(vertical-x1)
Sostuvo que pese al reclamo republicano existe suficiente información para certificar que la crisis de la Isla es real. (Archivo / Bloomberg)

WASHINGTON – Lawrence Summers, exsecretario del Tesoro bajo la presidencia de Bill Clinton y luego principal asesor económico del presidente Barack Obama, advirtió que si el Congreso decide no asistir a Puerto Rico en momentos en que se enfrenta a una aguda crisis fiscal, sería un triunfo para los que buscan aprovechar las penurias de la Isla para obtener grandes ganancias.

En un blog en el diario The Washington Post, Summers sostuvo que los que se oponen a otorgarle a Puerto Rico un mecanismo para reestructurar su deuda pública “son en gran medida aquellos que tienen esperanza de obtener grandes ganancias de capital con la deuda puertorriqueña”.

“Si logran bloquear el establecimiento de una estructura para lidiar con la deuda de Puerto Rico, será una tragedia para Puerto Rico. Será también un reflejo de la profunda preocupación que debe causar el poder de los intereses especiales en Washington. Esperemos que el acercamiento prudente del Tesoro prevalezca”, indicó Summers, quien fue director del Consejo Económico de la Casa Blanca del presidente Obama entre 2009 y 2010.

Tras la presión de firmas de inversiones con bonos del gobierno de Puerto Rico, ni un solo republicano ha respaldado los proyectos que persiguen otorgarle a las empresas públicas puertorriqueñas la oportunidad de reestructurar su deuda pública.

La semana pasada, el gobierno del presidente Obama dio a conocer una serie de propuestas legislativas para atender la crisis fiscal de Puerto Rico, que incluyen darle a la Isla el poder para reestructurar toda su deuda pública, que asciende a unos $72,000 millones.

También incluyen la creación de una junta de supervisión fiscal que vigile el proceso de reestructuración, encaminar a la Isla hacia la paridad en el programa de Medicaid, y extender a Puerto Rico créditos contributivos federales por niños dependientes e ingresos devengados.