Mucho cuidado con Rubén Berrios y su mogolla…

image.png

17 de mayo 2022

Mucho cuidado con Rubén Berrios y su mogolla…

La corrupción en los gobiernos junto a los asesinatos por tráfico de drogas y las noticias sesgadas sobre esos temas por una prensa anti gobierno, son los principales factores que tienen a la mayoría de los puertorriqueños ansiosos, temerosos con la situación, desilusionados con los políticos, con el gobierno de cualquiera de los partidos que nos ha gobernado y guardando un peligroso silencio en cuanto a qué ruta habrá de tomar en las próximas elecciones.

Lo que realmente quieren

Ante esta situación ha roto el silencio que por años había  guardado, nada más y nada menos que Rubén Berrios Martínez, Presidente Vitalicio del Partido independentista Puertorriqueño ( PIP), por tercera vez presidente honorario de la Internacional Socialista,  amigo íntimo y asesor para políticas internacionales del dictador comunista de Nicaragua Daniel Ortega y amigo íntimo también de Nicolas  Maduro  (dime con quien andas y te diré quién eres), para presentar  una propuesta de alianzas –o “acciones concertadas”, como prefiere llamarlas– con organizaciones políticas como el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), los populares soberanistas y otros con el objetivo de acelerar el rompimiento del dominio histórico de los partidos Nuevo Progresista (PNP) y Popular Democrático (PPD).

Pregúntese usted, ¿Para qué son estas concertaciones? Para que todas las personas en contra del bipartidismo y a favor de la descolonización voten por el candidato a la gobernación del PIP Juan Dalmau. Voten como mogolla independentista. “En ese camino se está hace bastantes semanas ya hablando”, manifestó Berríos Martínez.

Tenemos que tener mucho cuidado con esas concertaciones de Rubén Berrios y con quien se hacen. Esas no son otra cosa que mogollas ideológicas que de tener éxito para lo que sirven es para tratar de mover a Puerto Rico hacia la independencia y la república socialista por medio de la destrucción del sistema de dos partidos fuertes. Esta propuesta de ser exitosa lo que permitiría es que se elija una mogolla al gobierno (un desgobierno) y por consiguiente se forme un tremendo lio que impida al gobierno funcionar y permita en el caos a los independentistas, socialistas, comunistas ganar el poder que de otra manera no obtendrían. En ese escenario una vez ganado ese poder, el congreso se preguntaría qué hacer con Puerto Rico.

Pueden estar seguros de que, si Puerto Rico en unas próximas elecciones eligiera para gobernarnos una mogolla independentista, socialista, comunista, no pasarían 4 años sin que el Congreso con sus poderes plenarios sobre la isla, asi como la presidencia de los Estados Unidos, nos pongan en ruta hacia la independencia posiblemente mediante la libre asociación.

La libre asociación es definida en el último Informe de Casa Blanca y por el Departamento de Justicia federal como “un tipo de independencia”. Para obtener la libre asociación es necesario que primero se le conceda la independencia a Puerto Rico para entonces proceder a negociar-con los Estados Unidos- de país soberano a país soberano, los términos de esa libre asociación o nueva relación en la soberanía. Es decir, negociaríamos desde afuera de la unión. En otras palabras, Puerto Rico se convertiría en un país independiente renunciando a todo lo que hoy tiene para entonces negociar y ver que puede lograr para atrás de lo que ya renunció al obtener la independencia.

 Después de que se apruebe un pacto de libre asociación, éste puede ser alterado o cancelado unilateralmente por cualquiera de las dos naciones. El Informe de Casa Blanca de 2007 establece que esta relación afectaría nuestra ciudadanía americana. Como regla general “la ciudadanía sigue a la soberanía”. Si esta fórmula (independencia /libre asociación) se escoge, los residentes serían ciudadanos de la nueva nación y dejarían de ser ciudadanos americanos a menos que como parte de la negociación se nos conceda la posibilidad de que retengamos la ciudadanía americana los que hoy ya la tenemos. Pero para que se les pudiera conceder a los que nazcan de ahí en adelante, la tendrían que solicitar. No la tendrían por nacimiento como lo es al presente. No hay garantías de que futuros Congresos no alteren o cancelen el acuerdo pactado y/o cualquier de sus cláusulas, así como la ayuda financiera que provisionalmente pudiéramos recibir como consecuencia del pacto. ¡Las cosas son como son y no como algunos pretenden hacer creer que son para sus fines!    

Sin las actuales transferencias de fondos federales y la ayuda financiera que anualmente recibimos para educación, becas Pell, salud, vivienda, asistencia nutricional y otras, que representan alrededor de  $ 23.3 billones anuales, así como con  la ausencia de la fiscalía, el tribunal federal y otras agencias federales que constituyen actualmente una enorme protección para los derechos civiles de nuestra población, para la seguridad, la ley y el orden, caeríamos en un enorme retroceso económico y social. En ese escenario, Puerto Rico se convertiría nuevamente en la casa pobre del Caribe.

Ante la pérdida de valor estratégico militar que ha sufrido Puerto Rico, el  alto índice de desempleo, la baja tasa de participación laboral, un alto nivel de pobreza tres veces mayor que el del estado más pobre de los Estados Unidos, el alto nivel de dependencia en la transferencia de fondos federales (billones en los últimos años para lidiar las crisis creadas por María y el Covid 19) la gran cantidad de problemas sociales que padecemos con el concebido deterioro en la calidad de vida, una de las más altas tasas de criminalidad del mundo… para los Estados  Unidos  deshacerse de una responsabilidad como Puerto Rico podría constituir una decisión y opción que sería bien vista por la mayor parte de la población norteamericana en términos económicos y políticos. Por ende, por la presidencia y el Congreso.

A esto es que apuesta Rubén Berrios, con su mogolla de independentistas, soberanistas populares, los del Movimiento Victoria Ciudadana y sus aliados. Para todos los puertorriqueños que atesoramos la ciudadanía americana y la unión permanente con los Estados Unidos, es mucho lo que estará en juego el en las próximas elecciones. Es necesario que tú elector te informes bien de todo esto pues el riesgo de por cuestiones puramente emocionales votar por una mogolla como lo propuesto por Rubén Berrios, sería cometer un error demasiado grande y costoso, no solo para ti sino para tus hijos y nietos. Infórmate bien desde ahora y abre bien los ojos. ¡Mucho cuidado… no es lo mismo llamar al diablo que verlo venir!

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/

You must be logged in to post a comment Login

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/