestro retirado que le señala a la cajera los artículos que tiene que eliminar para que el dinero le alcance.

   Abogado, escritor y colaborador de El Vocero

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/