La sucesión política en Puerto Rico

La sucesión política en Puerto Rico

Aun con la influencia del constitucionalismo de los Estados Unidos y de su sistema político, nuestra manera de hacer política sigue igual

Mario Ramos.jpg

>Archivo/ EL VOCERO

En México un académico, analista político de renombre, ha llamado a la sucesión presidencial que ocurría cada seis años, mientras el Partido Revolucionario Institucional (PRI) gobernaba, la herencia (véase a Jorge G. Castañeda, La Herencia: arqueología de la sucesión presidencial en México). El PRI, partido hegemónico hasta el año 2000, como lo fue en Puerto Rico el Partido Popular de 1940 a 1968, escogía desde la presidencia a su sucesor, pues en el país azteca el término presidencial, por mandato constitucional, es de seis años sin derecho a reelección. Todos sabían que en cada elección el PRI ganaría, hasta que en las elecciones de 1988 el pueblo envió un mensaje. Algo ocurría en el sustrato histórico: Carlos Salinas de Gortari apenas sacaba el 50% de los votos.

Desde que el nuevo presidente tomaba posesión del cargo comenzaba el proceso de búsqueda de un sucesor, teniendo una influencia enorme, en algunos casos casi decisiva. En Puerto Rico se dio algo parecido en 1964. En una piscina de un hotel de Mayagüez, Luis Muñoz Marín le informó a Roberto Sánchez Vilella que sería su sucesor en la gobernación. Sánchez Vilella quedó mudo. La sucesión la creó el mismo líder del popularismo desde el poder. Una transmisión muy parecida a la ocurrida en México. Desde el poder se pueden hacer múltiples cosas.

A través de los años hemos visto en Puerto Rico esa sucesión. A veces puede ser consecutiva, en otras a intervalos. La hemos visto, mayormente, como dinastías políticas familiares. Luis Muñoz Rivera, Luis Muñoz Marín y Victoria Muñoz Mendoza son un caso emblemático. Igual con Antonio R. Barceló, Josefina Barceló, Carlos Romero Barceló hasta llegar a Melinda Romero Donnelly. Rafael Hernández Colón, dos de sus vástagos, José Alfredo y Juan Eugenio, y ahora su nieto Pablo Hernández son una clara sucesión política. Pedro Rosselló y su hijo Ricardo son un caso único en nuestra historia.

En cambio, es en la política a nivel municipal donde se ha visto este fenómeno a grandes rasgos. Es una influencia clara del caciquismo indígena y de la España medieval, donde ambas se dieron la mano en el Nuevo Mundo después de la Conquista y se convirtieron en una costumbre fuertemente arraigada en el proceso político, que ha durado hasta nuestros días y no da señales de desaparecer, y Puerto Rico no es la excepción (véase a Robert Kern, The caciques: oligarchical politics and the system of caciquismo in the Luso-Hispanic world).

En Bayamón un excelente alcalde se retira en 2000 y su hijo, un excelente senador, aspira a la alcaldía y es elegido. En Carolina pasó algo parecido; el alcalde muere y su hijo es el escogido en una asamblea del PPD y se convierte en su sucesor. Lo mismo pasó en Caguas al morir William Miranda Marín; su hijo Willito, luego de una tumultuosa asamblea en la que José “Conny” Varela sorprendió a todo el mundo, fue escogido en primarias como el sucesor de su padre para administrar el gobierno municipal. Hace unos años, en Orocovis, Gardy Colón sucedió a su padre como alcalde, y en Canóvanas, hace casi dos años, Lornna Soto sustituyó a su padre Chemo al este renunciar a la alcaldía. Este proceso pudo darse porque los padres tuvieron un nivel de popularidad altísimo en el pueblo. Sus hijos se han ganado esa estima.

Aun con la influencia del constitucionalismo de los Estados Unidos y de su sistema político, nuestra Mario Ramos Méndezmanera de hacer política sigue igual. Sus raíces son centenarias. La búsqueda y conservación del poder es esencialmente latinoamericana. Lo que me hace pensar que de Puerto Rico entrar como estado lo haría como un país de entronque enteramente latinoamericano. Porque en nuestra ínsula hay costumbres que los cambios políticos no pueden modificar.

MARIO RAMOS MÉNDEZ – Historiador

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

One Response to La sucesión política en Puerto Rico

  1. Alvin Almodovar

    En el estado de Virginia, los gobernadores titulares no pueden postularse para la reelección, y los gobernadores pueden servir términos no consecutivos.

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/