El colonialismo también es racismo – Por Díaz Olivo, Kenneth D. McClintock y Franklin D. López

PUNTO DE VISTA – El Nuevo Día

Por Carlos E. Díaz Olivo

Carlos E. Díaz Olivo

El colonialismo también es racismo

El asesinato de George Floyd ha obligado a los Estados Unidos a cuestionarse si, en realidad, son fieles a los principios de libertad e igualdad sobre los que se constituyeron como nación. La experiencia nos muestra que, en los Estados Unidos, de manera consuetudinaria, los ciudadanos de raza negra y otros sectores minoritarios, son objeto de discrimen y se les priva de la oportunidad para su desarrollo pleno.

La revelación de estas imposturas hace de este el momento propicio para encarar a los Estados Unidos con otro patrón de conducta racista y discriminatoria importante. Nos referimos a su política para sus territorios y, muy particularmente, para Puerto Rico y los puertorriqueños.

Los Estados Unidos han encubierto su política discriminatoria contra Puerto Rico bajo las aguas profundas y turbias de la Cláusula Territorial. Mediante un andamiaje jurídico artificial, han procurado encubrir ante el mundo la degradación de la que es objeto el pueblo puertorriqueño, al que se le reduce a la categoría de pertenencia, o peor aún, a una condición subhumana que justifica que los Estados Unidos puedan disponer y decidir sobre nuestro colectivo nacional en calidad de tutor o propietario.

La Cláusula Territorial es una disposición constitucional que confiere autoridad al Congreso para administrar el inventario de bienes inmuebles sobre los que, por razones diversas, los Estados Unidos advienen en control. Sin embargo, se requiere un salto jurídico de dimensiones acrobáticas para extraer del poder del Congreso sobre un inmueble, la potestad para degradar y tratar a los seres humanos que habitan en esos territorios, de manera distinta al resto de los seres humanos que habitan en los Estados Unidos.

El Tribunal Supremo de los Estados Unidos acaba de reconocer y validar, sin consternarse ni perder la compostura, que el Congreso – al amparo de la Cláusula Territorial – puede menoscabar la autoridad de los funcionarios electos de Puerto Rico sobre los asuntos estrictamente locales, para conferírsela a un panel impuesto por el Congreso y el presidente.

Si el esquema constitucional estadounidense opera sobre el entendimiento de que todos los seres humanos son creados iguales, que todos poseen derechos inalienables y que es de la voluntad de esos seres humanos de donde emana el poder y la legitimidad de cualquier estructura gubernamental, entonces hay que cuestionar, ¿por qué eso no aplica a Puerto Rico y a los puertorriqueños? ¿Por qué los puertorriqueños, a diferencia de otros estadounidenses, tenemos menos derechos y una capacidad menor para obrar y decidir sobre asuntos fundamentales a nuestra propia existencia?

En 1922, el expresidente y entonces juez presidente, William Taft, estuvo muy claro en el fundamento para tales distinciones, cuando expresó en el caso de Pueblo v. Balzac que los puertorriqueños procedemos de una comunidad oceánica distante, tenemos orígenes muy distintos y hablamos un lenguaje diferente del resto de los seres humanos que viven en los Estados Unidos continentales. Tal articulación, cien años después, sigue siendo la base de toda distinción con Puerto Rico. Se trata de un problema étnico racial. El mismo se deriva de la concepción de que existen seres superiores y seres inferiores y que esto justifica la subordinación de los segundos a los primeros. Los puertorriqueños, para el Tribunal Supremo y muchos de aquellos que ostentan la hegemonía política y económica de la nación, estamos en la segunda categoría, es decir somos seres inferiores.

Si en algún momento ese patrón ofensivo e inhumano de discriminación podía obviarse para perdernos en el juego leguleyo de la Cláusula Territorial, hoy, después del asesinato de George Floyd, sencillamente, ya no es ni admisible ni tolerable. Ni en las calles de Minneapolis ni en el “territorio” de Puerto Rico existe justificación para desposeer a una persona de su propia dignidad y de los derechos inalienables que posee como ser humano.

El Congreso podrá definir cómo administra sus propiedades, pero las y los puertorriqueños no somos ni cosas ni objetos de titularidad de otros. Existe un reducto inherente a la propia condición humana de los puertorriqueños del que ni la Cláusula Territorial, ni el Congreso, ni Trump, ni nadie, puede despojarnos. Si a Estados Unidos les llegó el momento de responder y ponerle fin al discrimen y a la negación de la humanidad a los ciudadanos de raza negra, igualmente, les llegó también el momento de poner fin al discrimen étnico y racial contra los y las puertorriqueñas. El coloniaje es el más burdo de todos los discrímenes y el momento de su erradicación final llegó.

Otras columnas de Carlos E. Díaz Olivo

jueves, 11 de junio de 2020

En la misma página Trump y el PPD

La postura del PPD resulta hoy anquilosada, desfasada y contraproducente. Este partido y las colectividades emergentes tienen que procurar una mayor participación electoral, dice Carlos Díaz Olivo

domingo, 7 de junio de 2020

Los Estados Unidos de Trump

Trump ha convertido en una pesadilla trágica el concepto aspiracional de que cualquier ciudadano puede labrarse un espacio propio, digno y seguro dentro del crisol de una gran sociedad democrática, dice Carlos Díaz Olivo

lunes, 1 de junio de 2020

Decisión del Supremo: ¿hasta cuándo aceptaremos tanta humillación?

Carlos Díaz Olivo expone que, transcurridos 122 años de la invasión estadounidense, Puerto Rico sigue sujeto a la voluntad del Congreso al amparo de sus poderes plenarios bajo la Cláusula Territorial

lunes, 1 de junio de 2020

Promesa fracasada

La Junta no puede superar su falta de legitimidad moral y esa deficiencia afecta y vicia la efectividad que hubiera podido tener para ayudar a Puerto Rico, escribe Carlos Díaz Olivo

______________________

Les remito el siguiente texto que escribí el pasado sábado por la mañana.

El actual status racista de Puerto Rico

Por Kenneth D. McClintock

Kenneth McClintock, líder Estadista de TODA la Vida.

Desde que los españoles subyugaron a la primera taína para ultrajarla sexualmente, esclavizaron al primer hombre taíno e importaron encadenado al primer hombre africano para servir a los españoles, ha existido racismo en Puerto Rico.  De la misma forma que el racismo estadounidense no terminó con la firma de la Declaración de  Emancipación en 1863, nuestro racismo no concluyó con la emancipación de los esclavos en 1873. 

Después de 1873, los españoles no permitían a un niño llamado José estudiar porque era negro.  

Después de 1873, los españoles no permitían a ese mismo joven llamado José estudiar medicina porque era negro.  

Después de 1873, graduado de médico en el extranjero, a ese hombre llamado José los españoles no le dieron licencia para ejercer la medicina en Puerto Rico porque era negro.

Tuvo que intervenir el Cónsul de un país extranjero para denunciar que negarle la licencia de médico a un graduado de medicina de su país, era un insulto a ese país extranjero, y solo así obtuvo su licencia ese médico negro, el doctor José Celso Barbosa.

Ese hombre negro, víctima del racismo post-emancipatorio por parte de los españoles, posteriormente dedicó su vida a que Puerto Rico fuera admitido como parte integral del país que, aunque imperfecto, le confirió el grado de M.D. a pesar de ser un hombre negro.

El doctor José Celso Barbosa, una vez se dió el traspaso de soberanía que convirtió a su tierra en un territorio estadounidense, tuvo que luchar contra los racistas que poblaban el Tribunal Supremo de los Estados Unidos a principios del siglo veinte y que inventaron un nuevo status politico racista para distinguir a los nuevos territorios de los viejos territorios encaminados a la Estadidad. Los juristas y analistas lo llaman “territorio no incorporado”, estadistas e independentistas llamamos “colonia” y otros usan el sobrenombre de “estado libre asociado”,

A ese nuevo status racista, sus propulsores en el Supremo lo llamaron “territorio no incorporado” para distinguirlo de los tradicionales territorios, denominados “territorios incorporados”.  

Las raíces de ese nuevo status politico eran de corte racistas y los jueces del Supremo que se lo inventaron y aplicaron a Puerto Rico eran racistas.  Llamaban a sus habitantes como “mongrels” o “perros mestizos callejeros”, o con otras frases peores.  Entre esos jueces racistas estaba William Howard Taft, quien antes de ser Juez Presidente, había sido Gobernador del territorio de las Filipinas y nada menos que Presidente de los Estados Unidos.  Lograron imponer un status que le niega a los puertorriqueños los derechos que, poco a poco, estaban luchando y adquiriendo los ciudadanos afroamericanos en los estados-el derecho a elegir a quienes le gobernaban, el presidente, los senadores y los congresistas.

Con ese status racista aún vigente los americanos de Puerto Rico seguimos careciendo del derecho de elegir a quienes nos gobiernan, el presidente, senadores y congresistas.El 3 de noviembre podemos comenzar a eliminar ese status racista, votando sí a la Estadidad y elegir gobernantes locales comprometidos a erradicar ese status politico racista que sufrimos en Puerto Rico.

MINORIA de UNO 

¡No puede haber libertad si no hay IGUALDAD!

…y tu Abuela…dónde está?

Published on : Published by : @trueblue51

Conmemoran el 123 Aniversario de Fortunato Vizcarrondo – Municipio ...

Por Franklin D. López

Fomrer United Presss International and The Associated Press news-writer

@trueblue51 (Twitter), Facebook (“fuerza Estadista), Pinterest, Instagram, Medium, Periscope,

“No se puede separar el derecho a la Igualdad del derecho a la libertad, No hay libertad si no hay Igualdad!– el autor

El otro día”surfeando” por el Internet, tropecé con un pensamiento  del “periodista capo de los oligarcas Ferré- Rangel, Benjamín Torres Gotay que “con gran ironía expresaba “que por qué  en Puerto Rico no habían protesta como la de los estados de la Unión Americana,”  Sabía por dónde venía.  Su cínica expresión me motivó a contestarle en las redes de Twitter lo siguiente: “Ud como buen capo del coloniaje que entorpece la lucha de la Igualdad para mantener llana su barriga, no conoce el daño genético que 500 años de coloniaje han hecho sobre nuestro Pueblo.!” Ahora que el tema del racismo esta “en vogue” pues quiero compartir mi experiencias sobre ello.

Cuando era un niño de 9 o 10 años conocí en Las Piedras “al negro Kobe” que era un  negro  fornido, tan  negro como las noches sin lunas y con una radiante sonrisa, su trabajo principal era cavar las fosas del cementerio municipal en Las Piedras. Su nombre de origen Swahili, era un hombre noble ,generoso y sobre todo humilde. Visitaba mucho al “almacén” de productos de alimentos al por mayor de mi padre, y se me acercaba con una gran sonrisa en sus labios y me decía “ven aquí que te voy a tiznar” y me corría por el negocio”.

El racismo que se practica Puerto Rico quizás es la versión más despreciable del racismo humano, por que el mismo es producto de los 500 años de coloniaje del territorio. Es uno hipócrita, cínico, solapado, encubridor. Ejemplo de esto son las siguiente frases que escuché en conversaciones en Puerto Rico, “el será oscurito pero tiene facciones de blanco”  “será negro pero tiene el pelo bueno” o “será negro pero tiene el alma blanca.”  Y si sigo no acabo. “será negro pero viene de “buena Familia” y así por el estilo.

Workin' on the Railroad | Invisible People

Los Afro-Americanos fueron los que construyeron los cimientos de la Nación Americana y America Latina. Los negros fueron los que construyeron rascacielo y ciudades e industrias agrícola y manufactureras en Norte Y Sur América. Pero lo que es peor es que los ignorantes que no leen la historia admirar a Cristóbal Colón y Generales Confederados y personalidades de la guerra civil de los estados separatista, que preferían mantener la esclavitud para enriquecerse ellos y sus socios hacendados.

Rooted in Slavery: Prison Labor Exploitation | Reimagine!

Escribí hace unos meses un comentario titulado “la Madre Patria que Nunca Fué” en http://www.FranklinDelanoLopez.com sobre el holocausto de los conquistadores en America y en África. Aquí es el único lugar en el planeta que las mentes colonizadas y enajenadas prefieren a los que exterminaron a la raza Taina y sienten desprecio por los que asignan decena de millones de dólares para la reconstrucción después de terremotos y huracanes. Sólo en Boricondo!.

https://i0.wp.com/www.thoughtco.com/thmb/YaNo8c77ua6kbxTlXaJUVQuLMS4=/768x0/filters:no_upscale():max_bytes(150000):strip_icc():format(webp)/captives-being-brought-on-board-a-slave-ship-on-the-west-coast-of-africa--slave-coast--c1880-802464822-59fb46fc0d327a003632d7d3.jpg?w=640&ssl=1
Error histórico en la controversial estatua de Colón, la más ...

Aqui se llegó al máximo cinismo de contratar a un artista Ruso para que hiciera una estatua del primer holocausta de las Americas: Cristobal Colón que le costo a los contribuyentes de Cataño más de $ 3 millones de dólares.

Walsh: Beheaded Columbus Statue To Be Removed, City Assessing Its ...Me regocijé cuando vi que en las protestas de Estados Unidos decapitaron toda las estatuas de y de otros segregacionistas y racistas. Fue un gran comienzo!

To read details, Click for enlargeable map

Yo tengo sangre Africana en un 25% de acuerdo a la prueba genética que me hice. Mi abuela Lucrecia Pérez-Cartagena, hija de esclava, era negra, vino a Puerto Rico de padres descendientes de la tribu “Dinga” o Dinka en el Sudan del Sur, Gabón Africa y de Mali. Mi abuela fue un ser humano generoso, humilde, amorosa y gentil. Me enseñó hacer un buen sofrito y mis primeros pininos en la cocina  Me enseñó amar a los árboles, las plantas y los animales. . A algunos de mis amigos blancos le choca que le haga esta revelación. Sin embargo me siento bien orgulloso de tener esa sangre Africana. El Origen del hombre ocurrió en el Continente Africano, en los que es hoy Etiopía, así que “todos venimos de la misma sepa, o sea “todos somos Afro-Americanos. De Acuerdo al Censo federal en Puerto rico hay 465-mil ciudadanos de origen Africano. De ahí, su gran influencia en la cultura y la cocina criolla: productos como la Malanga, ñame, yautía. Muchos de los mestizos y negros en Puerto Rico cuando eran acosados por los blancos sobre su color y facciones fisiológicas se defendían con la frase “…y tu Abuela dónde está?”. inclusive el poeta Carolinense, Fortunato Vizcarrondo escribió un emblemático poema que sirvió de defensa para los negros y mestizos en el territorio: Fortunato Vizcarrondo

….y tu Aguela…dónde está?

Ayé me dijite negro
Y hoy te boy a contejtá:
Mi mai se sienta en la sala.
¿Y tu agüela, aonde ejtá?

Yo tengo el pelo’e caíyo:
El tuyo ej seda namá;
Tu pai lo tiene bien lasio,
¿Y tu agüela, aonde ejtá?

Tu coló te salió blanco
Y la mejiya rosá;
Loj lábioj loj tiénej finoj . . .
¿Y tu agüela, aonde ejtá?

¿Disej que mi bemba ej grande
Y mi pasa colorá?
Pero dijme, por la binge,
¿Y tu agüela, aonde ejtá?

Como tu nena ej blanquita
La sacaj mucho a pasiá . . .
Y yo con ganae gritate
¿Y tu agüela, aonde ejtá?

A ti te gujta el fojtrote,
Y a mi brujca maniguá.
Tú te laj tiraj de blanco
¿Y tu agüela, aonde ejtá?

Erej blanquito enchapao
Que dentraj en sosiedá,
Temiendo que se conojca
La mamá de tu mamá.

Aquí el que no tiene dinga
Tiene mandinga . . ¡ja, ja!
Por eso yo te pregunto
¿Y tu agüela, aonde ejtá?

Ayé me dijite negro
Queriéndome abochoná.
Mi agüela sale a la sala,
Y la tuya oculta ajtá.

La pobre se ejtá muriendo
Al belse tan maltratá.
Que hajta tu perro le ladra
Si acaso a la sala bá.

¡Y bien que yo la conojco!
Se ñama Siña Tatá . . .
Tu la ejconde en la cosina,

Po’que ej prieta de a beldá.

Hakuna Matata

Y me despido con una frase famosa en Swahili “Mahuna matata!” que quiere decir  “Vive y se Feliz!” CUIDENSE!  Seguimos!

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/