La oposición en Venezuela elige al presidente de la nueva Asamblea – Maduro intenta trabas judiciales y un parlamento paralelo

{Excelente selección de Henry Ramos Allup – Socialista Con Libertad Individual – A Presidir Asamblea Nacional – Le Deseamos Suerte ante el Dictadosuelo Podrido. Prevemos que la Asamblea Nacional votará por liberar a Leopoldo López y el Pueblo deberá ir a rescatar a Leopolde López y el Ejército o matará a Miles o Defenderá la Democracia.}

La oposición en Venezuela elige al presidente de la nueva Asamblea

El Gobierno de Maduro intenta impedir que se forme la mayoría opositora mediante trabas judiciales y un parlamento paralelo

Maduro y Cabello, este jueves / FERNANDO LLANO (AP)

Los 112 diputados electos de la oposición venezolana se reunieron el domingo para escoger al candidato que la Mesa de Unidad Democrática propondrá el martes para presidir la Asamblea Nacional. Los opositores intentan defender los resultados de las elecciones, en las que obtuvieron dos tercios de los escaños, y buscan el apoyo de la calle. El Gobierno de Nicolás Maduro maniobra para impedir que se conforme esa mayoría o boicotearla con trabas judiciales y un parlamento paralelo.

Dos candidaturas se presentaron en el seno de la oposición para presidir la nueva legislatura: la de Julio Borges, líder fundador del partido Primero Justicia (PJ, centroderecha), en el que milita el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles Radonski; y la de Henry Ramos Allup, vicepresidente de la Internacional Socialista y dirigente de Acción Democrática (AD), el viejo partido socialdemócrata que ejerció la hegemonía durante los primeros años de democracia en Venezuela.

Al elegido, Ramos Allup, que obtuvo 62 votos contra los 49 de Borges, le tocará presidir un periodo legislativo que se anuncia turbulento. Con una mayoría absoluta de dos tercios de las curules —exactamente 112 sobre 167—, desde el legislativo la oposición estará facultada a partir del martes para activar votos de censura contra los ministros, una reforma constitucional para acortar el periodo presidencial o promover un referendo para revocar el poder deNicolás Maduro.

El oficialismo no ha esperado a la constitución de la Asamblea para empezar a bloquear su funcionamiento

Todas esas posibilidades aterran al oficialismo, que no ha esperado a la constitución de la Asamblea para empezar a bloquear su funcionamiento. La semana pasada introdujo ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que controla, siete recursos de impugnación contra los resultados electorales del 6 de diciembre en tres provincias. Para uno de esos recursos el tribunal emitió una medida cautelar anulando la designación de los diputados —tres de la oposición y uno chavista— del Estado de Amazonas, que en teoría no podrían prestar juramento.

De prosperar todas las impugnaciones oficialistas, se podría ordenar la repetición de los comicios en las circunscripciones en disputa, donde la oposición conquistó nueve diputaciones y el Gobierno solo una. Al mismo tiempo, el chavismo se sacó de la chistera un nuevo Parlamento Comunal, que se espera que comience sus sesiones hoy mismo en el llamado Cuartel de la Montaña, lugar donde desde marzo de 2013 yacen los restos del comandante Hugo Chávez. Maduro no ha ocultado su intención de otorgar recursos y potestades a este organismo de última hora, para, como indicó, contrarrestar a la “asamblea burguesa” y avanzar “en la construcción del socialismo”.

Frente a las maniobras oficialistas que amenazan con dispersar el poder recién obtenido en la Asamblea Nacional, la Mesa de Unidad Democrática ha llamado a aumentar la presión desde las calles. Para el martes ha convocado a sus seguidores a reunirse en La Hoyada, una zona céntrica de Caracas cercana al palacio legislativo, donde deben acudir los 112 diputados electos.

EL FRACASO DE LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA (I)

La destrucción de Venezuela

El Gobierno de Nicolás Maduro torpedea a la oposición, que logró la mayoría de escaños en la Asamblea Nacional, mientras se acentúa la crisis económica y social en el país

Agentes controlan la entrada de un supermercado en San Cristóbal. / REUTERS

El Gobierno de Maduro ha llevado a Venezuela a una situación insoportable, tanto desde el punto de vista social y económico, como en materia de seguridad ciudadana, de libertades democráticas o de corrupción generalizada.

Esto explica el hartazgo de los ciudadanos que votaron el 6 de diciembre dándole a la oposición dos tercios de la Asamblea. Pero Maduro mantiene el poder ejecutivo y maniobra toscamente para impedir que haya un poder legislativo que represente la voluntad soberana de los venezolanos.

Nada parece frenar el afán destructivo de la pareja Maduro-Cabello. En lugar de reconocer la voluntad soberana del pueblo, ponen por delante del bien común sus oscuros intereses. En vez de iniciar un diálogo con la mayoría indiscutible de la Asamblea, amenazan con profundizar en la vía de su fracasada revolución, manipula el nombramiento de jueces de la Corte Suprema, recurre los resultados para impedir esa mayoría, amenaza con vetar la amnistía para presos políticos y exiliados, o pone en marcha Asambleas comunales.

Las cifras de la economía son muy graves. A pesar de que el Gobierno, o el Banco Central, niegan a los ciudadanos esas cifras, a lo que están obligados por sus propias leyes, las tienen que dar a la SEC [Comisión de Valores] de EE UU, porque Venezuela tiene bonos cotizados en Wall Street.

El PIB caerá en 2015 un 10% y la inflación en los últimos seis meses indica un ritmo anual superior al 250%. Cuando esto ha ocurrido históricamente en otros países de la región —Bolivia, Argentina o Brasil—, se precipitaron rápidamente hacia inflaciones de entre el 1.000% y el 10.000%. En los casos de hiperinflación el producto bruto cayó en torno a un 20%.

Nada parece frenar el afán destructivo de la pareja Maduro-Cabello

El déficit público ronda el 20% del PIB. Pero incluso cuando el petróleo estaba a 100 dólares por barril, el déficit superaba los dos dígitos. Con los precios actuales en torno a 30 dólares, este déficit seguirá creciendo de manera exponencial y lo están financiando dándole a la maquinita de hacer bolívares (monetizándolo). Es un acelerador imparable de la inflación.

Las expectativas de inflación alimentan un tipo de cambio paralelo que ya supera los 900 bolívares por dólar. Más de 120 veces el cambio oficial de 6,30 bolívares por dólar. Maduro ha devaluado tanto la moneda como la figura del Libertador que le da su nombre.

A pesar de que las importaciones se han desplomado en torno a un 30% sobre lo habitual, el colapso de las exportaciones lleva a un déficit por cuenta corriente que supera los 2.000 millones de dólares. A esto hay que añadir el servicio de la deuda pública y privada —de unos 22.000 millones de dólares—, el saldo de los servicios y la salida de capitales que sortean el control de cambios. Esto supone un agujero externo superior a 25.000 millones de dólares.

Para evitar el default —o la reestructuración de la deuda de PDVSA [Petróleos de Venezuela,SA]— Venezuela tendría que reproducir en 2016 las fuentes de financiación que ha utilizado en 2015. Pero la operación se presenta cada vez más difícil:

—Tendrían que tirar de reservas, que han pasado de 14.000 a 7.000 millones de dólares. Pero estas son muy poco líquidas, porque ya Chávez las colocó en oro, justo en el momento en que este metal empezó a caer.

—Tendrían que hacer uso de los activos externos, que son otros 7.000 millones de dólares de Citgo [comercializadora de combustibles en EE UU y filial de PDVSA] y vender activos líquidos, que en el mejor de los casos ya no deben ser superiores a esos 7.000 millones.

—Tendrían que seguir vendiendo Petrocaribe, aunque el margen de maniobra es casi cero, porque ya han vendido la deuda que tenía mercado (Jamaica y República Dominicana) y solo les queda Nicaragua, Surinam y Haití.

—También pueden intentar que los préstamos de China les sigan dando oxígeno. Este año han conseguido 4.000 millones netos de financiación. ¿Estarán dispuestos los chinos a reducir las compras de petróleo ligadas a los créditos para que Venezuela pueda vender más petróleo a EE UU?

Así que con las reservas por los suelos y el tipo de cambio disparado, más el actual precio del petróleo, parece inevitable el default o la reestructuración voluntaria de la deuda en 2016. Dicho en otros términos, o default o rescate chino.

El aparato productivo es tierra quemada y hay que reconstruirlo

El drama social es lo más visible, lo que no pueden ocultar después de 15 años de experimento revolucionario: Se han perdido todos los avances del chavismo en términos de niveles de pobreza y, de paso, se han esfumado más de 800.000 millones de dólares de ingresos petroleros, en buena parte por la corrupción rampante del régimen.

—El indicador de pobreza supera el 70% de la población y la pobreza extrema alcanza al 50% de los venezolanos. O sea 25 millones de pobres, un 150% más que en 2013 cuando asumió Maduro.

—La cesta básica para una familia de cinco miembros está por encima de los 80.000 bolívares al mes y el salario mínimo, si trabajan dos de estos cinco miembros, no da para más que una semana al mes de esta canasta básica.

—La escasez de alimentos o de medicamentos y la ineficiencia llena de corruptelas en la distribución sitúan al pueblo de Venezuela ante un escenario bastante peor que el que vivió Cuba en aquel periodo especial de 1992 a 1995.

La oposición, que ha ganado ampliamente las elecciones legislativas, sabe que el Ejecutivo es el que tiene que hacer el ajuste y propone diálogo para enfrentar los desafíos. El Gobierno cree que la victoria de la oposición es un error de los votantes y trata de responder radicalizando la ya fallida revolución.

Venezuela está ante una crisis humanitaria grave, que exigirá ayuda internacional rápida. Se han vivido momentos dramáticos como este durante el caracazo, pero el país producía más. Ahora el aparato productivo es tierra quemada y hay que reconstruirlo. No queda tiempo para enfrentar esta emergencia.

Almagro pide a Maduro no distorsionar los resultados electorales

El secretario general de la OEA se pronuncia tras la última maniobra del chavismo por impugnar la elección de ocho diputados opositores

El secretario general de la OEA, Luis Almagro. / EFE

La Organización de Estados Americanos (OEA) acaba el año -o comienza 2016- dispuesta a dejar claro que no va a callar más frente a los sucesos que lleva meses observando, con preocupación, en Venezuela. Su secretario general, el uruguayo Luis Almagro, aprovechó la grabación de un “mensaje de Año Nuevo” a la región para advertirle al Gobierno de Nicolás Maduro en contra de los intentos de “distorsionar” los resultados electorales del 6 de diciembre, esos mismos comicios a los que Caracas le cerró la posibilidad de observación al organismo hemisférico.

“Felicitamos todos los procesos electorales realizados en 2015 (…) especialmente a Venezuela, y pedimos que nadie distorsione la voz del pueblo y su expresión más genuina -que son los resultados electorales- con estratagemas de dudosa juridicidad, ni reclamando decisiones viciadas de parcialidad a organismos reconstituidos para la ocasión”, subraya Almagro en un mensaje grabado en la sede de laOEA en Washington.

Almagro evita citar casos concretos, pero la referencia es clara: este “mensaje de Año Nuevo” se conoce justo cuando se cumple una semana desde que el ejecutivo de Maduro se apresurara a nombrar a 13 jueces fieles al chavismo para el Tribunal Supremo, antes de que la oposición tome posesión en el Parlamento en el que a partir del 5 de enero será mayoría.

El mensaje de Almagro se conoce además tras la última maniobra del chavismo, cuyo Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) presentó este lunes ante el mismo Tribunal Supremo que acaba de completar con jueces afectos seis recursos para impugnar en igual número de circuitos los resultados de las elecciones parlamentarias. Allí ganaron 8 diputados opositores.

“Que no se apele a la prepotencia tampoco, sino que haya diálogo y paz, y que el derecho a denunciar irregularidades no se sostenga en la parcialidad de órganos con nuevos integrantes de reconocida filiación político-partidaria”, insiste el secretario general de la OEA.

El jefe de la OEA defiende su derecho a denunciar las irregularidades que pongan en peligro la democracia en la región

El que fuera canciller durante el Gobierno de izquierdas de José Mujica -cargo bajo el cual participó en los intentos de mediación de Unasur entre la oposición y el Gobierno de Maduro tras las protestas sociales de 2014- asumió la secretaría general de la OEA a finales de mayo dispuesto a tenderle una mano a Caracas. Pero el reiterado rechazo de Maduro a cualquier papel de la OEA en la política interna del país, que Caracas califica de injerencia, llevó a un progresivo endurecimiento de los discursos de uno y otro lado.

El enfrentamiento dialéctico culminó con la durísima carta que Almagro le envió en noviembre a Tibisay Lucena, la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela que volvió a rechazar una observación electoral del organismo. En su misiva, de 18 páginas, el uruguayo advertía de que en el país sudamericano no se daban las condiciones necesarias de “transparencia y justicia electoral” de cara al 6 de diciembre.

Al chavismo no le gustó tampoco nada que Almagro recibiera a lo largo de este 2015 a Lilian Tintori, Patricia de Ceballos y Mitzy Capriles, esposas de los opositores presos Leopoldo López, Daniel Ceballos y Antonio Ledezma, respectivamente, ni que escuchara también lo que le vino a contar en Washington el líder opositorHenrique Capriles.

“Nadie puede hablar por el pueblo, porque los pueblos hablan por sí mismos”, subraya ahora de nuevo Almagro. Y pide también “que no se apele a la prepotencia tampoco, sino que haya diálogo y paz, y que el derecho a denunciar irregularidades no se sostenga en la parcialidad de órganos con nuevos integrantes de reconocida filiación político-partidaria”, insiste.

El jefe de la OEA, al que Caracas ha acusado en varias ocasiones de actuar en nombre de Washington, defiende además su derecho a denunciar lo que considere como irregularidades que pongan en peligro la democracia en la región. “No podemos mantenernos neutrales ante la controversia, porque la democracia nos da la libertad y la responsabilidad de hablar con coraje para representar valores y principios irrenunciables”, recuerda en su último mensaje del año, que seguramente dará de qué hablar en el 2016 que ahora entra.

Carta navideña a mi hijo, Leopoldo López

Aquí, lejos de ti y de todo lo que somos, me llega con fuerza tu mensaje: “El que se cansa pierde”

Muy querido Hijo:

Hoy al recogerme en oración ante la celebración de la Misa de la Natividad, no pude resistir pensar en ti desde aquí, lejos, imaginándote en medio del ergástulo y sufriendo el maltrato al que has sido sometido en aras de la injusticia.

Por tu madre supe que la carta que me escribiste fue confiscada por ser considerada por tus esbirros como un mensaje subversivo, pero que no es otra cosa que la comunicación entre un hijo preso y su padre.

Se nota en el arrebato cuánto nos desconocen, cuánto ignoran de nuestros sentimientos e ideas. No han sido capaces de acercársenos ni siquiera dos años después de tu encierro. Nuestro diálogo ha girado siempre, y así será mientras existamos, sobre nuestra familia y nuestra querida y maltratada Venezuela. No hablamos de política, hablamos de la Patria que no es de uno sólo porque la Patria, como dijo Jorge Luis Borges, es de todos.

A propósito de la Patria, supongo que no recibiste mi carta, debo felicitarte por el gran triunfo electoral que se logró el pasado 6D. Sin embargo, como me refiero en esa epístola secuestrada, ha sido sólo un triunfo. Aún no logramos la victoria. Ahora debemos remar y debemos hacerlo contra la corriente para llegar al puerto deseado. No caben los triunfalismos, tenemos que analizar concienzudamente, sin pasiones ni arrebatos, todos los factores que contribuyeron al triunfo: organización, unidad, pluralidad, primarias, respeto a lo pactado y el cumplimiento de la palabra, el reconocimiento mutuo y, sobretodo, la convicción y la determinación disciplinada.

Antes de recogerme en mi mismo, en la plenitud de la noche, quiero junto contigo orar como lo hacíamos cuando eras un niño

Como tu lo has dicho, y nos lo recuerdas con fuerza y con fe: “El que se cansa pierde”. Aquí, lejos de ti y de todo lo que somos me llega con fuerza tu mensaje. Es claro, es nítido, porque atraviesa barrotes y cubre la distancia con la contundencia de tu palabra.

Hoy en la paz de la introspección cuando hay libertad de conciencia, he llegado a la conclusión de lamentar que tus intervenciones en los tribunales, aporte brillante en contra de la Injusticia en el ignominioso juicio, no se hubiesen hecho públicas. Fue el temor del cobarde lo que lo impidió, porque la elocuencia del justo razonamiento habría estremecido las columnas del Palacio de Justicia, provocando un cataclismo jurídico.

Anoche muchos recuerdos me transportaron a la Navidad en familia. Recorrí los caminos del tiempo y me acerqué a aquellas tardes en casa, socarronamente, cuando tu, tus hermanas y tu querida madre criticaban mis hallacas y, mofándose de mis pretensiones de imitar como cocinero a las multisápidas de tu Yiyita, mi madre, con quien tu gozabas bailando y cantando aguinaldos, tomándole el pelo por su alegría cuando se había tomado su tradicional Ponche Crema.

Eran aquellos días donde conocíamos el valor y significado de la unión familiar, el amor por los hijos y los hijos por los padres, las travesuras de los más pequeños, los nietos o los bisnietos, esos que en su inocencia nos mantienen en un estado de conciencia y respeto por el poder de la imaginación infantil. Los más jóvenes nos dan siempre la lección de la fuerza de la Fe.

El Niño viene esta noche, y ¡Ay de aquel que traicione el secreto! Se trata de la tradición de tus abuelos, el secreto de tus padres y ahora tuyo que hemos convertido en amoroso rito religioso. No hay fuerza que impulse más a la alegría del alma que la ilusión.

Sé que hoy eres más libre, que vuelas en el infinito porque tienes la conciencia limpia y te embarga la satisfacción del deber cumplido. No pienses en que estoy triste. No, no lo estoy, porque tu coraje, tu ejemplo y sacrificio me llenan de orgullo. El mundo es testigo de tu gesta, y es por ello que hoy, una vez más, te doy las gracias junto con mis bendiciones.

Antes de recogerme en mi mismo, en la plenitud de la noche, quiero junto contigo orar como lo hacíamos cuando eras un niño. Primero, dar las gracias por todo lo recibido del Señor Dios Padre. Luego agradecerle el concederte la maravillosa familia que has formado, por ser el compañero de tan extraordinaria esposa que es Lilian, quien además de su ejemplar conducta te ha regalado mis bellos y alegres nietos, Manuela y Leopoldo.

También, como entonces, pediremos por todos los Panchitos Mandefuá, aquel niño de los Cuentos Grotescos de Jose Rafael Pocaterra, esos niños abandonados que un día un loco llamó “Los niños de la Patria”. Esos que se acuestan todos los días y todas las noches sin un mendrugo de pan. Así sea un pedazo de pan viejo, de pan duro porque en Venezuela los niños viven y crecen en el abandono, sin un pedazo de tela que les cubra en las frías madrugadas decembrinas. Muchos, como Panchito, cenarán por ello con nuestro Señor.

Recibe mis bendiciones en estas Navidades, cuando estamos tan juntos en mi pensar y orar, cuando a pesar de la enorme distancia, hoy nos abrazamos con más fuerza y afecto que nunca.

Feliz Navidad, Leopoldo y que Dios te bendiga.

Tu padre, Leopoldo López Gil.

Madrid 24 de diciembre de 2015

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/