Vladimir Putin y la historia cíclica – Por Mario Ramos

Vladimir Putin y la historia cíclica

Vladimir Putin
El presidente de Rusia, Vladimir Putin.
>Alexei Nikolsky, Kremlin Pool

Decía Maquiavelo “que todos los tiempos vuelven y que nosotros somos siempre los mismos”. Y es que las personas pasan por la vida, pero la naturaleza humana siempre se repetirá en cualquier tiempo y lugar. Esto es lo que lleva a muchos pensadores a plantear que la historia, con sus características particulares producto de las circunstancias y coyunturas de cada momento, es repetitiva a través del tiempo. A través de los siglos la raza humana siempre ha demostrado que su esencia es inmutable.

Las luchas bélicas desde tiempos de Homero nos enseñan que la conquista del poder y su permanencia está dentro de la psiquis humana. Las manifestaciones que los humanos presentaban en la antigüedad como el ego, la arrogancia, la codicia, la megalomanía, el mesianismo, entre muchos, están presentes en estos tiempos. Lo vimos en múltiples actores durante todo el siglo XX y en las primeras dos décadas del que estamos viviendo.

El ataque de Rusia a Ucrania nos trae a la mente hechos ocurridos durante los pasados 100 años que se desarrollaron por parecidas coyunturas históricas. La Primera Guerra Mundial termina con el Tratado de Versalles y le pone unas condiciones onerosas y humillantes a Alemania. El economista John Maynard Keynes, que participó de las negociaciones, lo catalogó de “paz cartaginesa”, por la carga brutal impuesta a Alemania como condición para su rendición. Los alemanes perdieron grandes territorios por los efectos que tuvo el tratado.

Cuando los nazis suben al poder en 1933 parte de su filosofía política, como un revisionismo histórico, era recuperar los territorios perdidos luego de la Primera Guerra Mundial. El primero que anexan es Austria, al que consideraban parte esencial e histórica de Alemania. La expansión de sus fronteras y el exterminio sistemático de los judíos, como parte de su odio racial, eran sus principales motivos para ejecutarse una vez conquistaran el poder.

Luego de múltiples esfuerzos de los líderes europeos por evitar la guerra, el primero de septiembre de 1939 los alemanes invaden Polonia. Comienza la Segunda Guerra Mundial. De inmediato se inicia la expansión territorial por toda Europa, mientras los demás países se convierten en meros espectadores. La diplomacia llevada a cabo por Inglaterra y Francia, principalmente, no tiene efecto alguno. Alemania estaba decidida a invadir a toda costa y recuperar sus territorios y su pasado. Cualquier diálogo era bienvenido si no intervenía con las ambiciones de Adolfo Hitler. El revisionismo histórico ya tenía caracteres de ideología.

Al terminar la guerra seis años después, el mapa de Europa vuelve a cambiar. Ahora hay dos Alemanias, no una. Los países del este -que incluye a la Alemania Oriental- se unen a la Unión Soviética y adoptan el comunismo como ideología de estado. La geopolítica será la idea dominante en el mundo bipolar de la Guerra Fría, que al comenzar a desmembrarse la Unión Soviética a partir de 1989 y luego unirse las dos Alemanias se destapa la olla de la geocultura que permite a los nacionalismos perseguidos por el sistema comunista manifestarse y reafirmar sus territorios para anclar las naciones culturales (Véase a Immanuel Wallerstein, Geopolitics and Geoculture: Essays on the Changing World-System).

Durante el periodo siguiente al fin de la Guerra Fría muchos países pertenecientes al bloque soviético se constituyeron en repúblicas. Uno de ellos fue Ucrania. De igual manera pasó con Yugoslavia, un conjunto de naciones culturales que sufrieron por décadas la represión del sistema comunista y de mano de hierro de Josip Broz Tito, que las tenía a todas bajo represión militar. Al desmembrarse se constituyeron en repúblicas independientes.

El ataque de Rusia a Ucrania es un ejemplo de cómo la historia suele repetirse. En muchos casos, como se prevé en este, con malos resultados. Vladimir Putin ha querido establecer por las armas su ideología de revisionismo histórico. Territorios advenidos en repúblicas independientes con el derecho internacional y la soberanía del pueblo como fundamento están en la mira de este líder con rasgos visibles de megalomanía y mesianismo cuyo único propósito es restablecer nuevamente el imperio de la antigua Unión Soviética.

En esto se ha unido a China, que le ha provisto apoyo y ayuda estratégica para que Putin pueda salirse con la suya. Ambas naciones desean destronar a los Estados Unidos como principal potencia mundial, y ambas tienen ejércitos impresionantes que juntos pudieran infligirles daños decisivos en una guerra convencional.

Los revisionismos históricos han fracasado. Muchos van acompañados con el virus del mesianismo. Hitler y Mussolini lo trataron y ambos fracasaron. Por lo general hay en su esencia una carga de xenofobia. Se ha visto también, a menor escala, en partidos que se fundan con el propósito único de restablecer supuestas glorias pasadas. El movimiento neonazi, a nivel de Europa y de los Estados Unidos, es un ejemplo actual.

No creo que Putin pueda lograr sus propósitos. Las primeras batallas las ganará, sin duda. Pero al extenderse el conflicto y las sanciones económicas impuestas extenderse sentirá la presión que pudiera ahogar a su pueblo y debilitar su régimen. Mantener un ejército en continuo ataque cuesta, no solo vidas, sino mucho dinero. El imperio español y el inglés lo sufrieron desde los inicios de la conquista de América. De igual manera, la Unión Soviética se desangró económicamente.

Lo que espera es que dentro de Ucrania se desarrolle una guerra de guerrillas, pues a algo parecido ha instado al pueblo el presidente Volodymyr Zelensky. A la larga veremos, igual a como pasó en Afganistán con los soviéticos, que la guerra será contra un ejército sin frente, como lo es el pueblo ucraniano, dejando un saldo neto del retiro de tropas, el desánimo del pueblo ruso y el desprestigio de Rusia en la comunidad internacional.

Tags

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/