Vamos a la descolonización – Thomas Rivera Schatz, Presidente del Senado

Vamos a la descolonización

PNP
Archivo / EL VOCERO

En la sesión legislativa que inicia en enero próximo, consideraremos el proyecto de ley para un referéndum Estadidad Sí o No el mismo día de las elecciones generales 2020. Esa fue la papeleta que Alaska y Hawaii utilizaron a finales de la década de 1950 para ingresar como los mas recientes ingresos como estados de la Unión. Esa es la papeleta que arroja resultados electorales que el Congreso federal considera claros e incuestionables. Si Puerto Rico quiere salir del atolladero y la crisis colonial permanente, entonces tiene que reiterar su deseo de convertirse en socio igual de la nación de nuestra ciudadanía. Eso solo se logra votando Sí a la estadidad.

El proyecto de ley se conocerá como “Ley para la Descolonización Inmediata de Puerto Rico de 2020”. Dispondrá las reglas para la realización del referéndum. También dispondrá para que ese referéndum se realice conforme a la “Ley Pública 113-76 de 2014” aprobada por el Congreso y utilizando los fondos federales autorizados en esa ley federal para lograr la descolonización.

Los mandatos electorales mayoritarios más recientes y vigentes del pueblo soberano son los siguientes:

En el plebiscito de 2012, la mayoría de los votos rechazaron directamente el actual estatus de territorio colonial conocido como ELA. Ese rechazo electoral directo también constituyó la revocación de los ciudadanos americanos de Puerto Rico al supuesto consentimiento de la condición colonial otorgado al gobierno de Estados Unidos de América en el referéndum de 1952. A partir de 2012, los ciudadanos americanos de Puerto Rico sufren las desigualdades y las desventajas de una condición colonial unilateralmente impuesta sobre ellos a pesar de su rechazo electoral.

También en ese plebiscito de 2012, el 61.2% votó a favor de la estadidad como solución al estatus colonial. Por lo tanto, ese mandato claramente mayoritario a favor de la estadidad también representa el rechazo directo de la mayoría de los electores a un tratado de libre asociación o de la independencia absoluta.

En el plebiscito de 2017, el 97.1% reafirmó el reclamo mayoritario por la estadidad que surgió en 2012.

En nuestro ordenamiento constitucional el soberano es el electorado. Esos reclamos mayoritarios del pueblo en 2012 y 2017 validan la acción gubernamental para hacerlos cumplir con todas las fuerzas y los recursos de la ley.

Habiendo completado la fase de consulta al pueblo sobre las distintas alternativas de estatus político en los plebiscitos de 2012 y 2017 (ELA actual, estadidad, libre asociación o independencia), y habiendo sido la estadidad la alternativa más apoyada por el pueblo en ambas consultas, ahora corresponde que el pueblo de Puerto Rico le exprese al Congreso federal su reclamo Sí o No por la estadidad.

Puerto Rico está preparado para su ingreso como estado de la Unión en igualdad de derechos y deberes con los demás estados. Esa constitución local es republicana en su forma y compatible con la Constitución de los Estados Unidos, y es equivalente a la constitución de los estados.

A pesar de la actual condición económica de Puerto Rico, provocada precisamente por los daños acumulados durante 121 años de desventajas coloniales, la falta de derechos y de poder representativo en el gobierno federal que rige nuestras vidas, hoy la economía de Puerto Rico es mucho más fuerte y está mejor organizada que la de cualquier antiguo territorio colonial al convertirse en estado de la Unión. De hecho, al momento de ser admitidos como estados ninguno de esos antiguos territorios tenía una economía igual o superior a la de ningún estado. Todos eran territorios pobres y desventajados por su condición colonial. Solo la estadidad logró llevarlos a la prosperidad que hoy disfrutan.

La estadidad nunca se le ha negado a quienes la hayan solicitado de manera clara. Todos los antiguos territorios coloniales que solicitaron la estadidad fueron aceptados como estados de la Unión. Casi todos esos antiguos territorios coloniales, al igual que Puerto Rico, tuvieron que solicitar la estadidad en varias ocasiones y consultas electorales. Nuestro camino no es distinto. Hemos adelantado ese proceso y es hora de completarlo para lograr la seguridad, el progreso y la estabilidad permanente con la estadidad.

El pueblo de Puerto Rico ya no resiste la crisis permanente del colonialismo. Puerto Rico tampoco quiere la separación directa o disfrazada de los Estados Unidos. Es hora del cambio definitivo para progresar; para dejar atrás esta discusión tan necesaria pero agotadora provocada por el colonialismo. Vamos a la descolonización votando Sí por la estadidad.

Thomas Rivera Schatz

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/