Memorias del Amolao

Memorias del Amolao:
un puertorriqueño de verdad

Indice© 1999. Edwin Rivera Sierra;
© 1999. Lightning Press, San Juan de Puerto Rico.
Imagen del autor que aparece en la portada aparece por cortesía de Gabriel Suau Television.
Todos los derechos reservados.

No está permitida la reproducción total ni parcial de este libro, ni su tratamiento informático, ni la transmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, por fotocopia, por registro u otros métodos, sin el permiso previo y por escrito de los titulares del Copyright.

Se incluye en estado51prusa.com para fines educativos y promover el que se adquiera el libro que ya está disponible en librerías, tiendas, supermercados, farmacias y kioskos de revistas y periódicos o escribiendo a: Forza Editores, POBox 9020314, San Juan, P.R. 00902-0314.

Resumen – Indice

Introducción
Papá y cómo lo del Amolao
Refranero del Amolao
La viejita que me vino a visitar un día
El Amolao en emergencias
Rafael Hernández Colón
La obra de Sila
Doña Sila, Hernández Colón y Hernández Mayoral
Aníbal Acevedo Vilá
Ñeñito de Castro Font
Muñoz Marín y Cataño
La prensa
La marina y Vieques
La juventud
Servidor público y político
Herido en el motín de la UPI
Comienzos en la política
Mi familia y la política
Obra del Amolao en Cataño
Los ayudantes del Amolao
Don Leopoldo Figueroa Carreras y De Diego
El ejemplo de Ferré y Romero Barceló
Dr. Carlos I. Pesquera
Don Carlos y Cerro Maravilla
Los políticos presos
Patriota, patriotismo o patriotero
Pedro Rosselló y Cataño
Aprendamos inglés
Con el sudor de la frente
Aquello que pasaba antes en Puerto Rico
Pobreza del espíritu
El futuro de Puerto Rico

 

Introducción

Papá y cómo lo del Amolao

Yo vengo de una familia humilde, el viejo mío era mecánico de autos y motores diesel. Gracias a Dios todavía vive. Está retirado, pero tiene su tallercito en casa y se entretiene con eso. Mamá, pues, fue costurera, operadora de máquinas de coser, y trabajaba en Hanes, una fábrica de brassieres en Bayamón.

Mi Papá me puso el nombre del Amolao. Cuando Papi entregaba un carro al cliente, siempre le decía “Llévatelo que quedó ‘Amolao’”, o sea, que quedó bien, entonces me pusieron Amolao a mí, o sea, me Amolaron a mí también.

Refranero del Amolao

Mi Abuelo era una persona de buen humor, mi viejo y Mami también, aunque Mami era un poco más seria, pero era más jovial que Papi, más seria y pausada. A Mami le gusta el chiste, entretenerse, jugar al dominó – nada de juegos en hoteles. Mi Abuelo era así también, yo digo que Mami salió a Abuelo. Y este servidor también – a mí me gusta gufear, compartir con la gente, y cuando me metí en la política, mi Abuelo me decía que la política no es fácil, que hay que tener cuero de cocodrilo y el que no quiere coger caliente, no se mete en el fogón.

Los humanos siempre cometemos errores, y lo importante no es como uno se caiga, sino, como uno se levante. Todos caemos en algún momento, pero también nos levantamos, pedimos disculpas y rectificamos el error. Esto es ser honesto con uno mismo y los demás.

Mi Abuelo siempre decía que don Luis Muñoz Marín era uno de los seres más inteligentes que ha producido el país y creo que todos estamos de acuerdo con esto, no importa nuestros colores políticos. Decía Abuelo que cuando don Luis Muñoz Marín llegaba al batey, decía la campesina o jíbara, “¿Don Luis, quieres un poquitito de café negro?” El les decía, “Si, míja, dame un poco de café negro, si hay.” Se sentaba en el sillón a mecerse. Al rato venía la campesina y le decía “Don Luis, tengo una sopita allí que hice pa’los nenes.” El le preguntaba “¿De qué es?” “Una sopita de carne” “Pues está bien, dame el caldito y deja la carne a los nenes.” La campesina salía diciendo después, “que bueno es don Luis, que pidió el caldito y dejó la carne para los nenes.”

Escudo de Cataño

Escudo de Cataño

Don Luis duró tantos años por que sabía que el alimento está en el caldo, que la carne, eso es gazpacho, después que la hierves todo el alimento va al caldo.

Mi Abuelo sabía que me gusta darme la Palmolive de vez en cuando y antes de ser Alcalde, me decía él: “Cuídate de cuando llegues, no te pongas como refajo de loca.” El que se pasa de su número de lo que se tiene que tomar y que se pone a tambalearse y ni se da cuenta de lo que hace, se pone como refajo de loca. El amigo lector sabe que las locas llevan la falda acá arriba y le llega el refajo hasta los tobillos. O sea, no te excedas.

Mi Abuelo, por parte de padre, era de Las Piedras y cuando nosotros estábamos pequeñitos, yo era el único varón en casa y las dos hermanas, había hecho una fuerza y se había quebrado. Cuando uno se quiebra, se le forma una bolsa acá bajo cuando uno se sienta. Fuimos a Las Piedras a casa de mis abuelos, yo y mis hermanitas, por la carretera vieja cuando no había expreso ni nada. Mi Abuelo estaba sentado en la sala, yo me senté a un lado de Abuelo y mi otra hermanita se sienta al otro lado. Yo esto lo recuerdo por que los niños lo recuerdan todo. Y yo veía que mi hermanita miraba a Abuelo, y miraba a Abuelo, y miraba a Abuelo, y en una se le acercó y le dijo, “Mira Abuelo, estas comiendo mucho, mira que gordito está” y le tocó en mal sitio.

Flag of Cataño, Puerto Rico.svg

Bandera de Cataño

Otro refrán que me gusta mucho, es que uno debe pensar sobre lo que va a decir sobre otra persona, para saber primero lo que va decir, cuando uno va a criticar, uno debe cuidarse de tener las pruebas para que si tiene que ripostar, para tener las pruebas para que las personas vean que uno no está difamando. La difamación es decir las cosas sin tener pruebas, pero cuando usted dice la verdad y tiene las pruebas, eso no es difamación.

La política es preciosa. La política a mi me encanta. En la UPI, enseñan ciencias políticas. Pero una cosa es la política y una cosa es la politiquería, que es cuando el adversario entra a difamar a uno. Un refrán que va a este punto es y uno que me ha dado buenos dividendos, porque lo he usado unas cuantas veces con la Honorable Alcaldesa de San Juan, doña Sila. Cuando uno vaya a criticar a otra persona, que se mire primero la paja que tiene en su ojo, porque a lo mejor lo que uno tiene es un tocón.

La viejita que me vino a visitar un día

Fue a visitarme a la Alcaldía un día una viejita, y yo, pues, atiendo las personas todos los días, por lo general atiendo por citas. Aquel día tenía muchas esperándome. Entra la secretaria mía y me dice “Alcalde, usted tiene doce personas citadas, pero, bendito, hay una viejita que tiene como 75 años y está desesperá, me da pena,” me dijo. “Pues pásamela primero” le dije por que yo no quiero cuentas ni con los niños ni con las personas de mayor de edad. Pasó la viejita y la mandé a sentar. “Hola abuela. ¿Cómo está?” Le digo, y rompió a llorar.

-“Yo estoy bien, yo estoy bien, pero, Alcalde, yo tengo problemas. Yo vivo sola”.

-“¿Cómo que tú vives sola y estás llorando? ¿Y qué te pasa? ¿Tú no tienes hijos, ni ná?” le dije.

-“No. Yo viví con un hijo, pero hace como dos semanas que falleció.”

Investigué luego y averigüé que habían matado al muchacho.

En el momento le dije: “Pero tranquilízate, porque pues, Papá Dios se lo llevó, tate tranquila, mí’ja.” Porque yo pensaba que lloraba por su hijo.

-“No, no, ese no es el problema. Es que yo estoy llorando, Alcalde, porque, es que, cuando yo me muera, ¿quién me va pagar la caja mía?”

“Pero Abuela, tate tranquila, con eso brega el Seguro Social, brega el Alcalde que soy yo. Olvídate de eso. Tú cuídate mucho, que no te vayas a morir, porque tú se ve muy bien para la edad que tú tienes, abuela, cuídate mucho y no te enfermes.”

Y siguió llorando. Yo no sabía que hacer, tenía gente esperando en la sala. Nada la podía parar de llorar. Llevaba ya veinte minutos llorando la viejita y me empecé a preocupar. Finalmente, me levanté de mi silla, y le dije “mira a ver una cosa, abuela, la caja va a aparecer, eso va a aparecer, así que olvídate de eso, olvídate, de alguna manera te conseguimos la caja, pero no piense en eso. Lo menos de tú debes pensar, abuela, es en la muerte, por que la muerte llega en el momento que uno menos la espera.” Tampoco la paré de llorar. Finalmente le dije: “¿Tú quieres saber si vas a tener problemas con la caja o no? Muérete ahora mismo para que tú veas como la caja aparece enseguida.”

Sorprendida, nerviosa se echó a reír: “Qué mucho me quieres, Alcalde, ¿quieres que me muera, verdad?” Se despidió pensativa.

A la semana de esto, se me enfermó con una bronquitis, y se puso bien malita, y cuando me lo dijo el líder de barrio, yo dije, “Ea diache, yo que le gasté un chiste”. Voy a caer allá enseguida cuando me enteré. Le llevé un arreglito de flores y unas frutitas y cuando llegué me dijo: “¿Me vino a ver? Pues no tienes que comprarme la caja porque ya estoy de lo más bien. ¿Qué te crees? ¿Que me iba a morir Alcalde?” me dijo sonriendo.

El Amolao en emergencias

Cuando hay problemas en Cataño, ahí está “El Amolao”. Por la televisión salió que durante el Huracán Georges “El Amolao” no estaba con la suavecita, sino que estaba con la fatiga, con la ropa de trabajo.

Cuando surgen estos fenómenos, estas emergencias, yo soy el primero que estoy ahí. Gracias a Dios siempre he estado dispuesto, siempre he estado bien de salud y así represento a mi pueblo. De hecho, estoy en récord, que tanto para Hortense como para Georges, el único Municipio que fuera de colores y fuera de política y fuera de religión, le dio un vale de alimentos a cada familia de Cataño, fue el Municipio de Cataño y fue este servidor y de eso me siento orgulloso.

Nosotros nos tiramos a la calle con ese equipo de compañeros, de funcionarios y de servidores públicos que tenemos en cada sector y a cada familia, fuera de colores, le dimos un vale de $100.00. Tanto como para Hortense como para el Huracán Georges y todo el mundo estaba contento. Porque cuando uno está sirviéndole al pueblo uno tiene que servirle a todos por igual y más en una emergencia como ésta. Y estábamos conscientes de que la luz se había ido, que se habían dañados los alimentos, se habían dañados las carnes, que se habían dañado la leche de los niños y todo eso; y teníamos que hacerlo y ahí no se puede pensar en el mañana, ni se puede pensar en proyectos. Ahí hay que decirle presente al pueblo y estar ahí y en eso. Yo humildemente lo digo, yo me distingo porque yo soy el primero. Yo soy el que estoy presente en todos estas situaciones y cuando hay estas emergencias, me tiro desde La Puntilla hasta el Barrio Palmas, a pie sacando a toda esa gente frente a la costa que están propensas a que la marea y el mar se le meta dentro de las casas. A los que están en peligro, las familias y sus hijos.

Porque a veces el ser humano, en emergencias, piensa mucho en lo material, en el mobiliario. Dicen: “No, que si me voy me llevan el televisor, … que me llevan el componente, … que me llevan el radio, … que si esto y que sí lo otro”. Y no piensan en sus hijos, no piensan en su familia; porque eso es material, eso se logra después, pero la vida de un ser humano no hay dinero para reponerla. Después no se puede recobrar nuevamente. Inclusive amenacé a dos o tres familias en aplicarle la Ley, que la Ley es clara y dice que si en una emergencia como esa si usted no abandona su casa el Alcalde tiene la potestad de ir a buscar la policía, la policía darle un tiempo y si esa persona no quiere abandonar su hogar y se queda ahí, uno se lleva a los hijos, los niños y si hay impedidos y hay incapacitados, se los lleva también, y la persona que responda por sus hechos. Pero eso hay que hacerlo y hay que hacerlo de corazón, ahí es que uno demuestra la clase de servidor público que es uno.

Trabajé 18 y 20 horas todos esos días. Nos amanecíamos, trabajamos corrido. A mis funcionarios los turnaba, si dormía era un par de horas, entonces se quedaban mis ayudantes y luego volvía para la calle nuevamente, pero no descansamos hasta que pasó la emergencia y estuvimos seguros y estábamos contentos y estábamos positivos de que no iba a surgir ninguna desgracia en nuestro pueblo de Cataño y a pesar del gran peligro, lo logramos.

Rafael Hernández Colón

Lo considero mi amigo, aunque estuve cinco años como Alcalde en la administración de él. Lo que daban al Municipio no daba ni para disimular, muy poco de los fondos federales llegaban a nosotros. Esto es porque a los pueblos que no pasan de 50,000 habitantes dependemos de que el Gobernador nos reparta los millones que le asigna el Gobierno Federal a todas las pequeñas ciudades. Rafael Hernández Colón hacía, y bueno, yo no le crítico por eso, verdad, que no fue muy justo con nosotros en Cataño. Por otro lado, durante Hugo, me recuerdo que no me había declarado al pueblo de Cataño Zona de Desastre. Yo lo llamé a la Fortaleza y él me contestó la llamada por la tarde, le dije mi inquietud y al otro día, lo tengo que decir, Hernández Colón fue a Cataño al parque de Las Vegas, vio mi pueblo como quedó y me dijo que me estaba declarando el pueblo Zona de Desastre. Eso son cosas que, aunque es del partido contrario, uno tiene que agradecer, porque estamos trabajando para un solo pueblo y en una emergencia como esa uno necesita de la ayuda del gobierno, del Gobernador; de los que están en el poder.

La obra de Sila

Sila María Calderón

Sila María Calderón

Yo no he visto la obra de Sila en San Juan. Todos los que estamos cerca sabemos lo que pasa en San Juan. Yo voy a San Juan y las obras son cosas que no se ven, son tan transparentes que no se ven. La última vez que fui para San Juan fue el 4 de julio, allá al Morro, y aquello estaba como si nada. Uno va a Cataño y dondequiera que vaya, hay calles cerradas, porque estamos haciendo obras.

Me dicen que ha hecho algunas cositas, como sembrar palmas, poner muchos rótulos de angulares y planchas de acero, ha mejorado la disciplina en el Viejo San Juan con el Estadista Jorge Collazo, pero eso es todo.

Aparte de esto, doña Sila se quiere pintar como administradora, pero nunca se ha probado como ha hecho Pesquera.

Los alcaldes populares le pidieron la renuncia cuando ella trabajaba para don Rafael Hernández Colón. Su esposo actual es de Cataño. Doña Sila es la clase de persona que para su boda le pusieron aire acondicionado a la Iglesia de Santa Teresita, el cocinero fue traído de Francia y enviaron un Cadillac blanco a México para que lo tapizaran en visón blanco. Ella no es la clase de persona que se identifica con los pobres, con los humildes, con los necesitados. Ella siempre ha vivido bien y de hecho a quién Dios se lo dio, que San Pedro se lo bendiga.

En todo esto doña Sila era la principal del equipo de Hernández Colón, estaba con él en Fortaleza, como ayudante, Secretaria de Estado y Secretaria de la Gobernación. Era realmente la Gobernadora en funciones porque RHC se las pasaba viajando a España y Latinoamérica.

Si doña Sila quiere que le crean sus palabras y promesas, primero tiene que explicar en lo que ha participado en el pasado y explicar el por qué no ha realizado obras en San Juan. Porque la realidad, las actuaciones y las obras, las buenas y malas, hablan más que mil palabras.

Sila me atacó y pidió mi renuncia, porque algunos han dicho que estoy loco. Pero yo nunca he dicho que me voy a acostar en la carretera para que los camiones del Radar me pasen por encima. Ni he dicho que voy a renunciar a la ciudadanía Americana o aliado con Filiberto Ojeda como Machetero, como ha dicho Churumba. A Churumba la prensa le ríe las gracias, pero no son gracias, son cosas absurdas. Pero cuando la gente las analiza, no le hacen caso. Si alguien en Puerto Rico está loco es Churumba y Sila no se atreve pedirle la renuncia.

Doña Sila, Hernández Colón y Hernández Mayoral

En todas esas cosas doña Sila era parte de la gobernación de Hernández Colón. Por eso es que ella no quiere al nene de Hernández Colón, porque la van a relacionar con ellos. Ella se cree que a este pueblo se le olvidan las cosas, y si al pueblo se le olvidan las cosas, a nosotros no. Se las vamos a recordar. El mal y las injusticias que se cometen con este pueblo y que ella fue parte de eso. Ella tiene que explicar eso y tiene que explicar cuando en su administración eliminaron el inglés, pero los hijos de doña Sila y de Hernández Colón estudiaron en colegios y universidades americanas.

Ahora el gobernador Pedro Rosselló quiere que se enseñe el inglés en las escuelas públicas, y tanto los populares como los independentistas, como Sila están en contra de eso. Mientras tanto, los hijos de ella estudiaron en las mejores universidades. Y cuando van a ser profesionales estudian en la Universidad de Harvard y las mejores de Washington. Mientras tanto, nosotros, la gente humilde, en mi caso la gente de Cataño, no podemos hacerlo así porque ellos no están de acuerdo en que seamos iguales. Ellos no están de acuerdo que la gente de escasos recursos, que no puedan enviar a sus niños a universidades, que ellos los envían, pues tengan los mismo derechos y oportunidades que los hijos de ellos que son personas pudientes; y eso ella también lo va a tener que explicar.

Sila no quiere que RHC aparezca en nada de su campaña porque sabe que la historia es negra y no tienen nada que ofrecer a este pueblo y menos si la relacionan con esa gente. El nene de RHC le va a ganar las primarias y esa va a ser la primera derrota de doña Sila rumbo al 2000. Es como una guerra a muerte. Además, por el dinero, porque RHC controla a los del Club de los 600 y doña Sila también quiere el Club de los 600 completo. Y están preparando al nene de Hernández Colón para el año 2004. Doña Sila los está haciendo víctimas y RHC tiene 300 ó 400 mil populares. Van a derrotar a Acevedo Vilá y cuando ese partido lo derrote en las primarias, cuando se quede desnudo, el nene va a ser el candidato. Es joven e inteligente. Aunque Sila controla al corazón de rollo, a la maquinaria del partido, por lo que podría obligarlos a votar por Acevedo Vilá. Hay que recordar que ella salió de Hernández Colón.

Esto también es una pelea, una competencia entre los ricos de San Juan y los de Ponce. La aristocracia elitista de San Juan contra los de Ponce.

Ella también va a tener que explicar lo que le promete a este pueblo, por que ella promete mucho, mucho, pero nunca cumple. Ella prometió que no iba a aumentar las contribuciones y patentes municipales y fue lo primero que hizo. Ella dijo que no iba a correr para la gobernación y fue lo primero que hizo. A dos años de las elecciones anunció que corría para la gobernación.

Doña Sila tiene que explicar que los servicios públicos se le vinieron al piso y que en 12 años con RHC no hicieron obras.

Este es un pueblo inteligente, no es el pueblo de los años ’40 o ’50, se ha superado y estudiado, es un pueblo que pide explicaciones y pide justicia, y el pueblo de Puerto Rico le va a pedir también qué va hacer ella ahora, después de 12 años perdidos en el espacio con RHC. ¿Qué ella va a hacer con este pueblo si no ha podido ser buena alcaldesa? Si no ha hecho nada. ¿Cómo va administrar este pueblo, porque ella promete mucho, pero hace nada?

Si doña Sila no ha podido echar pa’lante la Capital, San Juan, ¿cómo va echar pa’lante a Puerto Rico?

Un problema que tiene es que le escriben las cosas y no sabe contestar y habla y habla y habla y no dice nada. Yo la he escuchado por la radio y la televisión y al final me he dado cuenta que habla mucho, pero dice poco o nada. Unas veces dice una cosa y luego otra totalmente distinta. Como sucedió cuando propuso la República Asociada, el pasado 25 de julio y a los dos o tres días dijo que no había dicho lo que dijo. ¿Dónde dije digo, digo Diego? Ese buche no me lo trago yo.

Doña Sila es una persona con la que yo no he compartido personalmente mucho, pero que yo respeto, primero, porque es una dama y segundo porque todo ser humano merece un respeto. Yo siempre he creído que la política es preciosa, malo es la politiquería, cuando uno empieza a difamar, si uno no tiene las pruebas, pero cuando usted tiene las pruebas no es difamación, es cuestión de probar las cosas.

Como yo hice aquí con Rubén, cuando venía aquí para Vieques, que yo dije que estaba durmiendo en un hotel y no lo ha negado. Y si lo desmiente, yo tengo las pruebas.

Pero doña Sila se molestó porque el Gobernador dijo que ella era mayorcita al lado de Pesquera, y luego me atacó a mí cuando yo dije par de cosas en una conferencia de prensa. Y habló hasta de la destitución de este servidor como Alcalde, como si el Gobernador tuviera esa potestad por eso. Ella desconoce la Ley Municipal. Si ella no sabe lo que tiene entre manos, a mí ningún Gobernador me puede destituir por eso, porque yo tengo libertad de expresión, pero que eso no viene al caso. Y doña Sila se molestó por eso. Yo lo que le dije fue: ” Mire, a usted no le gusta que el Gobernador le haya dicho en mi radicación que usted era mayor. Pues yo le voy a dar un consejo. Aquí usted va a tener que caminar bastante. Esto no es fácil. Las elecciones son en noviembre y hace bastante calor. Y va a tener que prepararse. Y usted no se preparó bien porque no se hizo una buena cirugía. Se arregló la nariz, está perfiladita, pero no una buena cirugía, una completa. Y yo le voy a dar un consejo a doña Sila, aunque ella dijo que me destituyeran: Una buena cirugía. Y bendito, va a tener que caminar mucho y se unta mucho bondo, mucha pintura de esa. Y entonces, no le van a decir doña Sila Calderón de Krans, le va a decir “doña Sila plegoste”.

Yo lo dije con mucho respeto y al otro día, me cayeron encima, yo no le falté el respeto, yo le di un consejo. Es igual que cuando Amolao tiene ya unas arruguitas, yo tengo 50 años, no me voy a poner pintura y polvo, mejor me las estiro, si voy a hacer algo. Aunque yo a orgullo lo llevo. Ella no se ha estirado bien, pero que no use tanta cosa porque va a tener un problema. Uno nace para morir y todo tiene su final, pero no creo en cirugías. Hay que entender que cuando uno empieza a entrar en edad se nota. Doña Sila quiere ser una nenita, pero ya tiene nietos y no lo es. Ella luce muy bien, muy bonita por televisión, pero cuando se levante por la mañana yo no la quiero ver.

Ya doña Sila no puede empezar obras, si comienza, no las va a poder acabar y el pueblo se va a dar cuenta. Ella tiene que correr todo el pueblo. Este es un pueblo machista y si es duro gobernar a este pueblo para hombres, y no es que tenga nada en contra de las mujeres, al contrario, yo creo que las mujeres de este país son brillantes, pero ella va a tener que trabajar duro, pero no va a lograr ni obra en San Juan, ni el triunfo en Puerto Rico.

Elizabeth Dole dijo, que en Estados Unidos estudios demostraron que de 20% de los electores no votarían por mujeres para la Presidencia, y en Puerto Rico eso es mayor. No es fácil, ya lo demostraron con doña Melo Muñoz, que tenía mejor imagen y había hecho cosas como Legisladora. Y Melo viene de don Luis Muñoz Marín y se le hizo bien difícil. Y doña Sila que no ha hecho nada, que ha incumplido sus promesas en la Ciudad Capital, que es una señora que cuando dice una cosa hace otra.

Cuando doña Sila habló en la campaña del plebiscito del ’98, sobre lo absurdo y contradictorio, era porque pensaba en la campaña de ella que es absurda y contradictoria.

Ellos, el PPD, cuando le conviene sacan la bandera americana, cuando le conviene la esconden, o la queman como en La Nación en Marcha y cuando les conviene la niegan. En sus actividades y concentraciones es raro ver la bandera americana. Ellos como que se abochornan de decir que son ciudadanos americanos.

Aníbal Acevedo Vilá

Acevedo Vilá se ha dejado manipular por doña Sila, se dejó quitar la presidencia. Yo no lo hubiera hecho. Por eso es que Sila lo respalda tanto. Acevedo Vilá durante la campaña en contra del Proyecto Young dijo que los congresistas eran “prostitutas” y “corruptos”. Ahora se promete unirse a ellos y conseguir mas fondos federales. ¿Quién le puede creer?

Ñeñito de Castro Font

Los líderes populares no quieren a De Castro Font por ser pro-americano. Ese nene (ellos le dicen Ñeñito) está como los huérfanos y no pega una, porque Sila no lo quiere, y él ahora quiere que ella lo quiera. Recuerdo como en una Asamblea de los Populares en Ponce lo iban a linchar por sacar una bandera Americana. Ellos no se respetan, pero allá ellos con sus problemas. Antes él dijo que Sila era una gatillera, pero ahora la defiende. El hace comentarios que dejan mucho que desear sobre sus compañeros, pero es que ellos se conocen bien. Y como él es ignorante, es un nene. Lo qué pasa es que a veces los nenes dicen verdades.

Muñoz Marín y Cataño

Quiero relatar la historia cómo se cuenta en Cataño, por nuestros antepasados. Yo he hablado muchas veces de esto y tengo un libro que lo describe. Muñoz Marín antes de ser Gobernador, pues era una persona que le gustaba darse buena vida, una persona que le gustaba compartir. Que le gustaba darse el trago, eso lo dicen todos, los de Cataño y de todo Puerto Rico. Entonces una noche Muñoz Marín estaba en su automóvil con una dama en Cataño frente a la Casa Alcaldía… este, yo tengo un libro que dice frente a la Casa Alcaldía pero la gente de Cataño que tiene 80 y 85 años, dicen que no fue frente a la Casa Alcaldía, que fue en la plaza pública, pues todavía no era Gobernador y andaba con una mujer, con una dama. Entonces pasó un policía de apellido Vargas y él estaba en el carro y cuando pasa este policía pues le dice a Muñoz Marín … porque en Cataño había playa, como decir esta playa aquí, como en Vieques, o como decir en esta base de la Marina, donde estamos ubicados. Entonces, qué sucede, que el policía intervino con Muñoz y le dice: “Mire caballero tiene que moverse, ésta es un área peligrosa y usted anda con una dama y aquí no puede estar”. Muñoz Marín se había dado unos traguitos y le salió, se alteró con el policía y el policía le dijo: “Mire yo no voy a discutir con usted (según cita el libro), yo no voy a discutir con usted, yo me voy, yo voy a dar una vuelta y cuando yo de la vuelta yo no quiero que usted esté aquí”. Y dio la vuelta el policía y todavía Muñoz estaba allí. Al Muñoz estar allí todavía, el policía lo que hizo fue que cogió la señora la montó en la patrulla y llevó a Muñoz a la cárcel que estaba en el edificio de la Casa Alcaldía vieja, a donde yo tengo actualmente la Banda Municipal, ahí estaba la cárcel la policía vino y cerró a don Luis ahí porque se le armó. Y ha sido el único sitio donde don Luis estuvo una noche preso, detrás de las rejas, fue en Cataño por ese policía. Al otro día cuando Muñoz Marín salió, juró que cuando él fuera Gobernador, Cataño no iba a progresar como pueblo y así lo hizo. Así lo hizo y ahí fue que vino y nos rodeó de todas estas industrias y por eso es que se conocía por el pueblo olvidado y por eso también hemos pasado lo que hemos pasado con relación a la contaminación, pero lo estamos superando gracias a Dios, pues estamos echando pa’lante y haciendo lo que hay que hacer.

Cuando yo le conté esto a un periodista, por eso es que yo digo que la prensa de este país hay que temerle, porque algunos son alarmistas y sensacionalistas. Agigantan las cosas y las dicen, si le conviene decir algo que uno no dijo, para buscar hacer ruido y vender anuncios.

Entonces cuando se me habló de don Luis Muñoz Marín yo lo que dije fue que “era hijo de político”, este periodista parece, para hacer daño, puso que yo dije que era “hijo de p…”, quise decir que era hijo de político, pero para el pueblo lo que se entendió fue que era un hijo de ya usted sabe. Fue por la forma en que lo escribió en el periódico.

Lo que pusieron allí no era correcto. Lo que dije es que era “hijo de político”, que es la verdad. Ambas cosas empiezan con “p”, que es verdad, pero yo nunca dije que era hijo de ninguna otra cosa que no fuera “hijo de político”. Eso porque yo soy una persona que me gusta respetar y jamás soy quién, y Dios lo sabe, para faltarle el respeto a una persona y más a un prócer que tiene todos mis respetos y mis consideraciones. Aparte de lo que dice la historia y lo que dicen los libros, pero tiene mi respeto.

Que es hijo de político y es verdad, porque él era hijo de un político, porque don Luis era hijo de don Luis Muñoz Rivera, que era un gran poeta, escritor y político de este país y quien más trabajó para lograr nuestra ciudadanía americana.

La prensa

Otra de las veces que la prensa me ha tergiversado, fue cuando describí una de las tradiciones en Rusia. En el centro de las plazas tienen una tarima. El guía turístico que hablaba perfecto ruso, inglés y español nos dijo que las usan para celebrar matrimonios. Que el novio tiene que llevar a la novia en sus brazos hasta la tarima para que sean felices. Describiendo eso fue que dije que yo no había visto en Rusia a nadie de color. Porque lo único prieto que vi allí fue un oso. Un oso que era la mascota de un doctor. Cuando vi eso, le pregunté al guía qué era lo que llevaba el doctor amarrado en la pierna izquierda. Yo le pregunté porque soy curioso, y el que no pregunta no aprende y a mí me gusta aprender.

Entonces qué sucede, que el guía me dijo que era una escopeta, porque el Doctor le había dicho que le habían tratado de matar al oso tres veces, por eso usaba la escopeta, para defenderlo y evitar que le mataran al oso. Entonces, yo tenía un negrito, que quería ir para allá, para Rusia, que es mi ayudante, el Sr. Víctor Andino, “Shaka”, el negrito carabalí, que es lila, color teléfono público subido, y si yo me hubiera llevado este negrito para allá nos hubieran matado a los dos. Porque si a ese doctor le trataron de matar a su mascota, al doctor que era blanco junto al oso que no hacía nada, porque lo tenía cargado como a un bebé, como cargan aquí las mujeres a los niños, como en un cinturón. Yo dije que si me hubiera llevado a este negrito carabalí conmigo a Rusia, hubiesen pensado que era un mono andando, nos hubieran matado a los dos allí en Rusia. Por eso fue que yo no lo llevé.

Pues cuando yo dije eso aquí, entonces la prensa enseguida me mal interpretó y me acusó de que yo era racista. Tuve que decirle que yo tengo 14 funcionarios, de los que hay siete de color. De los 600 empleados municipales hay unos 200 de color. De hecho, este no es prieto, este es lila, pero aquellos también son de color, porque en Puerto Rico todos tenemos un poco o mucho de negro y a orgullo lo tenemos. Eso es así.

Otra vez, traté de felicitar a Madeline Vega con motivo de su graduación de Leyes. Lo hice dentro de una conferencia de prensa que había organizado para aclarar y contestar unas declaraciones que hizo el Contralor y allí fue que doña Sila me cayó encima y dijo que estaba incapacitado, que estaba loco. Pero la realidad es que me equivoqué, como pasa a veces y como soy humano, cometo errores y fue que estaba pensando en otro periodista que todo el mundo lo conoce por su programa de radio por la tarde y en vez de decir que ella “prestigiaba” los periodistas de Puerto Rico, dije que “desprestigiaba” la Prensa de este país. El comentario no estaba dirigido a Madeline, sino al otro periodista. Enseguida, me disculpé con ella. Lo que yo dije fue que ella prestigiaba la profesión, que era una dama que prestigiaba su profesión.

Al contrario, Madeline es una de aquellas periodistas que son veraces, objetivas, imparciales, responsables y serias, y lamenté mucho que se me hubiera trabado la lengua incorrectamente así, pero me disculpé.

La marina y Vieques

En mi carácter personal quiero decirle al pueblo de Puerto Rico y a este pueblo de Vieques, que estoy aquí en Yayí, por que no quiero que este pueblo tenga que sufrir más, por los niños que se están levantando y los que están por nacer. Yo he vivido algo similar en mi pueblo, con la contaminación que allí estamos sufriendo, pero que también se ha mejorado últimamente en cuanto a la planta de la Autoridad se refiere.

Aunque no he estado aquí en Yayí mucho tiempo, he escuchado a la comunidad y me he enterado a través de ellos mucho que no sabía antes. Como se dice: “Con un botón basta.”

Desde que llegué aquí, la verdad, es que me he enterado de otras muchas cosas, de los mismos pescadores y demás viequenses. He estado conversando con personas mayores que recuerdan cómo era esto antes, con, por ejemplo, la señora madre de Carlos Ventura, Presidente de la Asociación de Pescadores de Vieques y escuché unas anécdotas de ella y la verdad es que ponen los pelos de punta a uno. No ha sido fácil para este pueblo estos últimos sesenta años. Aquí en Yayí, esto antes era un poblado y mire como está ahora, una zona de desastre ambiental. Aquí residían gente, y cuando entra la Marina y adquirió todo esto aquí, se tuvieron que ir. Quiero dejar claro que aunque estoy aquí, no estamos en contra de la Marina, ni de los americanos. Lo que queremos es que se acabe el abuso en contra de los hermanos viequenses. Este pueblo ha pagado con creces los sesenta años que ha estado presente la Marina y ahora es tiempo que se le haga justicia.

Vieques, antes de que llegará la Marina, llegó a tener más de 20,000 habitantes. Ahora tiene 9,600. Más de 78% del terreno de Vieques fue adquirido por compra o expropiación forzosa por la Marina en el 1941, cuando estaba Muñoz Marín. Fue Muñoz el que permitió que pasara todo esto.

Aquí en Yayí flota la bandera de los Estados Unidos al lado de la de Puerto Rico, Cataño y Vieques. La bandera de los Estados Unidos tiene que flotar aquí por que no estamos en contra de la Marina, estamos en contra de la injusticia que se ha cometido aquí contra los hermanos viequenses. Tampoco aquí flota la bandera de la Palma, ni de la Pava, ni del PIP, porque lo que está pasando aquí hay, que sacarlo de todo lo que tiene que ver con la política. Los viequenses han sufrido la contaminación provocada por una decisión tomada bajo la Administración de don Luis Muñoz Marín. Que me perdonen los populares la casualidad, pero en mi pueblo de Cataño para los años ‘40 y ‘50 se vivía algo muy similar, también causado por unas decisiones por parte de don Luis.

La Marina hizo una serie de compromisos con el Pueblo de Vieques hace casi veinte años, como consecuencia de un litigio de Romero Barceló contra la Marina. La Marina no ha cumplido con la mayoría de esos compromisos. Aquí, quizás, las cosas hubieran sido diferentes si la Marina hubiera cumplido con sus promesas para con el Pueblo de Vieques y ellos están resentidos y molestos con ellos. Según he podido entender escuchando a los hermanos viequenses, la Marina tiene una larga historia aquí y en sumo, no ha sido favorable para Vieques. Mucho antes, me contaron, los marinos entraban al pueblo a fastidiar, a pedir señoritas a las casas, a pelear con los hombres. Hace tiempo que esto no pasa, pero la gente no se olvida de algo así, nunca. No ha hecho mucho esfuerzo para ayudar a fortalecer la economía de la Isla Nena.

Perdón a los compañeros que no piensan igual que yo, pero esto no hubiera pasado si fuéramos Estado. Vieques, me han dicho, es el único sitio en los Estados Unidos donde se tira con balas vivas tan cerca de la población. En Hawaii, gracias a los dos Senadores y los Representantes que ellos tienen, lograron sacar a la Marina de una Isla del mismo tamaño de Vieques cerca de la isla de Maui. Han conseguido dinero federal para recoger las balas usadas de aquella isla y la Marina ha tenido que devolver los terrenos a los Hawayanos. ¿Por qué? Porque tiene dos Senadores y Congresistas que no tenemos. Nosotros no tenemos el mismo poder que ellos y nos pasan el rolo. Si tuviéramos ese poder, esa fuerza del Estado, la cosa fuera distinta. Hay que verlo de esa forma.

La Marina hasta ha negado a la población el uso de una toma de agua que mantienen en los terrenos orientales del Vieques, en casos de emergencia. Tampoco han permitido que usaran la cámara de descompresión para los buzos de Vieques que han tenido problemas con burbujas.

Los pescadores me han contado del caso de un joven que sufrió una burbuja y no le prestaron la ayuda necesaria y tuvo que irse hasta Barbados para usar la cámara de allá, en vez de usar la que está a minutos de aquí en Ceiba. Imagínese. Dicen que por la demora en llegar al tratamiento, su situación empeoró tanto que quedó con daño permanente. Este pobre joven ya no puede pescar. Debo decir, sin embargo, que también conozco de situaciones donde han prestado ayuda, aviones, helicópteros y la cámara a los hermanos pescadores. Pero esto son cosas que han pasado y hay que decirlas.

Una de las grandes preocupaciones que tiene el pueblo viequense es que si sale la Marina de las áreas que ocupan, que no pase aquí lo que pasó en Culebra cuando se fueron de allí. Allá en Culebra, los grandes, los ricos, se quedaron con los terrenos de aquello allí. Aquí en Vieques, pienso yo, deben hacer todo esto con mucho cuidado. Que no vaya a ser que por mala coordinación con el Gobierno Federal, Estatal y Municipal que a la larga, la comunidad viequense no sea la que se beneficie de la salida de la Marina de la Isla Nena. Sería una injusticia mayor que la que existe ahora si fueran unos pocos que ni son de aquí, que no han sufrido los años de injusticia aquí, los que se aprovechen. Los que han vivido aquí y han sufrido en sangre propia todo lo que ha pasado aquí con la Marina, que sean ellos los beneficiados.

Aquí el desempleo está alto y el nivel de pobreza también, en un momento dado, tendrá que venir gente de otros lados a ayudar a construir el Vieques del futuro, Dios quiera que sea así, porque esto significaría que los hermanos viequenses estarán trabajando para sus familias y su futuro.

Esto pasará paulatinamente, el desarrollo tiene que ser controlado para evitar esas invasiones de gente que no son de aquí para evitar que pase lo que pasó en Culebra, para que Vieques se pueda levantar y que sean los viequenses los que se beneficien. Vieques se puede poner mucho más adelante que St. Thomas, por ejemplo, que tiene más gente y es más pequeño.

Aquí a la zona de impacto han venido gente de afuera, que no son de Vieques, que han querido ponerle nombres nuevos a las cosas aquí. Muchos viequenses que han hablado conmigo me han dicho que están resentidos por esto, que han venido como si fueran dueños de esto. Y vamos hablar las cosas por nombre, el Senador Rubén Berríos, es una persona que siempre ha dicho presente cuando hay situaciones como ésta, pero vino aquí y se adueñó de la playa donde él está y le cambio el nombre de la playa. Antes se llamaba Playa Allende y ahora la llama él Gilberto Concepción de Gracia. A la verdad que esos son los que realmente hacen daño. Vieques está sentido porque esto es de ellos, les pertenece a ellos y Berríos, inclusive, les ha prohibido a los viequenses y a los mismos pescadores que vayan a disfrutar la Playa donde él está. Como si eso fuera de él allí. Aquí en Yayí, eso no es así. Aquí me ha venido a visitar todo el mundo, de todos los partidos y se les recibe a todos. Allí, ahora mismo, a la orilla de la playa, hay dos del campamento llamado “Monte David”. No son de los míos, pero compartimos transportación, agua y hasta a veces cuando se les acaban los cigarrillos vienen aquí a ver si hay. Aquí vienen los pescadores y acá yo siempre los recibo con una sonrisa, los brazos abiertos y una Palmolive suavecita o un refresquito fríito y galletitas para los niños y si hay comida, comen siempre ellos antes que nosotros. Allá Rubén ni los deja acercarse a la playa. ¿Cómo yo le voy a negar que me visiten a mí aquí? Esto aquí no es mío. Estoy aquí para respaldarles a ellos, por que somos espectadores y ellos lo han vivido por casi 60 años. Créame que la mayoría de los viequenses están sentidos por está situación con Rubén. Esto no le pertenece al Amolao, a Rubén Berríos, a la Federación de Maestros que anda por allá, ni a los otros que están aquí.

Yo he visto copia de la resolución del Senado que le permite a Rubén Berríos cobrar mientras está aquí. Estos treinta días son las primeras vacaciones que he cogido desde que soy Alcalde y lo hice para respaldar a los viequenses. Cuando salga de aquí y vuelva a Cataño, no los voy a abandonar. El compañero Berríos ya lleva tres meses cumplidos, pero él es vago de profesión y le gusta el mamey. De la verdura, el mamey y del sancocho, el guiso. Es vago de profesión y el pueblo lo conoce. Y se puede quedar cuatro años más por que va coger una pela y colgarse para la Gobernación.

Rubén no me ha querido aquí de vecino, pero Rubén sabe, y creo que me conoce, porque soy claro en mis cosas. Yo no vine aquí para complacerlo a él. Yo vine aquí porque mi corazón y mí espíritu está con este pueblo viequense. A Rubén, sinceramente, para Navidades siempre celebramos una actividad, para el Día de los Reyes, si acaso él se cuelga para Gobernador en el 2000, como él no tiene primarias y yo sí, él puede correr para lo que quiere, lo que no suelta es la Presidencia del Partido, por eso es que ha tenido tantos problemas. Porque, vuelvo y repito, a él lo que le gusta es el mamey y el guiso. Para estas Navidades no puedo, pero para las siguientes, le voy a ofrecer un contratito para que celebremos la fiesta en el Día de Navidad, para que él se vista de Santa Claus, como él es blanquito, de ojos verdes con barba y to’, se parece un americanito. Que me diga cuánto es que me va a cobrar para esa actividad, para llevarle un entretenimiento a los niños de Cataño. Sería una buena eñapita para él.

En toda seriedad; sin embargo, hay que reconocer a Rubén que él siempre ha estado presente con ésta causa. El sacrificio por los ideales de uno, no lo tienen monopolizado los independentistas; él tiene que reconocer que nosotros los estadistas también estamos dispuestos a sacrificarnos por nuestros ideales. Que Manuela ha sido una heroína por muchos años tratando con la Marina, en el Pentágono, el Congreso y la Casa Blanca, y ahora es que hemos venido a ayudarla. Por el triste accidente de David Sanes.

Cuando me vaya de Yayí, voy a echar de menos a los muchachos, a los pescadores, que sin ellos no pudiéramos haber permanecido aquí. Ellos me han prestado un gran cariño y respeto, que espero merecer. Echaré de menos también el bañito que me doy aquí en la playa todas las mañanas a las 6 y los trastes que me ponen a fregar, porque ellos se levantan tarde. Después que yo friego es que ellos miran por la ventana para ver si pueden levantarse. Pero en serio, hemos trabajado todos en equipo, esto aquí no es fácil. No hay agua, comida, luz ni hielo. Esto ha sido un sacrificio y todos hemos trabajado en equipo para dar la lucha. Es un sacrificio que invito hacer a mis compañeros Alcaldes, Representantes y Senadores, fuera de colores, que vengan aquí para demostrar a los viequenses que no están solos en su lucha. Con la ayuda de Dios y la ayuda de personas dispuestas a sacrificarse, vamos a lograrlo.

La juventud

Bueno. He hablado mucho sobre muchas cosas y ahora me gustaría hablar de mí, si el lector me lo permite. Yo nací en Santurce, donde era el Hospital Municipal, donde era Obras Públicas en la 22 y ahora El Museo de Puerto Rico. Nací en enero 24 del 1949. De allí, pues, me crié en Amelia. Llegué a los dos años a Amelia, me crié en el residencial Zenón F. Valcárcel. Estudié en la escuela elemental Luis Muñoz Rivera y luego a la escuela intermedia Rosalina C. de Martínez, en el Barrio Amelia de Guaynabo, que queda más cerca de Cataño que de Guaynabo, pero pertenece a Guaynabo.

Mis padres fueron Alejandro Rivera Maldonado, mecánico diesel y de automóviles y mi madre Teresa Sierra Rivera, costurera, ama de casa, empleada de fábricas y la persona más alegre del mundo.

Cuando salí de noveno grado tuve que irme a estudiar a la escuela superior Margarita Janer de Guaynabo, porque uno tenía que estudiar en la escuela superior donde uno pertenecía, donde uno residía. Allí, pues, tuve el honor de ser discípulo del que en paz descanse, el ex-Alcalde de Guaynabo, Alejandro “Junior” Cruz. Fue maestro mío de educación física. El principal de la escuela fue, recuerdo yo, el señor Meléndez, el padre de dos de los integrantes de Menudo, cuando empezó el Grupo Menudo en Puerto Rico. Recuerdo también en ese mismo año, en el ‘66, allí practicaba el deporte de voleibol y béisbol, y me gradué en 1967 de la escuela superior.

De escuela superior me gradué con un dos punto algo, luego me fui al Metropolitan School of Commerce en Bayamón. Entonces los viejos míos se quedaron sin trabajo. Papi para entonces trabajaba con los Catalá en Guaynabo Bus Line, una línea de guaguas entre Guaynabo y Río Piedras. Mami también perdió su trabajo y tuve que dejar los estudios para trabajar, para ayudarlos. Luego ingresé en la Policía de Puerto Rico. Eso fue para el 1969. Me gradué febrero 13 de 1970, el día antes de los enamorados, me lo recuerdo así. Cuando yo ingresé en la Policía, tenían entrenamiento de dos meses nada más.

Servidor público y político

Soy un servidor público, desde que entré a la Policía de Puerto Rico y la política. Sinceramente, los logros grandes que yo he tenido, se los debo a que me identifico con el humilde, y con la gente pobre. Yo vengo de un Municipio humilde. Cataño es pequeño, donde la mayoría son gente de recursos moderados y de escasos recursos. Me siento orgulloso de ser de un pueblo hospitalario, un pueblo que cuando usted llegue allá, a una casa humilde, pero que hay sus atenciones, que lo tratan bien, pues eso llega y eso es mi pueblo de Cataño.

Yo vengo de los residenciales, por eso me identifico mucho con ellos, con la gente de Juana Matos, de Barrio Palmas, con toda la gente humilde de esa área. Cataño tiene cinco residenciales, eso fue una de las cosas que se hizo, una injusticia para nuestro pueblo, cuando se hicieron tantos residenciales bajo la administración de don Luis Muñoz Marín. Al igual que hay otras injusticias más, la contaminación de las plantas.

Ese es el secreto de la política, identificarse con la mayoría de la gente que realmente votan, ahora le llaman conectarse con el elector. Muchas veces, pero no todas, las personas que están cómodas, las personas que son profesionales, las que no necesitan, muchas personas dicen “yo no necesito nada del gobierno,” pero busquen quiénes son, son aquellos que están cómodos, que tienen sus buenos salarios y empleos, que puedan sustentar a sus familias. Cuando usted habla con la gente humilde, los de los residenciales públicos, usted notará que esa gente agradece. Dicen, “Amolao,” o puede ser otro Alcalde, dicen “Amolao, eso me ayudó en esto y nunca me olvidaré de eso”. Esa es el clave del triunfo. Nunca olvidarse de los que te ayudan o del que te ayuda. Ser agradecido.

Esto me ha traído problemas a mí. Todavía a estas alturas estoy pagando parte de eso, por eso muchas veces me dicen lo de “Loco”, por eso muchas veces me dicen lo de borrachón, por eso muchas veces me dicen lo de mujeriego, pero una cosa que no me pueden decir es corrupto, ni pillo, ni mentiroso.

Cuando me tiro a la calle a hacer campaña, se me respeta y nadie me puede decir “Alcalde, Amolao, ahora es que usted viene”, porque yo estoy los cuatro años visitando y compartiendo con mi pueblo. La gente dice que me doy la Palmolive, lo que no dicen es que mucha gente trabaja, no pueden ir a una cita que yo le doy durante el día, porque están en su trabajo, o porque son madres y tienen niños que no pueden dejar solos; por eso el Amolao los visita. El Amolao, sí se da una que otra Palmolive, no es todos los días, pero esa gente pueden ir a encontrarlo en un cafetín, en la esquina, lo que sea y allí le anoto su inquietud y si no lo puedo ayudar en el momento, le digo, yo te llamo mañana. Le resuelvo, hasta donde puedo, si no le explico, porque a veces no se puede complacer en todo a todo el mundo. Lo importante es nunca decirle que no se puede, mejor le digo, yo no te puedo ayudar en esto o aquello, explicándolo, se lo voy a decir claramente. Todo el tiempo no le puedes decirle sí a todo el mundo. Hay veces en que hay que decir que no. Pero explicarle por qué no le puedes complacer.

Yo no dejo de visitar cada sector del pueblo cada dos o tres semanas. Porque es allí donde se ganan o se pierden las elecciones, abajo, con la gente, hablando, caminando y trabajando.

Herido en el motín de la UPI

El 4 de marzo, tres semanas después de que salí de la Academia de la Policía, tuve un accidente en la Universidad en Puerto Rico de Río Piedras. Fue la primera vez que la Policía entraba a la Universidad. El presidente para entonces era don Jaime Benítez, fue cuando empezó la polarización aquí en Puerto Rico, ustedes tienen que acordarse que cuando don Luis A. Ferré ganó las elecciones en 1968, tanto los del Partido Popular como los independentistas creían que iba a traer la Estadidad el otro día por la cocina, como decían. Como a las ocho de la noche mataron a Antonia Martínez, la muchacha de Arecibo y que acusaban a un guardia de Yabucoa que la había matado él. Ella estaba en un segundo piso y el tiro que recibió ella fue en la sien, que dio en un lugar directo y la mataron. La policía estaba abajo y nosotros éramos los únicos que estábamos en la calle. No teníamos los revólveres cargados, le habíamos vaciado las balas en una de esas latas de galletas Sultana, cuando eso se usaba mucho las galletas Sultana y antes de entrar a la Universidad por el campus, por el parque, ya nos habían vaciado las armas, limpiamos la Universidad.

A eso de las 7:30 de la noche, yo me acuerdo, estaba yo en el segundo pelotón, porque el primero lo habían dejado en la Torre, porque yo para aquel entonces estaba bien delgado y para estar en el primer pelotón tenías que medir sobre los 6′ 2″ y pesar 200 libras y yo, que media 6′ 2″ sólo pesaba 170 libras nada más, o sea yo parecía, hablando en broma y en serio, yo parecía una vara para tumbar aguacates y no cualifiqué para el primer pelotón. Dejamos el primer pelotón en la Universidad, en la Torre y el segundo pelotón, el mío, nos llevaron al Cuartel de Río Piedras, que estaba en la esquina de la Plaza de Recreo. La señal que había para la prensa era que tenían una gomita en la mano derecha, entonces algunos estudiantes de la Universidad nos recogieron la señal y cuando íbamos a mitad de camino para limpiar, nos dimos cuenta que tenían otro mitin montado otra vez allá atrás y teníamos que virar pa’trás para sacarlos. Hacían así con la gomita y creíamos que eran prensa y los dejábamos pasar, y cuando veníamos pa’trás, allí estaban de nuevo.

Como a los ocho de la noche, se formó un motín en el sector Santa Rita y allí habían roto los focos y el alumbrado y allí cuando fuimos a limpiar esa área, estaban tirando botellas, habían más de 500 estudiantes y allí en ese momento fue que mataron a Antonia Martínez. Cuando bajan a Antonia Martínez, la pasan al frente de la escuadra mía, yo me había fijado que iba muerta. La herida fue en la sien. Los estudiantes juraron llevarse un policía esa misma noche en venganza porque, decían ellos, la policía la había matado. Lamentablemente, ese policía fui yo.

Me hirieron. Me tiraron con un chino de río en el ojo izquierdo. El casco protector no llegaba hasta la mejilla, partió la mica, que media 3/16 de pulgada, recibí una contusión y perdí la visión en el ojo izquierdo. El Fondo de Seguro de Estado me dio un 30 por ciento por la visión. Estuve en el Fondo los dos años de probatoria de la Policía. La probatoria la pasé reportado enfermo, entonces empecé a padecer de insomnios persistentes e intranquilidad emocional, pero no era que estaba loco, que lamentablemente muchas veces de eso me han acusado, me enviaron a un psiquiatra de Bayamón que me estuvo tratando por cinco años y en 1977 me dio de alta con 100% del Fondo por el problema de la vista, y 70% más que me dio por un dolor de las migrañas que me dan hasta el día de hoy. Me pensioné de la Policía.

Cuando estaba pensionado de la Policía, el mismo doctor me dijo que tratara de buscar algo para entretenerme, que yo era joven, no me podía quedar en casa y yo pensé en qué hacer y allí fue que compré una guagua pública. Compré la guagüita pública en el 1976 y empecé a ser porteador público. Llegué a ser Tesorero de la Federación, con el Sr. Joaquín Montesino, quien fue el Presidente de la Federación de la Isla. Para aquel entonces, y antes, yo trabajaba en los colegios electorales, en el ’68, ‘72 y para el ‘76. En el 1972, luego de las elecciones, me nombraron Presidente de la Unidad 7 de Las Vegas de Cataño. En el 1981, surgió una vacante en la Asamblea Municipal, fui a votación y salí electo a la Asamblea de Cataño.

Comienzos en la política

En el 1984, fui para asambleísta con el Alcalde de entonces, don Pepe Alvarez Brunet y fui el asambleísta que más votos logró en Cataño. En el 1985, don Pepe se retira, se iba operar de corazón abierto, tenía que ir a Dallas para operarse y decía que si se iba, debía ser Lupe, su hija y Ayudante en la Administración Municipal, la que fuera Alcaldesa. Que él no tenía confianza en más nadie. Para que él se operara, nosotros los Asambleístas y el Comité Central Municipal nos pusimos de acuerdo para nombrar a Lupe como Alcaldesa, para que él se fuera tranquilo y se operara.

En el 1987, Lupe decide retirarse y yo participé en las primarias para sustituirla. Cuando yo me enteré que ella se iba a retirar, yo fui el primero en acercarme a ella y le dije “si usted no va a correr, a mí me gustaría servir a mi pueblo.” Y así fue. Yo era el único candidato y usted sabe como es la política, de repente había tres más y nos fuimos a primarias. Se celebraron el 27 de septiembre de 1987. Vino don Nolo Morales, quien había sido Alcalde de Dorado por el Partido Popular y después Representante del Penepé, que en paz descanse. También Ruth Marrero y Efraín Coriano, presidente mío de la Asamblea Municipal. Fui a las primarias con los tres y les gané por 233 votos, sumando los votos de otros los tres. Efraín fue el segundo que llegó y a Efraín le gané dos a uno.

La primera actividad política que participé, fue cuando don Luis se separó de García Méndez en enero de 1967 en el San Gerónimo Hilton, luego para formar el Partido Nuevo Progresista en Carolina, en la Cancha de Country Club, el 20 de agosto de 1967. Participé en el Plebiscito del 23 de julio de 1967 y en las elecciones de 1968.

En las elecciones de 1968 fue mi primer voto y trabajé como funcionario de colegio en Cataño. Me encantaba pasquinar, me encantaba estar en las luces y en cuanto hubiera un maratón o una actividad del partido donde estaba envuelta la juventud del partido, allí estaba el “Amolao” bregando con todo, porque me gustaba la política desde joven. Cuando había que hacer cualquier trabajo electoral, como repartir tarjetas, todo eso lo hacía Edwin Rivera.

Desde mis primeros estudios y desde que estuve en la escuela superior, yo siempre he sido pro-americano. Yo siempre he estado consciente de mi ciudadanía, de que la nación americana es la nación más poderosa del mundo y donde está el partido, el partido que verdaderamente le asegura a esta isla la relación permanente con la nación americana, es lo que verdaderamente perseguimos nosotros los estadistas. Queremos gobernarnos a nosotros mismos, ser nuestros propios soberanos. Porque los independentistas prefieren la libertad colectiva, pero eso no necesariamente trae la libertad individual, pero con la libertad individual completa sí tendremos la libertad colectiva. La Estadidad no solamente garantiza la libertad individual y nuestra mejor condición económica, sino tener los mismos derechos y las mismas responsabilidades y obligaciones que tienen los demás ciudadanos de los estados de la unión. Ya que somos ciudadanos americanos hace muchos años, me gustaría esa igualdad. Ya es tiempo que llegue esa igualdad a Puerto Rico. El partido que sea que haga esto, allí estaba yo. Ese es mi pensar desde que era joven, desde que era niño.

Yo tengo una hermanita que está incapacitada y sé que ella allá en los Estados tendría unos beneficios que no tiene acá. Ella es la que me sigue a mí, tiene 49 años y ella es retardadita mental. Ella, si le pones una muñeca de cinco dólares al lado de un traje de doscientos, escoge siempre la muñequita, o sea, ella tiene la mentalidad de un nene de seis o siete años. Ella tiene una retentiva tremenda, fíjate, ella mapea, ella friega, no lo hace muy bien pero lo hace. Se llama Carmen Julia, pero la llamo “Mimi”, de cariño. Una vez le dije: “Mimi recuérdame que mañana yo tengo un compromiso. Acuérdamelo temprano”. Ella se levanta temprano para acordármelo. Yo me levanto, y claro, me acuerdo, pero ella me dice “Edwin, acuérdate que tienes un compromiso hoy.” A ella nada se le olvida.

Cuando pienso en la Estadidad, pienso mucho en ella, en los que se tienen que mudar para recibir los servicios a los impedidos que le brindan en los Estados, por eso creo en la igualdad y la Estadidad para Puerto Rico. Pienso que los impedidos, los necesitados en Puerto Rico reciben menos del diez por ciento de lo que recibirían siendo Estado. Es que los programas como el Medicare y Medicaid tienen un tope, y el Salario Complementario y otros no aplican a Puerto Rico como territorio colonial. Por eso creo que los populares son enemigos de los pobres en Puerto Rico. Porque defienden unas pesetas para los ricos en contra de dólares para los pobres.

Mi familia y la política

Papi y Mami no eran activos políticamente, a mí me gusta la política, diría, por el Abuelo mío, el Papá de Mamá, que fue fundador del Partido Popular Democrático con don Luis Muñoz Marín, que en paz descanse y fue asambleísta en el municipio de Vega Baja, cuando Meléndez Cano, el tío del que es el Honorable Alcalde ahora de Vega Baja y mi Abuelo era Popular. Mi primer voto fue con don Luis A. Ferré y con don Pepe Alvarez Brunet, en Cataño y Abuelo siempre me decía que yo había dañado la familia porque toda mi familia de parte de padre y de parte de madre eran populares, aunque Papi y Mamá no votaban para entonces, pero que, eran populares todos, los hermanos de ellos y todos. Abuelo me decía: “nieto, viniste a dañar la familia porque saliste estadista reventao”, como dice uno, “y aquí todos somos populares”. Yo le decía relajando al Abuelo, “Yo vine a arreglar esta familia, yo vine a traer al partido estadista a esta familia para traer la igualdad, la seguridad y la Estadidad a Puerto Rico y por eso es que yo voy a votar por don Luis A. Ferré.” El era loco conmigo, yo era el nieto mayor, él abuelo murió hace cuatro años y yo con mucho respeto a él, porque yo no soy persona a faltarle respeto a nadie.

Mi Abuelo, modestia aparte y él lo sabe porque está en el cielo, él decía que era admirador mío y una cosa que aprendí de él fue que cuando uno está en estas posiciones, uno tiene que respetar a todos por igual. Me decía que si algún día llegara a una posición electiva, como Alcalde que: “recuerda que llegaste, ahora tienes que servir a todos por igual, tanto los penepés como los populares y como los independentistas y los que no votan, porque ya el pueblo te dio la confianza.” Yo siempre dije que él era admirador mío, porque ese consejo yo siempre lo seguía.

Mi Abuelo era pro-americano, una persona que respetaba al Partido Popular como a toda otra persona.

Obra del Amolao en Cataño

El presupuesto de Cataño en 1987, cuando yo empecé como Alcalde, era de $7 millones y medio, en este momento es de $30 millones de dólares. Aparte de eso, nosotros hemos hecho obras multimillonarias. En estos 13 años hemos invertido sobre $100 millones, en el pueblo de Cataño. Hemos hecho un edificio de Alcaldía, la Defensa Civil, las escuelas las hemos mejorado, caminos pavimentados, casas para personas de recursos moderados, en el cementerio municipal vamos a hacer un Mausoleo, la PR 5, la carretera de Cataño a Bayamón, la primera fase del Frente Marítimo de Cataño, desde la Pirámide hasta la Puntilla. Próximamente nos entregan el proyecto de los pescadores, y el proyecto de zonificación del casco urbano de Cataño, que es un proyecto de dos años y la primera fase fueron de $25 millones. Dicen que la Bahía es de San Juan, pero no es de San Juan, la Bahía es de Cataño, porque pertenece donde rompe el marullo. El marullo no rompe en San Juan, rompe en Cataño por eso, la Bahía es de Cataño. Por eso, yo le digo a doña Sila que no se duerma porque uno de los nuestros es el que va a ganar en San Juan, sea Charlie o Santini, y que fácilmente podemos ser una ciudad de la talla de la Ciudad Capital.

Nos estamos yendo adelante, ya tengo la Bahía en el lado de acá y me atrevo a competir con Sila en cuatro años por las obras que he hecho acá con las de allá. Yo he hecho muchísimas más obras que Sila en cuatro años en Cataño, con menos recursos. Sila, con los recursos que tiene como una ciudad grande, si vamos al tome y dame, yo estoy invirtiendo más dinero en obras y mejoras permanentes en Cataño que Sila en San Juan. Sila lo que ha hecho es criticar y criticar nada más, para engañar a este pueblo. Dijo que no iba usar a la Alcaldía de San Juan como trampolín para la Gobernación y a dos años de las elecciones, no solamente aspira a la Gobernación, sino, bendito, a Acevedo Vilá como un nieto, le quitó la Presidencia del Partido y ahora lo metió a él en tremendo problema con el hijo de Hernández Colón. Acevedo Vilá, por blandengue y flojo, perdió la Presidencia Eso no es problema mío ni de nosotros los estadistas, pero probablemente pierde Comisionado Residente con el hijo de Hernández Colón. Nosotros lo vamos a recoger al día siguiente, por que por ahí viene el nene, Carlos Pesquera, un diamante pulido en hacer en obras y puliéndose en la política. Lo vamos a amolar bien amolaito para ganar la pelea del 2000 por un margen más grande que la del ‘96 al Partido Popular.

No sólo eso, vamos a dejar al Partido Popular en tantos pedazos que yo creo que hasta la bandera la van a tener que cambiar. Eso del Jíbaro degollao de don Luis, ya eso, para los tiempos de los ’40 y los ’50, eso estaba de moda, eso se podía usar, pero ya en el 2000, eso no se usa. Eso pasó a la historia, como dicen en los juegos de doble A. La realidad es que el PPD de hoy no es ni la sombra de lo que fue antes.

Los ayudantes del Amolao

Detrás de cada hombre hay una mujer y detrás de un Alcalde hay sus ayudantes, asesores, consejeros, familiares, vecinos, amigos, voluntarios, todo el personal municipal y la comunidad. El trabajo más importante del Alcalde es servir como ejemplo, como modelo, trabajar más que los demás para inspirar, por eso yo mando y voy.

Es de vital importancia saber escoger la gente con que uno cuenta alrededor para que ayuden a hacer las mil cosas que hay que hacer en un municipio. He sido bendecido por Dios, he tenido los mejores funcionarios. Me siento satisfecho de mi administración y de lo que se ha hecho por nuestro pueblo. Porque nosotros en el servicio público después que ganamos las elecciones tenemos que trabajar por todos, por los Populares, Independentistas, por los Penepé y por los que no votan. Porque todos necesitan de los servicios y ese es el compromiso que tenemos. La razón de ser del Gobierno es servir al ciudadano. Ese es el compromiso del servidor público, servirle al ciudadano y servirle bien.

Don Leopoldo Figueroa Carreras y De Diego

Cataño ha tenido grandes hombres y mujeres como el médico, abogado y legislador Leopoldo Figueroa Carreras, que fue legislador por tres o cuatro partidos, por unos 60 años, desde la década del 1910 hasta la del 1970. Lo que es difícil igualar. Lo conocí y me enseñó mucho. Vivía al lado de la plaza. Recuerdo que me dijo que inicialmente había sido independentista, que ese ideal de status era una cuestión emocional, nada de racional, del corazón y no del cerebro. Que realmente el pueblo puertorriqueño nunca había sido independentista.

Me contó que cuando se discutió una Resolución en la Cámara de Representantes para solicitar la ciudadanía Americana para los puertorriqueños, antes del 1917,: “Pedí un turno para oponerme, me iba a levantar cuando el Presidente de la Cámara, don José de Diego, me puso la mano sobre los hombros y me dijo que si los Americanos nos concedían la ciudadanía Americana, nos aceptarían como iguales y esa sería la mejor independencia para todos los puertorriqueños”.

Todo lo que he leído es que los puertorriqueños nunca hemos sido realmente independentistas, eso es sólo un anhelo emocional en momentos de bohemia.

El ejemplo de Ferré y Romero Barceló

Don Luis A. Ferré como Gobernador propuso y realizó grandes cosas. El Bono de Navidad, las parcelas a peso, aumentos salariales a los maestros que ganaban $160 al mes y a todos los empleados públicos, el salario suplementario a los obreros agrícolas, las 40 horas a los policías, el voto a los 18 años, las autopistas, carreteras, escuelas, hospitales, edificios, facilidades, viviendas, servicios eléctricos, agua, alcantarillados y teléfonos como nunca antes.

Durante la primera campaña de Carlos Romero Barceló para Alcalde de San Juan propuso estudiar el construir un túnel de San Juan a Cataño. Pensando en el presente y el futuro. Se hizo estudios y aun no es posible, espero que pronto lo sea. Pero lo importante es la propuesta, el deseo de hacer grandes cosas por Puerto Rico. El que gobernar no es para unos pocos, sino para los muchos, para hacer grandes obras. Donde los “humildes son primero”.

Don Luis A. Ferré y Carlos Romero Barceló, y todos los de esas ideas como Pepe Alvarez, Ramón Luis Rivera, Santos Rivera Pérez, Alejandro “Junior” Cruz y Hernán Padilla, me sirvieron de ejemplo, y a todos los del PNP y a todos los puertorriqueños, para entender que la razón de ser del Gobierno es servir bien a la ciudadanía, promover el progreso y que debemos ambicionar, planificar y sacrificarnos para realizar grandes obras para el bienestar general de nuestro pueblo. Esa es la idea que me ha guiado para realizar cada una de las obras que hemos realizado en Cataño.

Dr. Carlos I. Pesquera

Nuestro candidato es un muchacho brillante, Carlos Pesquera ha corrido la infraestructura de este país los últimos seis años. No hay barrio donde su obra no se vea y beneficie a la gente. Tiene que ir mejorando en política, pero es un genio en lo administrativo y se pulirá en lo político. Es claro y sincero cuando habla, por eso el pueblo lo entiende, lo comprende y apoya.

Cuando Pedro Rosselló nos echó un balde de agua fría al anunciar el primero de julio de 1999 que no iba a la reelección, cumpliendo su promesa democrática de dos términos, el pueblo progresista entero favoreció a Carlos Pesquera. Había que escuchar a nuestros comunicadores radiales cómo lo favorecieron y en pocas horas lo aclamaron unánimemente como el sucesor.

Pesquera está probado por su trabajo con Rosselló y por Puerto Rico. Lo mismo que hizo con la infraestructura lo hará con todo el Gobierno de Puerto Rico. Porque su estrategia es la que nunca falla, la de Pesquera es trabajar sin cesar, en forma bien pensada, con las mejores mentes y brazos disponibles. El que mejor ha sabido construir puentes, autopistas, carreteras, Super Acueducto, Tren Urbano, edificios, escuelas y facilidades en la historia de Puerto Rico, de la misma forma sabrá administrar los programas sociales, educativos, médicos, financieros, reglamentarios, seguridad pública, viviendas, desarrollo económico y servicios públicos. Es lo mismo. Pensar, tener buena fe y buenos sentimientos, tener voluntad, ser decidido, planificar y realizar supervisando las obras para lograr objetivos claros y específicos. Para lograr los mejores resultados con la mejor calidad, productividad y economía de tiempo y recursos.

Este es un pueblo inteligente, no es el pueblo de los años ’40, se ha superado y estudiado, es un pueblo que pide explicaciones y pide justicia.

Este pueblo lo que quiere son funcionarios honestos, que sepan administrar y hacer obras. Personas que vengan a servir, pero que vengan con la verdad. Y los que le mienten al pueblo, el pueblo les da su merecido. Y ya verán lo que pasa en el 2000, si Dios quiere.

Don Carlos y Cerro Maravilla

Carlos Romero Barceló. Para mí, don Carlos es un ídolo, yo soy una persona que he aprendido mucho con don Carlos. Don Carlos es fuerte, es una persona que verdaderamente hay que respetarlo. Tiene una gran fuerza, pero también un gran corazón. Ya usted vio lo que pasó en Maravilla, esa “novela” como la llamo yo, no tenía razón de ser. Fueron doce años que su familia estuvo con eso. Estuve con Melinda Romero hace poco, y ella me dijo que “no sabes de los tiempos que nosotros pasamos cuando eso de Papi”, de Cerro Maravilla. Don Carlos siempre decía que él iba a testificar y que se iba a sentar, pero el Partido Popular no quería que le dejaran sentar, que no quería que estuviera presente la prensa. Cuando decidieron Marcos Rigau y Hernández Agosto sentarlo, recuerdo que yo estaba en una actividad en Corozal y dejé la actividad y me fui a oír cuando don Carlos le metió las cabras en el corral y acabó con esa novela. Aquello en Corozal y en todo Puerto Rico, creo que se hizo fiesta, nosotros los progresistas, porque si se hubiera hecho eso mucho antes con don Carlos, dejarlo sentar y hablar, don Carlos hubiera acabado eso mucho antes. Pero lamentablemente, como yo lo veo y con respeto a los Populares y a los que difieren de mí, pero yo lo veo como una cosa que sacaban cada vez que había elecciones para sacar ventajería política. Nunca se le pudo probar nada a don Carlos, porque don Carlos hizo su deber como Gobernador y lo más importante, el Pueblo de Puerto Rico nunca perdió la confianza en don Carlos. En el 1992, sabemos que él salió reivindicado y electo como Comisionado Residente.

Los políticos presos

Cuando usted comete un delito, está preso y sale en probatoria, con grillete o como sea, usted tiene que cumplir con las condiciones, por que si uno va a seguir haciendo lo mismo, lo van a dejar allí adentro. Estos señores, ya que se les ofreció el indulto, tienen que seguir con las restricciones. Con mucho respeto a todos los amigos, pero el pasado domingo estaba escuchando a Carlos Gallisá y Passalacqua que no están de acuerdo con el Presidente Clinton. Estos señores, lo que tienen que comprometer es que ellos no van a cometer ese mismo delito, porque por eso fue que cayeron presos. Si en la nación americana, si en la democracia vamos a indultar a una persona, de la cárcel a la calle, y hace lo mismo, ¿qué estamos haciendo?

Cuando son delitos, que no solamente son delitos que son prohibidos por Ley, sino que también ponen en peligro la vida y seguridad de otros seres humanos. Porque los delitos que estas personas han cometido son delitos que atentaron contra la vida de los demás. Máxime cuando una nación como la nación americana, que es el ejemplo de la democracia y el ejemplo de la ley y orden, definitivamente yo estoy de acuerdo conque ellos, si el Presidente los quiere indultar, que los indulte, pero también, tienen que tener sus restricciones. Si no tienen sus restricciones, verdaderamente, yo, de mi parte, yo los dejaría allí adentro. Por que, si van a volver a la calle, cometer las mismas fechorías o fechorías distintas, no van a ser ejemplos para la niñez y juventud que se está levantando, en estos tiempos difíciles, que tanta falta hace los ejemplos positivos pues vamos a volver a lo mismo. Pues, mire, que se queden allí adentro.

Robarse 7 millones de la Wells Fargo, quemar aviones de la Guardia Nacional, asesinar a soldados en Sabana Seca y comprarse un Porsche, eso no es patriotismo, eso es codicia. Eso es cuando uno quiere aparentar lo que no es. Si aquel señor o su padre tiene dinero y pueden tener ese vehículo, esa marca, Dios se los deje gozar, pero, venir y hacer lo que ellos hicieron, con la Wells Fargo y luego darse esa vida de lujo, no, no, eso no es hacer justicia y eso es lo que ellos dicen. Para nosotros, los que tenemos un poco de experiencia, ese buche no me lo trago yo. Allí tiene que haber otras cositas que ellos no nos lo van a decir, pero con algún fin lo están haciendo ellos.

Algunos dicen que el Presidente Jimmy Carter, cuando indultó a Lolita Lebrón, Cancel Miranda y Oscar Collazo (QEPD) y no le puso condiciones. Yo entiendo que sí le puso condiciones, pero si no, fue un grave error. A todos, hay que tratarlos igual. Que yo sepa, a todos los indultados se le imponen condiciones. Doña Lolita Lebrón, cuando salió prometió no usar la violencia y lo ha cumplido. O estamos indultando o no estamos indultando, no son ningunos angélicos, ni los cogimos rezando en la Iglesia. Los cogimos cometiendo delitos y delitos graves y hay que condenarlos. Delitos que van en contra de la nación y sus principios. Hay que ponerles unas condiciones y si no las quieren aceptar, pues, mire, el Presidente está siempre disponible, él no está preso.

Patriota, patriotismo o patriotero

Algunos piensan que ser patriota es cantar, ser emotivo con palabrerías, eso es retórica. Son expresiones de patriotismo, pero eso no es realmente ser patriota. Si se es sólo eso, es ser patriotero.

El ser patriota es querer lo mejor para su Patria. Es querer lo mejor para sus hijos, para nuestros vecinos, para nuestros hermanos. Ser patriota es pensar en el futuro de la Patria, es pensar en el futuro positivo. Ser patriota no es solamente cantar la cancioncita de ser patriota, el ser patriota no es solamente ondear la bandera de Puerto Rico. Ser patriota es querer a esta tierra, como la queremos todos los puertorriqueños, es trabajar y sacrificarnos, estar positivo de que vamos a tener un Puerto Rico mejor, porque pensando y actuando así es que verdaderamente se hace Patria.

El Doctor José Celso Barbosa decía que la Patria es la gente. La Patria es la gente y nosotros somos los que hacemos la Patria, los que trabajamos. La Patria como también ha dicho otro pensador que no recuerdo ahora “la Patria es el sudor de la frente”.

El que diga ser patriota y no trabaje por los pobres y necesitados, no es patriota. El que no permita que el impedido, el niño, enfermo o necesitado se pueda beneficiar en la mejor forma posible, como con los programas federales que le corresponderían, no debería decir que es patriota.

Pedro Rosselló y Cataño

El Dr. Pedro Rosselló, cuando corrió para gobernador en el ‘92 hizo un compromiso, hizo un compromiso con mi pueblo de Cataño de ayudarme a mejorar la contaminación que había en Cataño. Y ha hecho su trabajo tanto Miguel Cordero como el Dr. Pedro Rosselló nuestro Gobernador. Han invertido sobre $20 millones de dólares en la planta de Palo Seco que no pertenece a Cataño, pertenece a Toa Baja, y en la de Puerto Nuevo que pertenece a San Juan o Guaynabo. En bajar el azufre que es lo más que contamina el ambiente de estas industrias, de estas termoeléctricas de la Autoridad de Energía Eléctrica, de los generadores. Antes usted veía esas chimeneas y lo que tiraban era un humo negro, negro; ahora usted ve ese humo y es un humo blanco, humo limpio. Y eso ha mejorado grandemente. A parte de eso hemos logrado que la Gulf Petroleum, que pertenece a Bayamón, que es una empresa privada, invierta millones también para mejorar también la contaminación en Cataño y la calidad de vida, al igual que Molinos de Puerto Rico. Pero Miguel Cordero ha hecho un trabajo excelente en la Autoridad de Energía Eléctrica y yo como Alcalde de Cataño me siento muy agradecido y le doy las gracias tanto a don Miguel Cordero como al Gobernador Pedro Rosselló de todo lo que ha hecho por mejorar la contaminación de Cataño y porque el pueblo sea un pueblo más saludable, que es el compromiso que tenemos rumbo al nuevo milenio, al año 2000. Puerto Rico ha mejorado mucho en estos últimos años.

Aprendamos inglés

Algunos dicen que aprender inglés es eliminar el español. Yo no comparto esa opinión. Yo creo que caramba…si pudiésemos no hablar inglés ni hablar español, sino francés y aprender muchos idiomas, mientras más uno se supera, mientras más uno aprenda, pues más riqueza tiene uno, mejor se puede desempeñar. El mero hecho de que uno aprende inglés, que es el primer idioma en el mundo, es inglés y usted donde quiera que va usted puede hablar inglés. Usted puede ir a un país que no hablen inglés pero después que se hable inglés puede haber una persona que se exprese y sepa hablar inglés y usted puede servirle de intérprete. Pero no al contrario, creo que somos puertorriqueños y debemos sentirnos orgullosos del español pero también somos ciudadanos americanos que tenemos también que aprender el inglés.

Con el sudor de la frente

El orgullo más grande que puede tener un ser humano, que puede tener una persona y andar con su frente en alto, es que haya levantado su familia con su trabajo, con su sudor y que nunca haya que señalarle nada ilegal. Que nunca haya que decir que ese caballero levantó su familia y sus hijos mediante juegos ilícitos, mediante cosas, mediante algo prohibido por Ley, mediante algo ilegal. Que se diga que la levantó con el sudor de su frente, con su trabajo, con su dedicación, por más humilde que sea, pero la sudó con honra.

Yo disfruto de mi trabajo, yo me siento contento, feliz con mi trabajo y sinceramente siempre, no solamente como Alcalde, sino en los trabajos que he tenido, pues siempre lo he hecho con mucho cariño. Porque vuelvo y repito, soy un servidor público de carrera y la inspiración más grande que tengo, es que me encanta el servicio público porque me encanta ayudar a los demás, me encanta ayudar a aquél que está en el suelo, en el piso ayudarlo a levantar. Disfruto sobremanera cuando una persona tiene problemas y yo le puedo ayudar, le puedo resolver su problema, le puedo ver una sonrisa en su rostro. Tengo que confesar que algunas veces me frustro cuando no lo logro, pero trato de lograrlo y han sido más las satisfacciones que recibo, que las frustraciones.

Yo creo en la bondad del ser humano. Definitivamente creo que en cada ser humano hay mucho de bien. Que hay más bien que mal en el mundo, porque hacer el bien es bien difícil y se hace mucho bien, hacer el mal es fácil y comparativamente es menos el mal que el bien.

Yo creo que hay más cosas buenas que malas en el ser humano. Yo siempre he dicho que Dios no vive en cuatro paredes, Dios vive en cada corazón de cada ser humano. Si en cada corazón de cada ser humano está Dios y si está Dios lo tenemos todo. Sin Dios no tenemos nada.

Aquello que pasaba antes en Puerto Rico

Una de las cosas que a veces fallamos en Puerto Rico, era por ejemplo en la época de RHC, que el gobierno compraba una pintura tan barata que no se fabricaba para la venta, sólo para el gobierno, por eso a los tres o cuatro meses se clareaba. Se pinta la pared principal pero no las covachas o las escaleras. Pintan sin preparar bien la pared y se pierde la pintura que es sólo una décima parte del costo. Es que hacer las cosas bien es más económico que hacerla mal o medio bien.

Cuando yo tenía la guagua pública le cambiaba el aceite y filtro cada tres semanas. Para que estuviera siempre amolaita. Es que los carros en el gobierno, en la policía o en los municipios le dan paleta y paleta, que no se paran, corriendo siempre, y a veces no se ocupan de darle mantenimiento. Si no se le da mantenimiento no se pueden conservar, y si no se conservan no pueden durar. Por consiguiente dándoles mantenimiento, conservándolos, hay economías.

Es como todo, a una flor hay que echarle agua, a una amiga decirle cosas bonitas continuamente.

El primer Alcalde PNP de Guaynabo, Santos Rivera Pérez, que había sido sargento en el ejército, asignó un chofer a cada vehículo. Le pintó hasta el nombre en la puerta. Sólo ese chofer lo podía usar. Al finalizar su trabajo lo tenía que lavar, llenar de gasolina y guardarlo él mismo. Si le pasaba algo, él respondía. Es que la culpa es huérfana. No había breake para decir “eso no fui yo”. Eso funcionó muy bien porque uno de los problemas del gobierno es que bregan tantos con una misma cosa, que retrasan y complican cada gestión y luego no hay forma de imponer responsabilidades.

Si se mantienen bien los carros del gobierno, se evitarán los desperfectos y la pérdida de uso, se evitarán accidentes, porque los accidentes aumentan las reparaciones y las primas. Es una cadena. Por lo que se deben hacer cada cosa bien, de la mejor manera posible.

Antes de Muñoz Marín, desde la época de España, había camineros, a los cuales le asignaban un tramo de carretera. Esa era su responsabilidad. Daban premios a los tramos más bonitos. Vivían en las Casas del Caminero. Pero las eliminaron para hacer las brigadas, no tienen un tramo asignado; ahora nadie es responsable. Quizás se debería volver a lo de los camineros, donde cada cosa la haga una sola persona, si sale mal se sabe quién falló. Si trabajó bien felicitarlo y premiarlo, si falló de buena fe para ver cómo hacerlo mejor la próxima vez, si falló de mala fe para disciplinarlo.

Si a cada empleado público se le explica por el supervisor lo que tiene que hacer, se coordina la labor en reuniones, se le planifica la labor a realizar, se aumentará la productividad y se le podrá aumentar el sueldo. Hasta se podría competir con las empresas privadas.

En la empresa privada la oficina del dueño está al lado del mostrador, los mejores estacionamientos son para los clientes, el empleado atiende bien al que compra los bienes o servicios. El dueño del colmadito cuida bien su inventario porque cada pote que se dañe le duele en el bolsillo. Por eso el gobierno debe tratar de imitar a la empresa privada que en lo operativo es más económico y productivo que la empresa pública.

Yo siempre estoy bien pendiente a cada día mejorar los servicios del municipio. Hablo con la gente. Visito cada sector dos o tres veces al mes. El que está trabajando, está enfermo, o la ama de casa que no me puede ir a ver al municipio, yo los visito. Los empleados municipales saben que si atienden mal a alguien yo lo voy a saber bien pronto, por eso siempre tratan de atenderlos bien y así me ayudan, porque todo uno no lo puede hacer.

El que tiene un problema, lo que sea, me lo explica y trato de resolverlo. Nunca le digo que no a la soltá. Le escucho atentamente, trato de comprenderlo, sé que su problema es el más grande porque es su problema. Trato en todo posible por ayudarle. Si no puedo ayudarle le explico el por qué, lo dejo contento si le ayudo y también si no lo ayudo, porque sabe que hago todo lo posible por ayudarle. Si no le resuelvo un problema, siempre trato de ayudarle, sinceramente, y eso la gente lo entiende. Tan importante es saber decir que sí como decir que no. Lo importante es la comunicación con el ciudadano. Por eso contesto las llamadas inmediatamente o mis ayudantes le contestan para preguntarle si pueden ir ayudándole mientras puedo yo mismo contestarle, en muchas ocasiones le resuelven el problema al ciudadano y me informan luego. También contesto rápido las cartas y las solicitudes para entrevistas o visitas. Ese toque personal es esencial para un Alcalde.

Yo sé que el ser Alcalde es un trabajo de 24 horas al día. Las veces que me han despertado de madrugada es por cosas importantes, y siempre me encuentran, siempre estoy disponible.

Lo mejor que hizo Dios fue un día detrás de otro y sobre todo el trabajo, el trabajo honra y dignifica. Sea desde el más humilde trabajador, el mecánico, conserje, limpiabotas, hasta a aquel que es médico, ingeniero, abogado, arquitecto, el orgullo más grande que puede tener un ser humano es el que haya levantado a su familia con su trabajo honrado y que nadie pueda decir que ha sido convicto de nada ilegal o inmoral.

Que se debe ayudar al pobre y con justicia al rico, ayudar al pobre sin perjudicar al que produce los empleos.

Cuando se hace cualquier decisión hay que pensar en las consecuencias, porque de la mejor buena fe se ayuda en algo y a la misma vez se puede perjudicar a otros. Al hacer cualquier decisión, preguntar a los que saben sobre las consecuencias.

Cuentan de un Alcalde PNP que había en Ponce, Juan H. Cintrón, que fue un magnífico administrador y realizó grandes obras, pero no sabía decirle que sí a los suyos. Llegó el comentario al Gobernador Ferré y su ayudante Tomás Torres Muñoz, le comunicó la preocupación de que su liderato de barrios y sectores estaba muy molesto con él porque no los escuchaba ni atendía sus inquietudes o peticiones. Decidió escucharlos y hacerles unos favores.

Semanas después Tomás Torres estaba en la Plaza Las Delicias de Ponce, en una actividad, junto al Alcalde. Entonces Juan H. Cintrón vio a un Presidente de Barrio y le gritó: “Mira Fulano, estás contentito porque te empleé a tu hija”. El Presidente de Barrio se sintió tan abochornado que ni le respondió y a Tomás Torres se le quería caer la cara. En las elecciones del 1972 el PNP ganó en Ponce por 3,000 votos y el Alcalde de Ponce perdió por 3,040 votos.

Hay que aprender a decir que sí, porque el que está en política necesita de cada ciudadano para las próximas elecciones, hasta de los de la oposición.

Al correligionario hay que darle cariño, darle todo lo razonable y al adversario tratarlo con justicia y cariño.

Yo no soy un arbolito de navidad, no le puedo caer bien a todo el mundo, pero trato. Los escucho con atención y trato de resolverle sinceramente sus problemas. Cuando no le puedo resolver el problema, le explico con detalles y así le demuestro que he tratado de ayudarle. También al escucharle, me presentan varias cosas, de las cuales regularmente puedo ayudarle en algunas, y eso compensa.

La vida es problemas. Nadie es perfecto. Uno resuelve un problema y le salen dos. Lo importante es la actitud y la voluntad para resolver los problemas.

Pobreza del espíritu

Creo que la peor pobreza es la del espíritu, el negativismo, el dejar de luchar en la vida. Por eso siempre tengo una palabra de aliento para todos. Creo en enseñar a pescar más que en regalar pescados, porque el pescado se lo comen y el pescar le ayuda a comer el resto de su vida.

Hay dos tipos de personas, las positivas y las negativas. Los que construyen y los que destruyen. Construir es difícil, pero la vida es difícil, la vida fácil no es vida.

La vida es problemas y la vida se trata de resolver problemas. La vida no es fácil, y uno que tiene que levantarse todos los días para caminar por el camino positivo.

Hay pobres en lo material y pobres en lo espiritual. Para mí, la pobreza material no es malo, por que malo es el pobre espiritual. Después que uno sea rico espiritualmente, lo tiene todo. Lo material se queda cuando uno se va de esta tierra. No es así con la riqueza espiritual, cuando uno se va de la tierra, va directo a la Gloria y eso es lo que se lleva.

El rico para mí no es aquél que anda en un Cadillac o Mercedes Benz o que vive en una casa de medio millón de dólares, para mí, la persona rica es aquél que es rico espiritualmente. El que ayuda al necesitado y lo ayuda a levantar, ese es el que se gana a Dios, el que tiene buen corazón y Dios come corazones.

Hay personas que construyen y otros que destruyen. Yo construyo. Me gusta trabajar. El que destruye es vago, no le importa, es irresponsable y que no piensa en lo que se está haciendo para el bien de todos. Yo puedo hacer obras para el pueblo, porque me gusta construir y luego, a aquella cancha, puede venir alguien y la vandaliza, la destruye pero también se destruye a sí mismo. A ese hay que castigarlo, aunque se castiga a sí mismo.

Los problemas hay que estudiarlos y buscarle solución, porque son chichones que si no se extirpan se convierten en cáncer. Por eso en esta vida tan cambiante, hay que mantenerse al frente de los problemas antes de que se conviertan en una crisis. Si no se confrontan y solucionan los problemas, crecen y es peor.

Lo difícil no es caer, sino cómo levantarse. Cuando se comete un error hay que admitirlo inmediatamente, así podrás dormir bien de noche.

Yo le digo a mis Ayudantes que prefiero cometer errores haciendo que por dejar de hacer. Nadie es perfecto. Que soy el primero en defenderlos si el error es de buena fe, pero que no admito errores de mala fe y soy el primero en condenarlos. Entre un ayudante fiel o inteligente, prefiero al fiel, porque los conocimientos técnicos se pueden comprar, pero la lealtad se gana, se tiene o no se tiene. Es que algunos no pueden ser leales, desde pequeños no le enseñaron el valor de la amistad. Me disgusta el vago y el irresponsable. Entre un inteligente y un responsable, prefiero al responsable.

Yo soy leal con mis amigos y exijo me reciproquen, les perdono sus errores e imperfecciones humanas, pero a la tercera vez que me fallan, los alejo. Nunca tengo mal pensamientos con nadie, el ayudar y tratar de ayudar a otros ocupa todo mi tiempo. La ira, envidia, rencor y miedo son pensamientos que paralizan y hacen daño al que los mantiene. Hay que echarlos fuera de nuestra mente.

La política es abajo. Se gana o se pierde en política en el contacto directo con la gente. La prensa, la radio y la televisión dicen tantas cosas, tantas que son contradictorias, que lo que influye en el elector es sus experiencias y el contacto directo con los demás. Especialmente cuando habla con el familiar, vecino, amigo o compañero. Por eso visito continuamente, para saber y entender lo que está pasando. Para que me expliquen lo que sienten y por qué se sienten así.

El futuro de Puerto Rico

Yo sueño con un mejor futuro para Puerto Rico. Sueño en las cosas que se deberían hacer, que se podrían hacer. Ya tenemos una buena base. Se podría hacer un carril exclusivo de San Juan a Mayagüez y de Mayagüez por Arecibo a San Juan, y desde Ponce por Guayama a Fajardo y a San Juan. Tal vez que el Pueblo de Puerto Rico pueda hacer un túnel de Caguas a Ponce. Si queremos podemos y con Pesquera lo que se puede hacer es ilimitado por el bien de Puerto Rico, pero no podemos detener el progreso. Eso está en las manos y el voto de cada puertorriqueño.

Sueño que debemos redoblar esfuerzos para mejorar nuestras viviendas. En eso podemos hacer mucho. Tenemos que aceptar que no usamos bien el poco terreno que tenemos. Veo cómo se hace en otros sitios, en los Estados y en Europa, que las casas son de tres y cuatro pisos en hileras, pegadas, pero que tienen espacios interiores y rápidas su construcción en acero, para la rehabilitación en su sitio. Que el Gobierno construya lo básico y las entregue semi terminadas para que la familia las termine. También el que se promueva, se ayude, la construcción de las segundas plantas en las urbanizaciones para que eso economice los costos de carreteras, electricidad, agua y alcantarillados.

Pienso en unos servicios médicos adicionales de la tarjeta de salud, con servicios extendidos. Con todos los niños en lugar de ir a la escuela 4 ó 5 horas, que se les atienda, que estén, 8 ó 9 horas aquellos que puedan estar. Porque ahora trabaja el padre y la madre fuera del hogar.

Creo que el buen futuro depende del trabajo y no de la suerte o la jaibería. Que el puertorriqueño se dedique al trabajo, al esfuerzo, que dependa de su trabajo, del sudor de su frente.

Yo veo un Puerto Rico en el futuro positivamente. Yo veo a Puerto Rico, que el futuro nos depare, que va a ser un futuro de prosperidad y de cosas buenas y cosas positivas. Yo sinceramente veo mucho en la juventud, en la niñez que es el futuro de esta Patria y yo creo mucho en la juventud. Y yo veo una juventud positiva. Se habla mucho de la juventud y en la juventud habrán dos o tres que verdad no toman el buen camino, pero la gran mayoría de nuestros jóvenes, son jóvenes que se quieren superar, que quieren estudiar, que quieren ser algo en el mañana, algo positivo para esta Patria.

Yo veo un Puerto Rico que verdaderamente va a crecer, que va a caminar sobre sus pies y vencer sobre los males sociales que nos preocupan en el día de hoy, en este año 1999. Veo bien positivo de aquí a 10 ó 15 años. Que hemos trabajado para el presente y el futuro, que hemos construido sobre bases sólidas los cimientos para nuestro futuro. Puerto Rico va a sufrir un cambio drástico, pero positivo para seguir hacia adelante. Yo creo que lo que se ha hecho y lo que ha hecho el gobierno va a ser positivo para todos los puertorriqueños y para todas las futuras generaciones y por consiguiente veo un Puerto Rico mucho mejor, de más prosperidad, de mejor calidad de vida y sobretodo, de unos ciudadanos ejemplares para hacer de Puerto Rico lo que queremos, y sentirnos orgullosos de ser Puertorriqueños.

Yayí en Vieques, después de Cataño, es el lugar más bello del mundo que he conocido. La arena es suavecita, el agua cristalina, los arrecifes de todos los colores y el cielo azul brillante.

Hacía 13 años, desde que soy Alcalde, que no tomaba vacaciones de más de dos o tres días cada cuatro o seis meses y decidí dedicarlas a la causa de los conciudadanos de Vieques. Sólo en Vieques, porque los puertorriqueños no tenemos poder político, la Marina abusa como no hace en ningún otro Estado o Territorio, u otro sitio en el mundo.

Bajo las estrellas, con la luna llena, decidí escribir mis memorias. Quitándole tiempo al sueño.

Algunos pensarán que perderé el tiempo, que nadie leerá las memorias de un puertorriqueño humilde al que lo acusan de loco y yo a veces pienso tienen razón, pero poco me importa, me resbala, porque me puse lanolina con un ungüento que me consiguió Ferdin Carrasquillo, el compañero Alcalde de Loíza. Poco a poco, con una palmolive en la mano y bajando suavecita, comencé a escribir lo que vas a leer.

Algunos pensarán que no tengo que aportar, pero eso lo decidirá el amigo lector que termine de leer este libro. Que espero sea la mayoría.

Playa Yayí, Vieques – agosto de 1999.

Lo ultimo en política de Puerto Rico/USA

Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/
Para trabajar por la Estadidad: https://estado51prusa.com Seminarios-pnp.com https://twitter.com/EstadoPRUSA https://www.facebook.com/EstadoPRUSA/