El factor Biden y Why Putin wins – Por José Garriga Picó

El factor Biden en la política global

Por José Garriga Picó

31 de enero de 2022

Es un principio reconocido de las relaciones internacionales que toda potencia que no defienda a tiempo y con suficiente fuerza su Interés Nacional, solo logra que las potencias rivales se aprovechen de su debilidad o reticencia para adelantar sus metas estratégicas. Así lo estableció Hans J. Morgenthau en Politics Among Nations: The Struggle for Power and Peace, por no remontarnos al Príncipe de Nicolás Maquiavelo. Una vez las potencias rivales han comenzado sus maniobras para tomar ventaja del país impotente o reticente, se le hace mucho más difícil a la potencia retada tomar acciones para contravenir el avance de sus rivales.

Ese sencillo principio nos explica la presente crisis de Ucrania. La causa eficiente del movimiento de tropas rusas que tiene rodeada y amenazada a Ucrania no es otro que la salida precipitada, mal planificada y peor ejecutada de las tropas americanas  de Afganistán. En esa trágica acción, Joe Biden y su equipo de seguridad nacional demostraron su incompetencia como jugadores en el tinglado estratégico global.

Oliendo la sangre del gigante apaleado, el tirano Vladimiro Putin vio abierta la ventana histórica para adelantar dar un paso clave en su gran estrategia de restablecer el imperio ruso de la otrora Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Si las fuerzas armadas no tuvieron la fuerza, la inteligencia (en el sentido de espionaje), la capacidad táctica, y sobre todo la moral y el liderato para tan siquiera rendirse ante el Talibán y asegurar una salida digna, cómo podría nadie pensar que serían una fuerza efectiva contra las fuerzas rusas, peleando por una de las rusias, la rusia del oeste, Ucrania.

Puede que me equivoque, pero la buena noticia es que creo que Putin no invadirá a Ucrania. Va a lograr sus metas sin tener que disparar un tiro. Su meta es “El arte de la guerra es someter al enemigo sin luchar”, como aconsejó el gran filosofo castrense chino Tsun Zu en El arte de la Guerra hace 28 siglos.  Su meta no es una guerra sino:

1. asegurar que ni Ucrania ni ninguna de las repúblicas que eran parte de la URSS entren en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN); para que sirvan de “estados almohadilla” (buffer states) para Rusia, algo que parece que va a logar sin tener que invadir a Ucrania;

2. dividir las potencias de la OTAN; en especial demostrar que en medio de este invierno, los alemanes aprecian más el tangible petróleo y el gas natural ruso que la intangible sombrilla nuclear americana y las promesas de amor y defensa mutua de los otros miembros de la OTAN;

3. demostrar que los actuales jefes militares de Estados Unidos, a pesar de todos los billones de dólares que el gobierno gasta en armas, son impotentes por falta de Esprit de Corps basado en el Interés Nacional (Morgenthau, supra) y los símbolos de la nación, debido a que la administración Biden ha inyectado en los servicios militares doctrinas ideológicas en torno a los sexos, los géneros y las razas que los ponen a conflicto con sus camaradas en vez de con el enemigo.

Por su lado, el genocida Xi Jing Ping ya ha declarado su apoyo a las exigencias de rusia mientras recrudece la opresión de los ciudadanos de su nación, , masacra a los Uigures, asfixia los deseo de democracia de los ciudadanos de Hong Kong amenaza a la existencia de Taiwán retando a Estados Unidos a que salga en su defensa, y fomenta que Kim Jong Un siga tirando cohetes sobre Corea del Sur y Japón  para demostrar la impotencia de Estados Unidos bajo Biden. Me parece que China también logrará sus metas estratégicas sin tener que ir a la guerra, pues Estados Unidos falló en mantener una proyección de poder preventivo en Hong Kong, Taiwán y Corea del Norte, el genocidio de los Uigures y las islas artificiales en el Mar de China. Ahora no se pueden atender esas agresiones chinas desar}tendiendo la amenaza de Putin en Europa. Y tanto este como Xi Jin Ping lograrán, sin pelear sus metas estratégicas

Ese es el escenario macro del balance estratégico global. La situación es muy peligrosa pues cualquier error puede desatar una guerra. Y un mundo dominado por dictadores como Putin y Xi Jin Ping o ambos sería totalmente distópico. De no cambiar la doctrina estratégica y el liderato militar americano, a eso nos encaminamos gracias al factor Biden en la política global.

José E. Garriga Picó, Ph. D, J.D.
Profesor de Ciencia Política

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/