Los “designados” del gabinete

Los “designados” del gabinete

Pierluisi
El gobernador electo Pedro Pierluisi Urrutia. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

Desde principios de año, casi todos los medios noticiosos, incorrectamente se refieren a miembros incumbentes del gabinete del gobernador como “secretarios designados” con más intensidad que durante ningún cuatrienio anterior.

En Puerto Rico, igual que a nivel federal, si una persona es designada a dirigir una agencia cuando el Senado no está en sesión, o sea, cuando recibe un “nombramiento de receso”, puede juramentar inmediatamente y tomar posesión de su cargo. Ese nombramiento de receso subsiste hasta que es confirmado o rechazado, o hasta el último día de la próxima sesión ordinaria si no se somete a votación de confirmación.

Durante el tiempo que ejerce el cargo, ese secretario o jefe de agencia posee todos los poderes y se le conoce oficialmente como “secretario”, no como “secretario designado”.

En cambio, un secretario o jefe de agencia “designado” es aquel (o aquella) cuyo nombramiento al cargo ha sido anunciado por el gobernador hasta tanto juramente el cargo.

Así las cosas, todas las personas que el gobernador-electo Pierluisi anunció en noviembre o diciembre que formarían parte de su gabinete, en ese momento fueron “secretarios designados”. Sin embargo, una vez juramentaron, perdieron el apellido de “designados”, porque ya estaban en plena función de su cargo.

Ahora que el Senado ya está en sesión ordinaria hasta el 30 de junio, si el gobernador nombra a un jefe de agencia, este deberá aguardar la confirmación del Senado para tomar juramento y ejercer su cargo. A esa persona correctamente sí debe llamarse secretario o jefe de agencia “designado” porque ha sido nombrado, pero aún no puede juramentar ni tomar posesión de su cargo.

Desde tiempos inmemoriales, el gobierno de Puerto Rico no usa la palabra “designado” en sus documentos oficiales para referirse a un funcionario en plenas funciones de su cargo. Mirando para atrás a este siglo solamente, por ejemplo, el secretario de Estado Ferdinand Mercado muy correctamente no usaba el mote de “designado” en documentos oficiales previo a ser formalmente confirmado, (ver: http://app.estado.pr.gov/Ordenes_Ejecutivas/2001/OE-2001-01.pdf). Tampoco lo hizo la secretaria de Estado Marisara Pont (Ver: http://app.estado.pr.gov/Ordenes_Ejecutivas/2005/OE-2005-1.pdf), ni lo hice yo antes de ser confirmado el 15 de enero de 2009 por Senado y Cámara (ver: http://app.estado.pr.gov/Ordenes_Ejecutivas/2009/OE-2009-1.pdf). Ni David Bernier, Luis Gerardo Rivera Marín ni Larry Seilhamer. Todos ejercimos nuestros poderes plenos sin que la prensa nos acusara de lo que no éramos, meros “designados”.

Ante esa realidad histórica, no se justifica que se le aplique a funcionarios en pleno ejercicio de sus poderes constitucionales el título que los describía cuando eran ciudadanos particulares antes de jurar y tomar posesión de sus cargos, casi como si la intención fuera minimizar quienes son y la labor que desempeñan.

Si a mis predecesores y sucesores y a mí la prensa no nos apellidaba “designados”, ¿por qué a Larry y sus compañeros de gabinete ahora sí?

El speaker de la Cámara ha dicho que no atenderá la confirmación del secretario de Estado posiblemente hasta abril, siendo ese el primer funcionario que, por tradición, se confirma por la Asamblea Legislativa antes de pasar al secretario de Justicia, segundo en la línea de sucesión, seguido por todos los demás. Parece ser que los secretarios, juramentados en receso, seguirán por varias semanas más ejerciendo sus funciones previo a sus respectivas confirmaciones. Por tanto, ante esa realidad, sería apropiado que los medios noticiosos revisen su política reciente de insistir en apellidar los títulos de esos funcionarios con el mote, incorrecto e inapropiado, de “designados”. Si no llamaban así a los secretarios en el pasado, no deben llamarlos así en las semanas y meses que falten para que sean confirmados por la Asamblea Legislativa actual.

Nuestros secretarios y jefes de agencia merecen ser tratados con el respeto que tanto ellos y ellas como sus predecesores se han ganado, por el honor que ha recaído sobre ellos y por la labor que realizan, sea en una administración que uno simpatice, como simpatizo con la actual, o no.

kmcclintock

Kenneth D. McClintock

 Follow this search

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/